Mendoza se bajó de un estudio de combinación de vacunas - Mendoza Post
Mendoza se bajó de un estudio de combinación de vacunas

Argentina se encuentra entre los siete países que están investigando la combinación de vacunas de distintas farmacéuticas y la provincia iba a ser parte de estos estudios, sin embargo, decidieron no hacerlo. Las razones. La polémica.

Mendoza se bajó de un estudio de combinación de vacunas

Por: Mendoza PostMartes 3 Ago 2021

El gobierno de Mendoza decidió "bajarse" de un estudio de combinación de vacunas promovido por el gobierno nacional a través del Ministerio de Salud de la Nación y del Conicet en conjunto con varias provincias, entre ellas Buenos Aires y Córdoba. El ensayo del que científicos mendocinos iban a participar fue cancelado por la provincia, luego de algunos "desencuentros" con Nación, y del escándalo de la carta de la asesora presidencial Cecilia Nicolini al Fondo de Inversión Ruso, por las demoras en la producción y envío de las segundas dosis de Sputnik V que se le deben a la Argentina. En medio de aquella discusión, la provincia decidió bajarse de los ensayos. "Al final... intentaban subsanar un error de gestión del gobierno nacional, que al principio optaron sólo por  la Sputnik, con un ensayo a las apuradas por la variante Delta... generando ahora este problema..." dijo una fuente del gobierno provincial. En la Argentina son siete millones de personas las que recibieron la primera dosis de Sputnik, y que están en "veremos" con la segunda. Y son 480.000 mendocinos los que están en esa condición.

Los estudios de combinación de vacunas que está realizando el Conicet junto con el Ministerio de Salud de la Nación en varias provincias están en marcha. Los ensayos de esquemas combinados de vacunación contra el Covid determinarán la efectividad y eficacia de las dosis de distintos laboratorios, en personas voluntarias que han recibido una o las dos dosis de un laboratorio. Y les probarán la vacuna de otros. Son ensayos plenos. Es decir, la persona que recibe la vacuna y el que la inocula, conocen a la perfección qué se está administrando, ya que no hay "doble ciego" ni  inyección de placebos. 

Mendoza iba a ser parte de esta experiencia simultánea con Buenos Aires, Córdoba, La Rioja y San Luis, sin embargo, el Ministerio de Salud de la provincia decidió suspender la realización de este estudio colaborativo y no participará de los ensayos.

Guillermo Docena, científico del Conicet, aseguró al Post que desconoce los motivos por los que el Gobierno de Mendoza decidió no continuar con los ensayos, ya que en el resto de las provincias y en particular Buenos Aires estaban en pleno curso y con resultados parciales favorables, además afirmó que esta semana habrá resultados de inmunogenicidad.

La vacuna, la mejor barrera contra la variante Delta.

Por otro lado, la directora del Instituto de Histología y Embriología de Mendoza (IHEM) e investigadora del Conicet, María Isabel Colombo manifestó a este medio, que no sabe los motivos de esta decisión y además, envió una carta a la Ministra Ana María Nadal, en donde le manifestó que lamentaba la decisión de retirar a la provincia del estudio Nacional ya que contaban con capacidades de contribuir en la investigación. La Doctora contó que  aún no obtuvo respuestas de la Ministra pero que el Subsecretario de Salud, Oscar Sagás se comunicó con ella y le aseguró que iban a discutir esta decisión. 

Leer más: La DGE anunció cuándo volverá el resto de los alumnos a las aulas

"Estaba todo organizado, hemos trabajado en anticuerpos neutralizantes y también habíamos ofrecido avanzar con trabajos de inmunidad celular", explicó Colombo.

Docena contó que el objetivo de este estudio es tener evidencia sobre la inmunogenicidad y seguridad de la utilización de diferentes dosis en un mismo esquema, con las vacunas disponibles en el país.

Los vacunados con Sputnik deben esperar.

Los estudios son necesarios debido a la demora en la llegada desde Rusia de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V y en la disponibilidad de las que son producidas por laboratorios Richmond en Argentina, sumado a esto, el aumento de casos de la variante Delta.

Ver más: Ahora 12 incluye incluye nuevos rubros, entre ellos anteojos y lentes

El científico del Conicet contó que la investigación en su conjunto ''Dura un año y se van a controlar a todos los voluntarios, vamos a comparar quién recibió el esquema "tradicional" con quienes lo hicieron con dosis diferentes".

Por qué Mendoza no participa

El problema de los ensayos de combinación de vacunas se manejó con reserva en el gobierno provincial. Hasta que una fuente admitió que había una discusión, y explicó los motivos por los que Mendoza se "bajó" de los estudios. 

"Al principio estábamos de acuerdo... estos estudios son importantes para determinar la efectividad, seguridad y eficacia de las vacunas y de la combinación... pero luego empezaron a surgir diferencias. El Ministerio de Salud de la Nación iba a financiar un 'Monitor', es decir un jefe de investigación, y ello no ocurrió. Luego, tampoco contrataron un seguro que debía adquirirse ante eventuales inconvenientes con las personas voluntarias. Efectos adversos posibles, ya que es un ensayo... Y finalmente comenzaron a 'apurarnos', en medio del escándalo con el Fondo de Inversión Ruso por la Sputnik, y su segundo componente" contó un informante. "Todo esto fue cuando se conoció la carta de la asesora Cecilia Nicolini reclamándole a los rusos el segundo componente de la vacuna... Entonces, nos encontramos con que está la variante Delta encima, y con que quisieron 'corrernos' para hacer un ensayo a las apuradas, y ver si pueden completar el esquema de vacunación como sea... Mendoza tiene los científicos y las organizaciones para hacer estos estudios, pero no así... apurados... hay que contratar seguros, pasar por los comités de bioética, y hacerlo con seriedad. De todos modos, la participación de Mendoza no es imprescindible" dijo.

Como se ve, este desencuentro se suma a los muchos y variados que hubo entre Nación y Mendoza, desde la polémica de los respiradores a principio de la pandemia el año pasado, pasando por el manejo de las restricciones y de la economía, luego, la carga demorada de la cantidad de personas fallecidas, y finalmente la apertura de la presencialidad total en las escuelas sin distanciamiento definido, lo que motivó ayer duras declaraciones del ministro de Educación Nicolás Trotta, y la respuesta del gobierno.

Por último, con la campaña electoral ya lanzada, la incógnita sobre el esquema de vacunación a las personas que recibieron una dosis de Sputnik se ha transformado en un problema central para el gobierno. La semana pasada, el senador nacional mendocino Julio Cobos pidió incluso que se haga un nuevo esquema con otra vacuna, para todos los que recibieron la primera dosis de la inmunización del laboratorio ruso Gamaleya.

Informe: Luciana Godoy

Esta nota habla de: