Quincho: Reforma, vacuna y atorrantes VIP, y primeras listas del año - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 21 Feb 2021

Es cierto que a Julián pocas cosas le gustaban más que hacer asado para sus amigos. Pero en su podio gastronómico imaginario, el número dos lo disputaban la pizza casera y las pastas. Y luego, las comidas estacionales. Guisos, locros y potajes desde abril hasta agosto. La proximidad del invierno le entusiasmaba. - En Rusia, Vladimir te habría castigado enviándote a Siberia- solía decirle su amigo el Ruso, cuando lo veía al gordo disfrutar del frío mendocino.

Por lo pronto, se había levantado bien temprano a preparar el "amasijo", con apenas una cucharadita de levadura fresca por kilo de harina. O medio sobrecito de la seca, si no tenía otra. Sal, aceite, y harina 000. Nada de usar otra. Iba dosificando el agua hasta que el bollo de masa le quedase liso. Luego, dejaría que la química pizzera hiciera el resto durante horas de levado, hasta que llegase a por lo menos dos veces y media o tres de su tamaño original.

Siempre que amasaba pizzas "de media masa" recordaba con mucho cariño aquellos veranos adolescentes en los que se doblaba el lomo en la pizzería de un tío aprendiendo el oficio y ganando unos mangos. De allí sacó la costumbre de preparar la de anchoas sin muzzarella, con doble tomate, oliva, pimienta y aceitunas negras. - Cualquier otra variante es una aberración...- les decía a sus amigos cuando veían, extrañados, esa pizza sin quesos. A la tarde dejaría las prepizzas horneadas luego de amasar cada bollito y dejarlo reposar en las pizzeras, con la salsa de tomates frescos que había triturado a mano en una vieja moledora familiar. El olor a levaduras, tomates, la cocción del horno, no tenía nada que envidiarle a las mejores pizzerías de Mendoza. El último "truco" era el chimichurri pizzero. Lo había hecho en la noche anterior con ajos frescos, orégano, ají molido, pimentón, pimienta y sal, todo en aceite de oliva. Lo usaba para pintar los bordes y trazar un par de líneas con pincel sobre la pizza caliente.

Las verdaderas pizzas del quincho.

- Qué desvergüenza total lo de las vacunas VIP... ¿No? - dijo el Ruso, mientras Julián iba haciendo los preparativos finales.

- Sí... No hay ojos para verlo...- le contestó, y siguió mandando pizzas al horno. Sacaría de a una, para ir matizando y en el siguiente orden: La especialidad del quincho, de jamón y pimientos asados, luego una calabresa con longaniza 214 del tipo bastón, seguiría la de anchoas, una de provolone y remataría antes de los postres con una tropical, a la que le agregaba ananá y tiritas de mango, con azúcar de mascabo. Impagable. El Ruso se entretenía a full con un jueguito.

- ¿Qué haces?

- Un juego de encuestas. Tenés que elegir de amigo entre Judas, Icardi y Verbitsky. Después te los cambia.

- ¿Por cuáles?

- Icardi, Judas y Verbitsky...

- ¡Jajajajajajaaaaaa!

...

Por suerte, ya estaba todo listo para la cena. Los amigos recibieron a Julián con una cerrada ovación. En secreto, pensaba que lo aplaudían para someterlo a la cocina de por vida. Pero tampoco le molestaba demasiado.

...

El primer tema resultó obligado. El Omar, el radical del grupete, estaba indignadísimo con la vacunatorio VIP, aunque en el fondo lo saboreaba.

- Es una vergüenza total. Y que no digan que la ahora ministra Vizzotti no sabía. Le van a faltar tres mil vacunas. Las explicaciones, son una genialidad. No se puede creer... Hay que hacer una comisión investigadora... Estos no son vacunados VIP... son atorrantes VIP... en cuanto empiecen a escarbar van a descubrir que se han vacunado cientos de militantes K, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, en Santa Cruz... es increíble... hay laburantes de la Salud, fuerzas de seguridad, médicos, los mayores de 70, en lista de espera por la vacuna y estos acomodados se la dan... En serio, que da muchísima vergüenza. Esta gente es incurable. Con vacuna y todo...- dijo el radical del grupete. Julián esperaba el mandoble, que por otro lado era inevitable. Bebió un sorbo del Doña Paula 969 que había dispuesto para la cena, un blend de Petit Verdot, Bonarda y Tannat que con las pizzas va de primera. Luego, preparó un misil:

- ¿Y por casa...? - preguntó con sorna. Omar y Ludovico saltaron como un resorte.

Ex ministro Ginés González García.

- ¿Qué? ¿Acá hubo vacunados VIP? - preguntó el Ruso.

- No sé... a lo mejor el Omar sabe lo que pasa en Alvear...- anunció Julián con aire distraído. El aludido se puso rojo como un tomate.

- Yo te voy a decir lo que pasa en Alvear. No es cierto que Walther Marcolini y su gabinete se vacunaron. Eso es una infamia total que empezaron a hacer correr algunos peronistas pícaros de allá, porque resulta que el vacunado era el concejal del Frente de Todos, Ariel Andrés, y en las redes le estaban dando...- se defendió el Omar. Ahora fue Julián el que saltó.

- ¿Qué te pasa? El concejal Andrés es peronista y kinesiólogo y trabaja en el hospital recuperando enfermos de Covid. ¿Cómo no se va a vacunar? - se atajó el dueño de casa, y la discusión se puso subida de tono, entre recriminaciones por el vacunatorio VIP del kirchnerismo o las vacunas vencidas de Macri. Hasta que el Ruso los trajo a la calma. Y la mesa cambió de tema.

La reforma

Fue Ludovico el que preguntó, cuando ya iban por la segunda de las pizzas, si había algún resquicio para discutir la reforma constitucional que proponía Suárez, luego de la negativa del PJ y la "mise in scene" del oficialismo en el Bustelo, con el ministro Ibañez que se ha dejado un jopo roquero. Todos coincidían en que estaba difícil. Julián contó algo.

Ibañez, en el Bustelo.

- En el PJ hay dos vertientes, aunque está claro que hubo una posición unánime, hubo algunos más duros que otros. Los más dialoguistas se "guardaron" a esperar y ver qué pasa. Hoy es "no". La semana que viene puede ser "no sé" y en una de esas se destraba como pasó con el presupuesto. Y en un tiempo es "sí". Pero hoy no habría siquiera canales de conversación...- dijo el dueño de casa.

- ¿Y el potencial? ¿Por qué? - preguntó el Omar.

- Porque tres referentes territoriales peronistas importantes han estado hablando... y algunos creen que podría haber algún llamado a conversar...- dijo Julián, mientras servía una vuelta del blend de Doña Paula. Y agregó lo que realmente pensaba.

- Es una discusión rara porque aunque hoy Suarez la pierde en la Legislatura, porque no va a conseguir los dos tercios de votos que necesita, la verdad es que la pelea pública la está ganando por nocaut. 8 a 2 de cada diez, según las encuestas que tiene el gobierno, entre esas la última de Martha Reale, que la han hecho circular en canales oficialistas. Claro, esto ocurre en un marco general donde a la gente le preocupa la vacuna, las clases, el coronavirus, el laburo, la guita... ¿no?

- Sí, pero bajar el gasto de la política sí que importa... Y mucho- dijo el Omar, bancando la reforma de Suarez.

- Es verdad... y la contrapropuesta de limitar el gasto legislativo del PJ no alcanza... el "gasto político" es mucho más. Abarca municipios, gobierno, entes de todo tipo. Pero lo que quería explicar es esto: creo que el peronismo se equivocó en la táctica. Porque en definitiva, el gobierno logra hacerlos quedar como los que se oponen a todo, como pasó con el presupuesto, o cuando no quisieron votar al director de escuelas del nuevo gobierno, o como tantos otros temas. Se están poniendo en un lugar incómodo, como el peronismo del "palo en la rueda" no ya para el gobierno o para Suarez sino para Mendoza. Es muy complicado. Pierden todos, pero creería que el peronismo pierde un poco más. Les faltó paciencia. Estas cosas se trabajan así: agarraban el proyecto del gobierno, le hacían 20 o 30 agregados, tachas, correcciones, propuestas, aceptaban discutir, iban y venían con papeles todo el año, y listo. Los podían entretener un período entero hasta que el gobierno perdiese la paciencia y los hiciera votar en la Legislatura. Y se acababa la discusión. No entiendo por qué no aceptaron debatir donde se debe, que es en la Casa de las Leyes... ¿no? - cerró Julián, con una pregunta retórica.

- Es así... y debo agregarte algo...- dijo el Omar, ya más y tranquilo y con el alma bien acomodada con las pizzas caseras y el vino. A los cornejistas esta reforma les habría parecido mejor con reelección de gobernador a partir de 2027. Y que todo el mundo tuviese una reelección. Y lo demás sí, autonomías municipales, mejor representación, eliminar las elecciones de medio tiempo... Todo suma... y bajás el gasto político...- aseguró el radical de la mesa, y los amigos brindaron por las oportunidades que regala la democracia. Julián siguió:

- Igual, se empieza a ver la estrategia electoral del peronismo este año. Antes de las listas, un PJ unido y abroquelado, con los matices apenas disimulados. Pero con una sola posición. Y después de las listas y con los candidatos en la calle, la idea no va a ser atacar justamente a Cornejo y Cobos, que si van ambos en las listas de Cambia Mendoza será el peor escenario para el peronismo. Pero andan rumiando la idea, ya que está terminando el Open australiano, de "cargarle" el juego a Rody Suarez. El peronismo no se va a inmolar criticando a Cornejo y Cobos. Pero van a apuntar a que lo que se plebiscita es la gestión, y van a tratar de corroer a Suarez todo lo que se pueda...

- ¿Y qué tienen que decir de la gestión? - se atajó el Omar.

- No sé... será un problema de los que diseñen la campaña... el peronismo no aspira a ganar, sino a conseguir por lo menos el 40 % de los votos. Si lo logran y "liman" la gestión habrán conseguido el objetivo. Además, pegarles a Cobos y Cornejo en una provincia donde Alberto mide cada vez menos y el oficialismo asocia al PJ a "poner palos", es suicida...- dijo el dueño de casa. Ludovico no paraba de mirar el teléfono.

- ¿Qué mirás tanto? - le interrogó Julián.

- Es el cierre de listas para la interna del PRO y al final no hubo arreglo. Se viene lindo. Hubo rosca pareja viernes y sábado. Fuerte. La lista oficialista tiene a casi todos los "conocidos". Álvaro Martínez es candidato a presidente, y los candidatos a vice son Marcela Gazali y Enrique Thomas, en ese orden. Pero la noticia es que Omar De Marchi va en la lista como vocal. Lo mismo que Sebastián Bragagnolo, Cecilia Páez, Rolando Baldasso, Vicky Abihaggle, Stella Huczak. Y en la opositora van Pablo Priore de candidato a presidente, y como vices la diputada Hebe Casado -no sé si con su tuiter karateca- y Manuel López. A los demás, no los conozco...- dijo Ludovico.

- ¿Y vos, a quién vas a votar? - lo chuceó Julián.

- Como para internas estoy...- dijo Ludovico, esquivando el bulto. A ojo de buen cubero, le parecía muy difícil que la lista de Priore pudiese ganar... pero goles, son amores.

...

La cena fue llegando a su fin. Después de un whisky decente y de un crumble de peras, los amigos partieron rumbo a los autos.

...

- ¿Te vas a vacunar?

- No sé. Soy de riesgo, pero la verdad es que no paré en toda la pandemia y no me pasó nada. Prefiero dejarles las vacunas a los que la necesitan de verdad. Mientras paren la mano con las vacunas para militantes... la verdad, siento vergüenza.

- ¿Qué opinás de la versión que dice que hubo una "explosión controlada" y que todo fue armado para salvar al gobierno de un escándalo mayor?

- Sí, hay periodistas porteños que dicen eso. Y que Verbitsky se "sacrificó" contando la versión, para cortar rápido por lo sano. Parece que estaban al tanto de una investigación muy fuerte de Clarín, de la que salió ayer una parte, y que sería mejor de este modo. No sé... el escándalo es fuerte igual... me da pena porque el golpe a la credibilidad del plan de vacunación después de la sarta de chantadas que hicieron con la Sputnik V es terrible. Ahora... qué les vas a pedir a los mocosos militantes... si ven que los referentes se vacunan por la "zurda".

- Muy feo... decime... ¿Coti Nosiglia anduvo haciendo política en Mendoza?

- Un poco y un poco. Estuvo varios días por acá, con su familia. Mucha gente vino a Mendoza haciendo turismo, algunos intendentes, no sólo Jorge Macri. Leonardo Raimundo, un radical de San Lorenzo, y algunos más. Entiendo que el Coti se juntó con Alfredo, y que el Rody lo habría recibido también.

- ¿Y qué es esta foto de Omar De Marchi con los liberales?

Casual o no, una foto picante.

- Bueno... parece que fue más o menos casual... que De Marchi y Álvaro Martínez estaban cerca del Hyatt con el tema del cierre de listas, que fueron al hotel a hablar tranquilos y cafetear, y aparecieron Espert con Rosales y el resto... hablaron un rato... vino un tipo y les sacó la foto, al rato se arrimó y le pidió una selfie al "star rock" de los liberales, y se fue. De Marchi entró en la etapa de mojarles la oreja a los radicales. La foto con Espert puede ser casual pero la lectura no lo es. Si al Omar se le diera en algún momento por romper con Cambia Mendoza por alguna razón... puede liderar un sector de centro derecha liberal... Si le va bien o no, es otro tema. Y además publicó en el centenario matutino una carta en la que les pide al gobierno y a la oposición la "boleta única" para Mendoza. Dice que si todos están de acuerdo... ¿por qué no se aprueba? En fin... ¿Sabés quién me dijeron que vio la escena de la foto en el Hyatt? Yayo Suarez, el intendente que corre con la "1" la media maratón Ciudad de Mendoza este domingo. Que por otra parte va a estar buenísima...

- ¿Corrés?

- Sí... ¡Las cortinas!

- ¡Jajajajajajajajaja...!

-

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...

Esta nota habla de: