Arzobispo Colombo: "No creo que esto sea parecido a 2001"

El referente de la Iglesia Católica en Mendoza pidió participación de todos los sectores de la sociedad para que el país salga a flote.

Arzobispo Colombo: "No creo que esto sea parecido a 2001"

Por: Mendoza PostMiércoles 13 Abr 2022

 En el marco de la Semana Santa que vive la comunidad católica Argentina, el Arzobispo de Mendoza, Monseñor Marcelo Colombo se refirió a la difícil situación por la que atraviesa el país y la provincia de Mendoza, marcados por los altos niveles de pobreza, indigencia e inflación.

En diálogo con el programa Te digo lo que pienso que conduce Ricardo Montacuto por radio Nihuil,  el religioso indicó que "Dios no se deja ganar en generosidad y aún en situaciones de dolor, Él nos acompaña y sostiene".

Respecto a la realidad del país, Colombo dijo que les preocupa la grave situación  económica que  vive la gente.  "Todos nos sentimos involucrados en buscar el modo de sostener a los más frágiles. La parte más difícil es alentar el encuentro y el diálogo . Además, la seriedad del diálogo, porque estamos en una crisis que requiere de la participación de todos los sectores".

Monseñor Marcelo Colombo

Ver: Semana Santa: Lavalle realizará una cabalgata que unirá varias capillas

"Creo que no habrá un estallido social como en 2001 y que el camino recorrido nos lleva a pensar que por ahí no es . Creo que  hay voluntad de no caer en esa dinámica sino de  buscar el modo de fortalecer lo que teneos y salir a flote y mejor".

 "El mensaje para esta Semana Santa es una invitación a estar unidos, a escucharnos y alentarnos unos a otros para salir adelante".

Ante la pregunta de si Dios existe, teniendo en cuenta los numerosos casos de inseguridad que se han registrado en la provincia, con víctimas mortales, explicó que " Dios existe y ha creado un mundo con sus reglas y libertades. En esos casos de inseguridad hay responsables concretos. Hay que preguntarse qué hacemos para modificar esas conductas sociales y para estar presentes antes de reclamarle a Dios, para hacerle notar que por ahí no va la cosa. Qué hacemos para crecer en este marco que tiene connotaciones casi anómicas y no llegar a la infracción y la violencia".

Esta nota habla de: