Los barbijos médicos ya se usan en Europa: ¿qué pasará en Argentina? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 30 Ene 2021

En varios países de Europa con la segunda ola de contagios por la pandemia del coronavirus, ya comenzaron a pedir que la población use en lugares públicos, los barbijos de uso médico profesional y no los tapabocas de tela.

De esta manera,  buscan frenar la expansión del Covid-19 en Alemania, Austria y Francia (por ahora), donde es invierno y ya circula a pleno la variante del Reino Unido, más transmisible y mortal. 

El barbijo utilizado es el FFP2. Pero desde el Ministerio de Salud de la Nación, señalaron a LA NACIÓN que esto no podría aplicarse en Argentina. 

Desde el 17 de marzo hasta el 17 de julio del año pasado, por la resolución 114/2020 de la Secretaría de Comercio Interior, estuvo prohibida en nuestro país la venta de este tipo de barbijos a personas que no pudieran acreditar su condición de profesionales o trabajadores de salud. "Pero la norma dejó de estar en vigencia. En ese momento se verificó que se había normalizado el abastecimiento y que el personal de salud ya tenía la cobertura requerida. Desde el Ministerio de Salud, entonces, nos informaron que ya no era necesaria su prórroga".

Ver: La mayoría de la población quiere que vuelvan las clases presenciales

El farmacéutico Christian Seu Texeira, director técnico de Droguería del Sud, que abastece al 27% de las farmacias de todo el país, confirmó que no existen limitaciones en la compra de estos barbijos: cualquier persona puede adquirir en una farmacia un barbijo de uso médico. 

Frente a una eventual faltante por vía de las importaciones, nuestro país contará con barbijos de calidad médica argentinos diseñados por un equipo de científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el Conicet y la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), el mismo grupo que encontró la fórmula viricida, fungicida y bactericida de los barbijos de uso social Atom Protect. 

En Europa se los llama FFP2 (por "filtering face piece") y tienen 3 niveles de filtrado: FFP1, 2 y 3. Los 2 y 3 son los más eficientes. "Los FFP2 son equivalentes a nuestro N95 y a los Kn95, según la normativa china, que son los que filtran el 95% de las partículas o gérmenes. También existen los 3M 9010, de calidad superior, que vienen con una cápsula de filtración más eficiente todavía. Todos son de calidad médica", explica Seu Texeira, al tiempo que especifica que aquellos que se recomiendan para frenar la expansión viral no son los barbijos con válvula, también llamados "egoístas", porque solo frenan partículas al inhalar. "En este caso el aire debe estar tratado tanto al ingreso como a la salida", enfatizó.

Los barbijos de calidad médica se pueden reutilizar, añade el farmacéutico. ¿Hasta cuándo? "Hasta que se tapan -dijo-. Hay que tener en cuenta que sus filtros son muy eficientes y retienen cualquier partícula que del ambiente. Los fabricantes recomiendan rociarlo con alcohol al 70% al quitárselo y volverlo a utilizar, se usa siempre del mismo lado, no hay riesgo de equivocarse. El mismo usuario se da cuenta de cuándo ya no filtra: es en el momento en que tiene que hacer fuerza para inhalar. No se puede lavar, es un material no tejido, rígido, con forma. Por eso no es una mascarilla cómoda de usar: hace presión sobre la cara. Están pensadas para uso sanitario".

Ver: Aumentan las prepagas en marzo pero también el pago a médicos

La doctora Angela Gentile, jefa del Departamento de Epidemiología del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, consideró en cambio que el barbijo N95 o sus equivalentes "no son necesarios en la población general. El virus se transmite por gotas respiratorias que, por su diámetro, caen a metro o metro y medio. El N95 se utiliza en casos de aerosolización y salvo circunstancias muy especiales, como ambientes muy cerrados, con mucha gente y sin ventilación, la aerosolización ocurre durante prácticas del personal de salud que involucran la vía aérea, como por ejemplo un terapista que intuba o debe manejarse con secreciones".

La experta, que fue presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría, añadió que con las medidas habituales que se recomiendan -distanciamiento, uso del tapabocas, lavado periódico de manos, alcohol o alcohol en gel al 70% y ventilación de ambientes- es suficiente para prevenir la transmisión del SARS-CoV-2. Fuente: LA NACIÓN


Esta nota habla de: