Cáritas Mendoza advierte que la pobreza es cada vez más compleja - Mendoza Post
Cáritas Mendoza advierte que la pobreza es cada vez más compleja

El sacerdote Mauricio Haddad dijo que además de la falta de dinero, otros factores como adicciones, violencia y falta de educación, han ido dejando a las personas "fuera de juego".

Cáritas Mendoza advierte que la pobreza es cada vez más compleja

Por: Mendoza PostLunes 11 Abr 2022

Cáritas Argentina, es una organización de la Iglesia Católica que trabaja para dar respuesta a las problemáticas sociales que derivan de la pobreza. Cuenta con más de 40. 000 voluntarios en 3.500 equipos de trabajo y están distribuidos en todo el país.

El objetivo principal es acompañar a las personas, familias y comunidades que se encuentran en situación de exclusión y vulnerabilidad. Es por eso que brindan contención espiritual y herramientas concretas para que, por sus propios medios, sean capaces de transformar su realidad.

El vicepresidente de Cáritas Mendoza, el padre Mauricio Haddad, habló en el programa Te digo lo que pienso que conduce Ricardo Montacuto por radio Nihuil, sobre la pobreza en la provincia de Mendoza y las acciones que llevan adelante desde la organización para ayudar a combatirla.

Sacerdote Mauricio Haddad

Ver: Empresarios mendocinos advierten por despidos, cierres e informalidad

El sacerdote afirmó que la pobreza se palpa en el contacto personal con la gente. "Recibimos o salimos al encuentro de las personas. Vemos que cada vez es más compleja la pobreza porque está compuesta por mucho más factores, que han ido dejando fuera de juego a las personas, como la violencia, las adicciones, la falta de educación o los problemas educativos que se van encadenando".

"La colecta de Cáritas es para todos, no importa la religión".

"No es solo un problema de dinero. Es una pobreza multidimensional, como dice la UCA (Universidad Católica Argentina). Son personas con derechos vulnerados, que no pueden vivir esos derechos y por eso son pobres. A eso, desde Cáritas le agregamos la pobreza humana, que es la de los vínculos. Es cuando la persona se queda sola Lo que más escuchamos es decir: me siento solo, no tengo ayuda, nadie que se ocupe de mí. Es el grito de los pobres que sentimos desde Cáritas".

Haddad contó que la tarea que hacen desde la Iglesia Católica es variada. "Hemos venido con un trabajo muy asistencial, con la entrega de ropa y comida. Pero con el tiempo y la complejización de la pobreza, hemos tenido que atacar otras causas. Se empezó un trabajo, hace tiempo, de ayuda a la economía solidaria de micro emprendimientos textiles, de fabricación de dulces y panificados. Colaboramos con la comercialización, el trabajo y el desarrollo. También tenemos una parte educativa donde ayudamos al apoyo escolar y a la educación laboral mediante el convenio con universidades y empresas".

Respecto a la demanda de comida por parte de la gente, el religioso señaló que ha crecido en algunas parroquias pero que en general se mantiene en los mismos niveles de los últimos tiempos. En este sentido, apuntó que "la tarjeta alimentar que implementó el gobierno ha tenido un efecto positivo, porque hay una parte alimentaria que se ha cubierto. Pero necesitamos saber si el alimento realmente está llegando, si los controles educativos médicos se hacen y si los niños están comiendo".

Por otra parte, señaló que el pobre es la primera víctima de la inseguridad. "Al que tiene unas pocas herramientas para trabajar, se las roban. Eso es lo que se ve desde Cáritas. Nosotros no podemos atajar este problema solos. Integramos una red, con la buena voluntad del estado, con los agentes del estado que tocan esta pobreza. Nadie puede solo con este problema, o con el tema de las adicciones. Entre todos tenemos que ir viendo como lo resolvemos, pero es una tarea a largo plazo".

"En los merenderos, por ejemplo, la primera red que necesitamos es la familia, porque si un niño que tiene la tarjeta alimentar, está yendo al comedor tenemos que preguntarnos por qué", agregó.

"Tenemos que apuntar a fortalecer, en primer lugar, a la red familiar".

"El mendocino es muy solidario. Tiene una mano increíble. En la medida en que comunicamos lo que hacemos la gente responde inmediatamente. Hacemos dos días anuales de colecta, en la segunda semana de junio", indicó.

Por último, el sacerdote dijo que "Cáritas tiene que ser una respuesta de la iglesia para las personas que han perdido la fe. Hay que acercarse, estar acompañar. Cáritas recibe pero también tiene que salir al encuentro de las personas".

Ver también: Mendoza reclama que Nación no entrega más leche a bebés

Esta nota habla de: