Profecía hebrea: por la sequía, Mendoza deberá bajar el consumo de agua

El titular de Irrigación detalló los datos e ideas que traerá a Mendoza desde Israel. Allí aprende el sistema de administración de la poca agua que se dispone en el país que menos líquido pierde en el mundo.

Profecía hebrea: por la sequía, Mendoza deberá bajar el consumo de agua

porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

En Israel no pierden una gota de agua potable. En realidad las pérdidas son entre 6 y 7 por ciento. Es el país con menos fugas de agua en el mundo. Es uno de los datos que tiene en su cabeza Sergio Marinelli que hoy martes 26, comenzará su segundo periodo consecutivo al frente del Departamento General de Irrigación (DGI) de Mendoza estando a 13 mil kilómetros de distancia.

El titular del ente rector del agua de la Provincia está en Israel acompañando al gobernador Rodolfo Suarez, ambos forman parte de la comitiva argentina que encabeza el ministro del Interior Wado de Pedro que viajó al país de Oriente Próximo para conocer cómo hacen los israelís para tener agua y vivir en el páramo.

Marinelli describió al POST con profusión lo que viene absorbiendo como esponja un sistema aceitado para que el agua fluya entubada hasta los usuarios domiciliarios y para el riego agrícola que es presurizado y por goteo, de acuerdo a la narración del funcionario mendocino. 

La disputa de Mendoza y La Pampa complica una mesa de gobernadores

El verdadero cambio hídrico

Una de las enseñanzas que Suarez y Marinelli se traerán es un concepto que el pueblo hebreo transmite como uno de las bases para dominar el desierto ajustando al máximo el uso del agua para poder sacarle provecho al líquido escaso.  

El punto de cambio no parece estar en la alta tecnología aplicada o en la eficacia de los sistemas herméticos diseñados para no perder nada del recurso hídrico. El secreto está en el reconocimiento de la escasez y de la sequía que los técnicos y funcionarios israelíes advirtieron a los enviados:  nuestro país como toda la región no admite la sequía que tiende a ser estructural.

Por lo tanto la recomendación que le quedó grabada a Marinelli como responsable de la administración del agua en Mendoza es que ante cualquier aumento de demanda de agua hay que entender que antes hay que bajar el consumo y bajar los niveles de pérdidas. Para Marinelli el desafío es que las familias bajen el consumo de agua en plazos de quinquenios teniendo en cuenta que hay sectores como el piedemonte, El Challao por ejemplo, que no tienen el servicio público de agua en red. Y además disminuir las fugas que en nuestras barriadas del Gran Mendoza llegan al 50 por ciento.

La libreta de Marinelli

El gobernador y el titular de Irrigación en Israe

· Sequía. "El inicio de este proceso es el reconocimiento del problema. Ellos dicen que en Argentina y en Latinoamérica no han reconocido el problema que les falta agua y que faltará aún más".

· Galilea. "El agua se transporta del lago Kineret conocido como el Mar de Galilea. Tiene una estación de filtrado para que el agua llegue apta para las operadoras de agua potable que distribuyen en las ciudades, puede ser un municipio o una empresa como Aysam".

· Costo histórico. "En 1964 Israel tenía listo el acueducto nacional que le costó el 5 por ciento del PBI".

· Aprovechable. "El 80 por ciento del agua de riego es de reuso de agua residual".

· Mensaje. "Mi prédica desde 2017 es que no hay más emergencias sino que es una situación permanente, por lo tanto hay que tomar medidas preventivas y no reactivas".

· Los 4 pilares israelíes. "Primero: hay una ley de medición de 1955 que dice que toda agua se mide, tanto la oferta como la demanda. Segundo: la centralización de la gestión con una única autoridad. Tercero: las aguas son declaradas como públicas. Cuarto: el sistema debe ser autofinanciable".

· Cuánto cuesta. "Tienen un solo costo de tarifa de hasta 3,5 metros cúbicos por mes por eso cobran 2,10 dólares lo que significa 116 litros por persona y por día. En cambio en Argentina gastamos entre 700 a 800 litros por persona día".

· Proporción rural. "El costo del agua para un agricultor en Israel es de un 8,4 por ciento, en Mendoza es de un 2,5 a 3 por ciento y con el aumento de los fertilizantes seguro que esa proporción de costos en agua es menor por el incremento de los otros insumos".

· El presente seco. "La tecnología es muy importante para calmar la ansiedad para proyectar el futuro frente el cambio climático que ya está produciendo la falta de oferta de agua. Israel tiene proyectado el consumo hasta 2065. Pero todo aumento de oferta de aquí a ese año es en base de desalinización de agua de mar algo que nosotros no tenemos".

· Bajar las pérdidas. "En Israel quieren hacer una planta desalinizadora de agua, pero antes recomiendan que conviene bajar el nivel de pérdida y luego decidir el inicio ese proyecto".

· Administrar lo escaso. "Todo lo que estamos viendo nos va a servir para planificar el servicio público y en especial para lugares como El Challao que logren tener más agua. La pregunta es, cómo hacemos para que cada 5 años vayamos bajando el consumo y compensar el aumento de la demanda por aumento de población o por estos nuevo servicios que hoy no se están dando".