El peligro de instalar piletas de lona en terrazas y balcones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 2 Dic 2020

 La pandemia de coronavirus y la crisis económica hicieron que muchos rosarinos se vuelquen a la pileta de lona para poder disfrutar del verano y mitigar las altísimas temperaturas. Sin embargo, especialistas advierten que no se las puede instalar en cualquier lugar. Es importante analizar cuestiones técnicas para no tener que lamentar incidentes.

Los fabricantes de piletas sugieren evitar su instalación en lugares de altura por razones edilicias, ya que puede ser un riesgo. En tanto que desde la Municipalidad sugieren inspeccionar estructuras antes de montar cualquier tipo de pileta para evitar accidentes.

Ante los altos precios para irse de vacaciones, muchos optan por pasar el verano en casa. Por eso hubo un boom de ventas de las piletas Pelopincho. La empresa que las fabrica ya se quedó sin stock desde principios de noviembre. Hay que tener en cuenta que el precio de las piletas familiares va desde los 4 mil a los 60 mil pesos, según el modelo, y pueden durar más de una temporada si se las cuida bien.

Piletas en balcones

Muchos que viven en departamentos se entusiasman con la posibilidad de instalar una pileta en algún balcón. Creen que lo importante es que el balcón tenga espacio para que entre la pileta, pero el tema es otro: la estructura.

Ver: Cómo mantener el agua de la pelopincho impecable

"Un balcón está estimado para una sobrecarga de 500 kilos por metro cuadrado y una pileta de medio metro de alto carga justamente esa cantidad. Es decir que en un balcón el peso límite que podría soportar es sólo de la pileta, ni siquiera con una persona metida dentro", apunta el ingeniero civil Federico Siri al ser consultado por La Capital. sobre los cuidados a la hora de instalar una pileta de lona.

Muchos compran una pileta chica y el balcón o la terraza suele ser el lugar elegido, pero no tienen en cuenta el peligro que representa.

Piletas en terrazas

"En una terraza accesible, el techo suele soportar 200 kilos por metro cuadrado, es decir que se podría colocar es una pileta de 20 centímetros de altura", explica Siri, quien inmediatamente aclara: "La realidad es que como están calculadas las terrazas no se pueden colocar piletas, pero como las estructuras son un poco más fieles las colocan igual y no suelen tener inconvenientes". De todos modos, la inspección previa a la instalación es clave.

En ese sentido, el ingeniero apunta que en la década del noventa, "la construcción se empezó a alivianar y, por lo tanto, pasó a ser menos resistente. Y si bien es más eficiente de acuerdo a que requiere menor cantidad de material a la hora de poder soportar la misma cantidad de carga, no tiene la dimensión de otras épocas".

Ver: Un niño murió electrocutado al salir de una pileta en Tunuyán

A su vez, desde Printemps, empresa distribuidora de piletas Pelopincho, sostuvieron que la instalación en balcones y terrazas "no se aconseja para nada, más allá del peso que pueda soportar la estructura". Esa aclaración viene a colación de que mucha gente "suele comprar el tamaño más chico para colocarla en un balcón, pero le decimos que no es aconsejable", aclaran desde la empresa.

Desde Defensa Civil de la Municipalidad recalcaron algunos puntos básicos antes de armar la pileta. "Cada caso es particular, pero la recomendación es verificar con un personal idóneo la resistencia de los materiales de la estructura donde se va a instalar. Eso tiene que ver con los litros de agua que lleva y el peso total de cada pileta", indicó Gonzalo Ratner, titular del organismo.

El funcionario marcó que se debe tener especial cuidado en ese punto si se trata de techos, balcones o terrazas, que además deben estar impermeabilizados para evitar filtraciones. "En esta época, además, hacemos mucho trabajo de prevención en el hogar. Por eso insistimos en que los niños no pueden quedar solos, siempre deben estar acompañados de un adulto. No importa si la pileta es de lona y tiene poca profundidad, hay que evitar accidentes", alertó Ratner.

Fuente: La Capital.

Esta nota habla de: