Imputaron a policías puntanos por torturar y matar a una mendocina

El caso de Florencia Morales ocurrió durante el aislamiento por la pandemia de coronavirus. La mujer fue detenida por incumplirlo, pero apareció muerta en una celda: había sido estrangulada.

Imputaron a policías puntanos por torturar y matar a una mendocina

Por: Mendoza PostViernes 6 May 2022 16 días atrás

 La Justicia de San Luis  resolvió ampliar las indagatorias de los cuatro policías procesados por la muerte de Florencia Magalí Morales,  la mujer de 39 años que en 2020 apareció ahorcada en una comisaría de esa provincia, al considerarlos "coautores de los delitos de torturas agravadas por el resultado muerte".

Además, el tribunal solicitó "una investigación exhaustiva de la conducta desplegada por el médico forense que practicó la primera autopsia, a fin de establecer si el mismo incurrió en los delitos de encubrimiento agravado", agregaron las fuentes.

La decisión fue tomada por el Tribunal de Impugnaciones de la Segunda y Tercera Circunscripción Judicial de la San Luis, que resolvió que el Juzgado Penal a cargo de Jorge Pinto continúe con la investigación.

La mujer murió en 2020.

En sus fundamentos, la Justcia entendió que los policías imputados " se ampararon inicialmente en la infracción al art. 205 del C.P., cuando sabían que solo debían demorar a F.M.M. unos breves minutos para recabar sus datos personales y de forma inmediata debían conducirla a su domicilio particular para evitar que circule en la vía pública. Por lo tanto, la conclusión no puede ser otra que: su detención por la ausencia de motivos legítimos que la justificaran fue, de inicio, a todas luces abusiva y por lo tanto ilegal".

El hecho: 

Los hechos investigados se produjeron la mañana del 5 de abril de 2020, cuando Morales se retiró de su domicilio en bicicleta, en Santa Rosa de la Conlara, lo que quedó registrado por las cámaras de video de un banco y corroborado por testigos.

A metros de la seccional, Morales fue interceptada por el subcomisario Clavero, quien le indicó que debía ingresar a la comisaría, lo que la mujer hizo tras dejar su bicicleta en la calle. De los elementos reunidos surgió que en la dependencia se ordenó que la mujer quedara detenida, incomunicada y alojada en una celda por violación al ASPO, pese a que no existió orden, al menos escrita, de ninguna autoridad judicial.

Ver más: Orozco firmó con Nación un acuerdo para una importante obra hídrica

Una vez reducida y privada de su libertad, Morales fue llevada al Hospital de Santa Rosa del Conlara para que la revisara un médico de turno, quien constató que no presentaba las lesiones en los brazos y otros sectores del cuerpo que se detectaron luego, cuando fue hallada ahorcada. En base a dichos de testigos y de algunos policías, nuevamente en la seccional, Morales gritó, golpeó puertas y pidió ser liberada para cuidar a sus hijos que habían quedado solos en su casa.


Finalmente, fue hallada muerta por asfixia, con un cordón alrededor del cuello, en una celda que, según los propios policías de la dependencia, no estaba en condiciones de ser utilizada.

  Leer más:  Desde hoy el pan, las tortitas y las facturas son más caras

Esta nota habla de: