Godoy Cruz y la UNCuyo buscan promover la movilidad peatonal - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 28 May 2021 26 días atrás

La Dirección de Planificación Urbana de la Municipalidad de Godoy Cruz, junto a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo, lleva a cabo un proyecto de investigación que busca fomentar que los vecinos y vecinas elijan medios de movilidad no motorizados para realizar sus actividades diarias.

Para ello, ambas Instituciones trabajan sobre una herramienta que permita evaluar la calidad y determinadas características de la vía pública. Estas son el estado de las veredas, la iluminación y el equipamiento disponible. Además, el equipo de investigación incorpora las vivencias de las personas, en especial de las mujeres, jóvenes y niñas. De esta forma, se conocen las percepciones que el espacio público genera sobre ellas.

En consecuencia, se busca llegar a propuestas de mejora que incentiven la movilidad a pie. A partir de ellas, se proyectarán y planificarán ciudades resilientes, participativas y sustentables.

¿Para qué se aplica el índice?

El índice sirve para analizar qué tan amigable es una zona o área. Esta certeza se relaciona con la posibilidad de que las personas realicen sus actividades cotidianas caminando, en lugar de elegir medios motorizados.

Ver también: Después del Zonda, baja la temperatura en Mendoza

Para esto se tienen en cuenta aspectos cuantitativos y cualitativos. También busca que las personas aporten su percepción sobre el espacio y sean parte de las propuestas de intervención a futuro.

¿Cuáles son los beneficios?

El índice de caminabilidad ya ha sido aplicado en grandes ciudades. Algunas de ellas son Buenos Aires (CABA) en nuestro país, Curitiba (Brasil), Nueva York (Estados Unidos), Bogotá (Colombia), Sofía (Guyana).

La evaluación asigna un puntaje a cada tramo de calle, que permite visibilizar si el índice de caminabilidad es óptimo, bueno, regular o malo. En base a esa valoración, se planifican las mejoras.

Ver también: Trágico: 202 muertes en una semana por coronavirus

Ciertamente, tener barrios y ciudades con índices altos trae numerosos beneficios. Ventajas en lo económico, social y ambiental, ya que están directamente relacionadas con la salud y el bienestar, la seguridad y la equidad. Además, generan ciudades más atractivas y eficientes.

Es por esto que estudiar las condiciones de los espacios públicos existentes permite proyectar propuestas de mejora que sean concretas y en base a datos reales. Por consiguiente, los entornos que se construyan serán seguros y adecuados a las necesidades de la comunidad.

Esta nota habla de: