Cuáles son los desafíos ante un aumento de la pobreza en Mendoza

La provincia sumó en la segunda mitad del año pasado casi 60 mil nuevos pobres. Esto se ve en los comedores comunitarios y en la asistencia estatal que nunca alcanza. ¿Cómo sigue?

Cuáles son los desafíos ante un aumento de la pobreza en Mendoza

porFederico Lemos
Editor Post

 La pandemia por el coronavirus paralizó no solo la vida social del mundo el año pasado, sino que dejó -y todavía deja- consecuencias gravísimas en la economía. Con el tiempo, podemos observar en números fríos cómo le fue a la Argentina y a Mendoza durante el forzado aislamiento social, preventivo y obligatorio (aspo) para evitar mayor cantidad de contagios.

Este miércoles se conocieron los números de la pobreza del segundo semestre del año pasado en el país y los datos no son alentadores. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) informó que unos 19 millones de argentinos son pobres, lo que indica que creció al 42% hacia fines de 2020; mientras que en el Gran Mendoza, fue del 44% es decir, 451.644 personas están por debajo de la línea de la pobreza.

Esto quiere decir que de un año al otro, más de 58 mil personas cayeron en la pobreza en nuestra provincia. A muchos estos datos no les sorprendieron ya que se veía venir por la paralización de gran parte de las actividades que mueven la economía. Con la apertura de los últimos meses, la situación ha mejorado pero será un año difícil.

Ver: Más de 58 mil mendocinos cayeron en la pobreza en 2020

El subsecretario de Desarrollo Social de Mendoza, Alejandro Verón, comentó a Mendoza Post que estos datos no lo sorprendieron aunque "suene duro" pero señaló que coincide con las declaraciones del ministro de Desarrollo Social de la nación, Daniel Arroyo, que "estamos en una situación crítica".

Pero para Verón este número duro de la pobreza que vemos hoy tiene varios factores y uno de ellos es el estructural. "Es difícil que los índices de pobreza bajen del 30% en el país. Del 2000 a acá, salvo algún que otro año con viento en cola a favor, siempre estuvimos alrededor de este porcentaje", expresó el funcionario.

Por supuesto que hay que tener en cuenta la inflación que cerró el 2020 en Mendoza con un acumulado del 36% algo que recae directamente en los precios de los alimentos y que golpea a los sectores de menos ingresos.

Pero no es lo único que marca el subsecretario: "A esto se le suma la pandemia. Es la foto de una economía parada y esa conjugación de cosas provoca que no sorprenda, sí que duela".

60% de chicos pobres

En estos fríos y duros números está el dato del Indec que señala que casi el 60% de los chicos es pobre. "En cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, se destaca que más de la mitad (57,7%) de las personas de 0 a 14 años son pobres. El mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en este grupo con un aumento de 1,4%; y en el grupo de 30 a 64, con una suba de 1,0%. El porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 49,2% y 37,2%, respectivamente. En la población de 65 años y más hubo un leve aumento ubicándose en 11,9% bajo la línea de pobreza", informa el organismo nacional.

Para Verón, si bien la ayuda estatal sirve como la asistencia alimentaria y que en la medida que hubo más apertura económica mejoró la situación, este año "el desafío es sostener garantizar la llegada de estos alimentos. La salida es con trabajo, no hay forma de que sea genuino si no es así".

Ver: 19 millones de argentinos son pobres

Y esto se ve reflejado en una creciente demanda en los comedores comunitarios como el que dirige Sandra -o como la conocen todos, Yayita- en Las Heras. Por un lado, el año pasado tuvieron que cambiar de modalidad ya que no podían recibir a los chicos en su casa que funciona como comedor. Sin embargo, hicieron el esfuerzo junto a su familia para entregarles la ración diaria a los pequeños. Hoy, ya pueden recibir a 59 chicos que vienen de todos lados a buscar un poco de comida. "Hay más familias que necesitan comida y además está difícil la donación, cuesta conseguir y no tienen para comer. Antes, además le dábamos a las familias mercadería los sábado, ahora solo lo podemos hacer una vez al mes", contó a Mendoza Post Sandra (para todo tipo de ayuda comunicarse al 2615687468).

También explicó que si bien hay un poco de movimiento de trabajo en la zona, es decir, changas, se complica.

Desde el Gobierno aseguran que han tenido experiencias con sectores puntales como la cosecha impulsado la mano de obra como el Este provincial con más 300 personas y en Sur con pequeño emprendimientos del sector alimenticio. "Este año que tiene que ser y va hacer mejor", pronosticó con esperanza Verón.

El Estado también notó un crecimiento de la demanda de alimentos, tanto en comedores como en la oficina de Desarrollo Social. "Es muy fuerte, sobre todo el año pasado y lo que se ve ahora, en la medida que hay un movimiento económico mejora. Pero es temporal, es estacional, ha sido alta durante el 2020 y este año también, lo tenemos que sostener sin perder la mirada de generar trabajo, reglas claras para que puedan trabajar", señaló el subsecretario de Desarrollo Social.

Informe del Indec