Dos de cada tres personas que entran a la terapia no salen con vida

Según el médico terapista Arnaldo Dubin, "la cantidad de camas ocupadas que hay, las terapias desbordadas o el desgaste del personal influye directamente en la atención de los pacientes".

Dos de cada tres personas que entran a la terapia no salen con vida

Por: Mendoza PostSábado 5 Jun 2021

Mientras el país atraviesa la segunda ola de la pandemia por coronavirus y en medio de las restricciones que aún siguen vigentes, la cifra de víctimas fatales se elevó a 80.411, quince mil más que un mes atrás.

Arnaldo Dubin, el intensivista e investigador de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, mencionó un dato alarmante en una entrevista que brindó a la agencia de noticias NA: dos de cada tres personas que ingresan a la terapia intensiva no salen con vida.

El promedio diario de fallecimientos a causa del virus no parece descender a pesar de las medidas de restricción y el confinamiento dictados por el Gobierno nacional y el porcentaje de ocupación total de camas en las unidades de terapia intensiva es hoy de 78,2% en la nación y de 75,7% en el AMBA.

Los pacientes que permanecen internados en las distintas UTI del país son al momento 7.668.

"El sistema sanitario está colapsado por insuficiencia de recursos físicos, tecnológicos, humanos de insumos y de medicamentos. Las terapias intensivas están desbordadas, no sólo por la cantidad de camas ocupadas sino también por la fatiga terminal de enfermeros, kinesiólogos y médicos que afecta directamente la atención de los pacientes", explicó Dubin.

Ver: Mendoza sigue con parámetros de "alarma sanitaria" por el Covid

El médico que trabaja hace más de 40 años en el área de terapia intensiva, comentó un estudio realizado en nuestro país y que se publicará en Lancet Respiratory Medicine, en el que se analizaron las causas de la mortalidad en pacientes críticos ventilados mecánicamente durante la primera ola de la pandemia".

"Predeciblemente, la muerte correlacionó con la gravedad de la enfermedad, las características del paciente como edad y comorbilidades, y las modalidades del tratamiento. Sin embargo, hubo otros dos determinantes independientes de la mortalidad. Uno fue la intubación fuera de la terapia intensiva, lo que ahora es una práctica común. El otro fue el mes de ingreso", según explicó Dubin.

Ver también: En qué zonas rige el aislamiento estricto este fin de semana

Y agregó: "Los pacientes que ingresaron a terapia en octubre del año pasado no fueron atendidos como los que entraron en abril, a pesar que en octubre había más conocimiento de cómo tratar la enfermedad. Ya para octubre el personal estaba fatigado. Contrariamente a lo que habitualmente sucede en una enfermedad nueva, la mortalidad fue aumentando como consecuencia de la creciente tensión que tuvo el sistema sanitario. En estos momentos, la tensión ha llegado a su máximo punto. Estos resultados permiten entender porque el colapso sanitario se expresa como un abrupto incremento en la mortalidad".

Para el intensivista, si bien la segunda ola se transita en Argentina como en otros países del mundo, y a pesar de las restricciones, "sigue siendo alto el número de contagios diarios".

Esta nota habla de: