La Jefa de Bomberos Voluntarios de San Carlos: "No me da miedo nada" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 24 Mar 2021

Carmen Gauna dice que no le tiene miedo a nada y que "hay que estar un medio loco para estar acá". Es la jefa de Bomberos Voluntarios de San Carlos.

En una entrevista que le hizo El Cuco Digital, Carmen contó que su vocación viene de chica, "cuando tenía unos 7 años, por proteger a mi hermana que no se fuera a quemar con una vela, me envolví un nylon, ¡un nylon!, en la mano y me quemé, obviamente."

Entró al cuerpo de bomberos como secretaria y unos años después logró unirse al cuerpo activo y salir a ayudar. En 2015 asumió como comandante del cuartel que actualmente cuenta con 15 voluntarios, 6 mujeres y 11 hombres.

Carmen en plena acción

Confesó que tuvo que soportar algunos prejuicios por ser mujer: "Cuando me eligieron en 2015, algunos cuarteles no estuvieron de acuerdo por el hecho de ser mujer", pero asegura que "Ha habido un cambio bastante grande. Ha habido un paso gigante en la manera de pensar y es bueno que esto sea así. Más que nada que los varones acepten porque aún quedan algunos que no aceptan que una mujer sea quien dirige una intervención, tome decisiones y se ponga al frente. Me fue difícil, pero creo que ahora están entendiendo que una mujer puede comandar una asociación de este tipo."

Bombero iba al nacimiento de su hijo y rescató a una familia en el Valle de Uco

Aunque sea la comandante y organice las capacitaciones, sale junto con los otros tripulantes a atender las emergencias: "Es lo que me gusta, es lo que siempre me gustó, no le tengo miedo a nada. He estado en accidentes, incendios grandes, hemos tenido incendios bastante grandes. Hay que enfrentarse a eso, pero bueno, para eso estamos. Por ahí también en accidentes graves en los que hay que sacar gente atrapada, gente que no conoces, pero con vocación uno hace hasta lo imposible para enfrentarse a esas cosas. No me da miedo, nada me da miedo."

Y la otra de sus tareas es juntar fondos para el cuartel: "Entre todos hacemos bolsitas de orégano para vender, entre todos hacemos la venta de empanadas. Todo esto ayuda para el personal porque, justamente como no cobran nada, eso se destina al personal. La mayoría trabaja en fincas, otros son albañiles. No tengo profesionales como maestros o médicos, sino gente que trabaja en la tierra. Entonces con mucho esfuerzo se decidió entre todos darles una mano ya que no le podemos dar un sueldo."

En el cuartel organizan ventas de empanadas para ayudar a los bomberos

Brigadistas mendocinos fueron a ayudar contra el fuego en la Patagonia

Esta nota habla de: