Benjamín: el hombre trans que se hizo un aborto clandestino - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 5 Dic 2020

En estos días en los que se debate en el Congreso el proyecto para legalizar el aborto, la historia de Benjamín Génova, un hombre trans que tuvo una hija a los 15 y volvió a quedar embarazado a los 17, intenta mostrar otro lado del asunto.

Benjamin (nacido y criado como niña en una zona rural de Río Negro), dice que sufrió mucha violencia por parte de su padre porque nunca aceptó su condición.

Por eso, se escapó de su casa cuando tenía 14 y a los 15 años tuvo su primera hija. Volvió a la casa de los padres pero un año después no soportó más y se volvió a ir. Esta vez, dejó a su hija con los abuelos.

"Un año después, a los 17, me encuentro en esta situación en la que me entero que estoy embarazado otra vez. Lo primero que pienso es 'no lo puedo tener, no lo quiero tener y no lo voy a tener'", dijo a Infobae.

En el jardín de infantes, en los '80

Decidió interrumpir el embarazo en forma clandestina y asegura que fue un acto de responsabilidad: "Sí, responsabilidad. No tenía un trabajo fijo, sobrevivía vendiendo pan relleno por la calle, pedía cigarrillos a los que pasaban. No tenía educación, sólo había tenido intentos frustrados de empezar el secundario, no tenía un lugar fijo donde vivir. Mi hija había quedado en lo de mis viejos porque yo no le podía dar nada, ¿cómo iba a tener otro hijo?", cuenta él, que ahora trabaja en la Dirección Provincial de Diversidad y está estudiando para ser docente.

Postergan la firma del dictamen sobre IVE para el miércoles

El aborto no salió bien y Benjamín terminó internado Le hicieron un legrado: "Cuando me desperté de la anestesia, ya en una sala común, veo entrar a un policía. Me empezó a preguntar qué había tomado y a decirme que no mintiera, que si había tomado pastillas o me había metido algo lo iban a encontrar. 'Tarde o temprano nos vamos a dar cuenta', me decía, no sé, cosas horribles. Yo le recontra juré que no había tomado nada porque tenía terror, no le podía decir a la policía 'sí, tomé algo, no puedo tener otro hijo, no tengo nada para darle".

El proyecto enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo que empezó a debatirse, establece que "no es delito el aborto realizado con consentimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional".

A los 20 años, Benjamín ya estaba trabajando y su vida más estable: "En ese contexto conozco a un chico y al poco tiempo nos enteramos del embarazo. Fue mi decisión seguir adelante esa vez, porque ahora sí podía, sí quería, le podía dar de comer, comprarle ropita, pañales, y tenía al lado a una persona que se hizo cargo, que me dijo que iba a acompañar mi decisión, que estuvo presente y sigue estando presente hasta el día de hoy".

Benjamín luego de los tratamientos

En 2013 arrancó con el tratamiento de hormonización, después hizo el cambio registral para que su DNI dijera Benjamín, y todavía está peleando para poder actualizar los DNI de sus hijas (porque las partidas de nacimiento tienen su nombre anterior). El mismo día en que su hija mayor cumplía los 15, él entraba a un quirófano para sacarse las mamas.

Sus hijas -las llama "mis nenas"- ya tienen 20 y 15 años y tienen una gran relación. La mayor vive en pareja con un varón trans; la más chica, con él.

Benjamín ahora es funcionario provincial 

 Aborto: La Iglesia convocó a una jornada de oración el 8 de diciembre

Esta nota habla de: