Aires acondicionados: se pueden usar pero con recaudos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 29 Oct 2020Jueves, 29/10/20 atrás

Frente a la llegada de las temperaturas más elevadas, el interrogante no deja de surgir en el marco de la pandemia de Covid-19 que hoy tiene en vilo a la humanidad: ¿Es conveniente o no utilizar el aire acondicionado para poder refrescar los ambientes?. El doctor Sergio Saracco, miembro de la Sociedad Iberoamericana de Salud Mental, detalló a Mendoza Post que su utilización es posible siempre y cuando se tomen los recaudos necesarios, sobre todo en espacios públicos.

En primer lugar, el especialista diferencia entre la utilización de los aparatos en el interior de los hogares y en sitios de tránsito compartido, como los restaurantes, los supermercados y los centros comerciales, entre otros. "A nivel domiciliario no hay mucha diferencia porque si se toman todos los recaudos necesarios para que el virus no ingrese al domicilio y no contagie a los integrantes de la familia, que haya o no aire acondicionado no modifica mucho las cosas", aclara Saracco.

En este sentido, explica que es prioritario -tal como se viene advirtiendo- el uso correcto del tapaboca o barbijo (siempre cubriendo nariz y boca), el distanciamiento entre las personas, la ventilación de los ambientes, la no acumulación de personas en un mismo espacio, el lavado de manos, la correcta desinfección de superficies.

No a menos de 25 grados.

Pero sobre todo, no hay que olvidar que el virus "está presente en las secreciones respiratorias y que si es expulsado por una persona que ha adquirido, queda flotando en el aire por al menos dos horas". Por eso, si las personas tienen la protección adecuada y en el salón existe una ventilación por donde sea posible recambiar la circulación y al mismo tiempo no se exponen a la salida de aire que tiene el aparato, los riesgos se van a minimizar. Su suma a los cuidados básicos la importancia de no congestionar los ambientes con personas ni permanecer por períodos extensos.

Un simulador demuestra cómo se contagia el coronavirus en el aire

En un clima semi desértico, donde la temperatura comienza a sentirse en el paso hacia los meses de mayor calor, la utilización de aparatos para volver los ambientes más confortables no es un punto de menor importancia. De hecho, de acuerdo a los datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) en noviembre de 2019 se registró una temperatura media de 24 grados centígrados. 

Un aspecto importante, es que la temperatura de los aires no debe ser inferior a los 25 grados centígrados. Esto es porque "si nos da frío, esto afecta las vellosidades internas de las fosas nasales que junto a la mucosidad hacen las veces de protección o barrera que atrapa a los gérmenes". Asimismo, la velocidad del motor en la que funciona el aire debe ser la mínima para que el flujo de aire no llegue directo a las personas, destaca el especialista.

Lo cierto es que, de acuerdo a estudios recientes, el virus persiste más tiempo en tanto es más baja la temperatura y mayor la humedad. Mientras que en ambientes secos y cálidos se deshidrata.

Otra recomendación es que cada sitio que se acondiciones frente al aumento de la temperatura, es que exista una ventana hacia el exterior, aunque esto implique un menor rendimiento del aparato. "Es fundamental que el aire se recambie y que no haya recirculación", aclara Saracco.

La baja carga de personas dentro de un mismo espacio es otro punto insoslayable, junto a la utilización de filtros del tipo "HEPA", que garantizan el 90% de filtrado de los gérmenes.

Ventiladores de techo, desaconsejados

Respecto del uso de ventiladores de techo y de pie, Saracco enfatiza que en sitio de uso compartido sí están desaconsejados, debido a que plantean una circulación forzada del aire. "Mientras más barreras protectoras utilicemos siempre que salgamos mayor será la protección contra el virus y menor el riesgo de contraerlo", recuerda el especialista.

Demanda "normal"

Por estos días, la demanda respecto de la instalación de aires acondicionados no representa mucha diferencia en comparación con la misma época del año pasado. "La demanda no es muy alta como en otras épocas, pero tampoco es baja", detalla Leonardo Morellato, técnico en electrónica y aires acondicionados.