Quincho: Chau reuniones, hay clases, salidas por DNI, rebeldía mendocina - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 2 May 2021 14 días atrás

Las noticias de último momento iban alterando el ánimo. Un amigo del PJ le había filtrado que Alfredo Cornejo estaba con coronavirus en su casa. Lo que no sabía, es que le habían puesto oxígeno a domicilio y aún saturaba mal. Marcelo D'Agostino, el subsecretario de Justicia, también había dado positivo. Estaba aislado en su casa. Otro amigo del sur lo había llamado para contarle que en el parte del día vendrían seis muertos. Oficialmente tres de Alvear y otros tres de San Rafael. - Pero a última hora hubo uno más, y son siete... dos eran padre e hijo, de Real del Padre...- se lamentó Julián, mientras conversaba con su amigo el Ruso, que escuchaba en silencio. Buena parte de su familia, amigos, conocidos, habían pasado por la terrible experiencia del coronavirus. Algunos no habían podido salir.

Julián estaba preparando un estofado bien de otoño. Salteó en oliva y ajo varios trozos de marotilla, asado del carnicero, un pedacito de vacío bien desgrasado y "descuerado". Luego los apartó, y colocó en el fondo de cocción de la marmita una buena cantidad de cebollas cortadas en aros grandes, pimientos, zanahorias cortadas en Juliana, un puerro, y apenas algunos condimentos: sal gruesa, un toque de ají molido, y reservaría para más tarde vino blanco y perejil fresco. Cuando las verduras estuvieron transparentes, volvió a agregar la carne, una buena botella de tomates triturados, el vino, perejil, tomillo, y dejó que la magia del hierro y el fuego lento hicieran el resto. Aparte, iría preparando un puré de papas como Dios manda. Es decir, papas blancas cepilladas, manteca, leche, sal y pimienta, y nuez moscada. Nada de inventos de chef. El toque final sería con todo. Había precalentado el horno, y en una asadera bien alta colocó el estofado con todas las verduras y el jugo, y le cortó encima dos gruesas salchichas polacas cortadas en rodajas, cubrió la preparación con abundante corteza de pan francés y algo de miga, y mandó la asadera al horno.

Sublime. Unas botellas de Doña Paula 1100 acompañarían esta última cena, antes de las nuevas restricciones que Suarez dará a conocer este domingo.

- ¿Las irán a anunciar antes de la noche?

- Sí, porque los pibes tienen que tener clases este lunes...- dijo el Ruso. Julián tomó la asadera con unas manoplas de amianto, y encaró para la mesa, donde fue recibido con una ovación enorme.

...

Por supuesto, la charla se armó alrededor de los acontecimientos de las últimas horas y la desobediencia a la mendocina que planteó Suarez, tempranito. Ya en la Asamblea Legislativa, cuando arrancó su discurso, había dicho que suspender las clases era descabellado. Los amigos no esperaron siquiera a que Julián sirviese la primera vuelta de la cena, y lo apretaron al Omar, el radical del grupete.

Suarez, ingresando a la Legislatura.

- Dale... ¿qué van a hacer? Por favor... la posta... que hay que ordenar la semana.

- Con hambre, no puedo hablar... además la semana que viene nos vamos a tener que juntar virtual, como el año pasado...- protestó, mientras ordenaba los papelitos que tenía en el bolsillo con algunos apuntes. Como Minguito. Julián sirvió unas generosas porciones del estofado bretón. Lo había aprendido hacer en la campiña francesa, sólo que ellos usaban cerdo y él lo reemplazaba por carnes blandas de ternera. Lo acompañó de una barra de pan francés para cada uno, porque el jugo estaba tremendo. Para eso había servido la cena en unos platos hondos más grandes que los normales. El Omar arrancó:

- Desde el lunes, se restringen las salidas por número de DNI. Por supuesto, habrá clases. Y se prohíben las reuniones sociales y familiares. El período no va a ser largo. No sé si lo harán por una semana o dos, o por dos con opción a una si la curva de contagios baja...- dijo el Omar, y ensopó el pan en su plato humeante, y delicioso. Ludovico repasó los números:

- La curva está altísima, insoportable, pero estable en casos cada cien mil habitantes, y bajó un poco la velocidad de contagios por debajo del 20 %. Además, la ocupación de camas disminuyó un toque también, aunque están al 90 % ¿Y qué más van a hacer?

Vuelven las salidas por DNI un par de semanas, por lo menos.

- Bueno... la noticia es en realidad lo que "no" van a hacer. Las medidas de Suarez van a ser para toda la provincia, aunque para Alvear ya dictaron restricciones más duras. A ver chicos si se los digo claro. El Gobierno de Mendoza con Suarez a la cabeza, literalmente se va a pasar por las pelotas el DNU del presidente Alberto Fernández. Entiendo que no se cortaría la circulación a las 20:00, ni se cerraría la atención de bares ni restaurantes a las 19:00, ni van a atender en la calle, ni prohibirían ninguna actividad amateur de los pibes salvo en lugares cerrados, no van a cortar los gimnasios, y varios "minga..." Más. Ya les dije: salidas por DNI, reuniones familiares y sociales, se mantienen el alerta sanitario nocturno de 23:30 a 5:30, y hay clases, qué mierda. El concepto de Suarez es: van a tomar las medidas lógicas para Mendoza, en función de la progresión de los casos... y no van a hacer caso del DNU. Sobre todo porque personalmente Rodolfo Suarez habló con el jefe de gabinete Santiago Cafiero, para explicarle que Mendoza estaba por debajo de 1,20 -es decir 20 %- en la proporción de aumento de los contagios, y que la curva se iba aplanando. Y no le dio ni cinco de pelota. Así es que rebelión a la mendocina, y a la mierda. Es política. ¿Qué van a hacer? ¿Denunciar a Suarez? ¿Van a venir con los policías federales, el Ejército, a sacar a los pibes de las escuelas, con un juez federal a la cabeza? No lo veo posible...- dijo el Omar. Julián estaba pasmado.

- Che... a ver... no entiendo... en abril fallecieron 319 personas y fue mes récord... el Sur está prendido fuego. Hoy se murieron siete personas allá, cinco de San Rafael en distritos cercanos a Alvear, y dos de este departamento... Había dos que eran padre e hijo... ¿Y van a desobedecer el decreto de Alberto? Están mal... están desorientados... francamente, me da miedo...- dijo el dueño de casa, y trató de bajar el susto con un buen sorbo del blend de Doña Paula. Ludovico, el más PRO del grupete, intervino:

- Sabés qué pasa, que en el decreto de Alberto, el DNU que nos puso en el mismo estatus sanitario que el AMBA, faltó poner que aquellas provincias, distritos, ciudades y aglomerados que tuviesen en su nombre palabras que empezaren con "Men..." y terminasen con "...doza" tenían que encerrarse todos y cortar las clases. Los funcionarios de Alberto no conocen Mendoza... no tienen ni idea... Pusieron a Las Heras en la zona de Alerta, pero también en una de riesgo más bajo. Dejaron seis departamentos fuera del mapa. A Alvear lo pusieron en zona de alto riesgo, cuando está mal con la Manaos y ayer tenían sólo dos camas libres de terapia... Sabés qué... está bien lo que hace Rodolfo. Mendoza tiene derecho a dictar su política sanitaria. En la medida justa en que lo requiere la situación. A ver... gestionar una pandemia incluye la economía, la salud, el trabajo, y la salud psíquica de la población. Cortar las clases es una locura...- dijo el más PRO del grupete.

El presidente, y Santiago Cafiero.

- Bueno... en la UNCuyo decidieron 21 días de virtualidad y a la mierda. Los padres de los chicos de los colegios universitarios echan humo por las orejas...- dijo Julián. El Omar le contestó ni bien pudo deglutir un trozo de carne que se deshacía en la boca. - Vos sabés lo que pasa en la UNCuyo. La manejan los gremios... se "Badarelizaron". Se alinearon con los ultra K de la provincia de Buenos Aires. Total... no tienen ningún problema y que se jodan los pibes... es un abuso total...- dijo el Omar.

El Ruso tenía cifras de lo que estaba pasando en las escuelas.

- Miren, para tomar decisiones hay que estar muy bien sustentado en estadísticas. Vean esto. Es parte de un informe que se va a conocer esta semana. Antes del alerta sanitario nocturno que decretó Suarez, y desde el 1 de marzo, el 53 % de la población escolar -alumnos, específicamente- eran chicos del secundario de 15, 16 y 17 años. Y eran un 4 % del universo de personas que contraían coronavirus en la provincia. Bueno, luego del alerta sanitario que prohibió la nocturnidad, ese 4 % bajó a la mitad. Por lo tanto, está claro que los contagios no están entre los pibes que van a la escuela, sino en la noche, las juntadas, y las fiestas. De paso te cuento que el alerta sanitario bajó la cantidad de fiestas clandestinas... ahora agarran sólo un par por fin de semana... dijo el hombre de los negocios del grupete. - Así es que no hay razón para cortar las clases...- insistió. Julián contraatacó:

- Bueno... está bien... ¿Pero cuántos pibes hay que son asintomáticos... o que van a la escuela con un poco de moco y nada más y tienen coronavirus? Además, todo el tiempo hay burbujas aisladas... y el plan de vacunación va muy atrasado con los docentes...- se quejó el dueño de casa...-

- Es cierto... pero las vacunas reclamáselas a Alberto...- contestó el Omar, y amagó a empezar una discusión fuerte. El Ruso los paró.

- ¿Y cómo van a hacer para defenderse del "parate" de las clases que ordenó el presidente? - preguntó.

El gobierno defiende fuerte el regreso a clases.

- Aún están analizando las herramientas legales en el ministerio de Gobierno. Lo más probable es que el decreto que dicte el gobierno provincial diga "hay clases presenciales". Esto ha sido un poco sobre la marcha... ayer, cuando los ministros ya sabían que se reunían en la Casa de Gobierno después de la asamblea legislativa, el Rody les avisó luego del discurso, que en la conferencia de prensa dirían que habrá clases en Mendoza. Ahí José Thomas, el director de escuelas, respiró tranquilo. A él le pidieron que tenga el sistema andando, por lo que se han estado ocupando de eso con supervisores, directores... y que los padres sepan este lunes que hay escuela. Lo que pasa en la educación es muy aleatorio también. Hay una escuela en Junín, en Philipps, que se llama "Alas Argentinas", que no cierra burbujas desde los primeros días del año. Es una primaria. Medianera por medio hay un secundario, con la mitad de las burbujas aisladas. Es así. Hay que bancar las clases... no se puede seguir perjudicando a los chicos... y hay que cuidar lo más que se pueda a los docentes, cumpliendo los protocolos...- insistió el Omar. Ludovico también tenía preguntas.

- ¿Cómo van a controlar las salidas por DNI? Es imposible con un millón de personas circulando justamente con las clases. ¿Van a poner 5.000 policías en la calle?

- Es que el control de salida por DNI no será en las calles. Será fuerte en los comercios, supermercados, restaurantes, lugares de concentración de personas con el aporte de los municipios. No va a ser en los retenes, que de todos modos van a funcionar... alguien me dijo que iban a poner unos 44 puestos fijos y que controlarían con 2.500 policías. Habrá que volver unas semanas al sistema de reservas y la gente tendrá que salir a comprar un día sí, y otro no. Volver a la aplicación Cuidar los que son esenciales... Debe entenderse que Mendoza tiene que seguir bajando la circulación. Este fin de semana estaba todo explotado de gente... dijo el Omar, mirando con ganas la asadera para hacerse de una segunda porción.

- Es cierto... el viernes a la tarde tuve que ir al centro, y tardé media hora en dar la vuelta entre Vicente Zapata, San Martín, para llegar a un comercio de la calle San Juan. Los centros comerciales el sábado a la mañana estaban abarrotados. Las confiterías de la peatonal, explotadas. Lo mismo en Arístides. Potrerillos este sábado a la tarde estaba repleto de gente. Y así todo. A ver... acá, es cierto que en estos días hay consenso alto para producir restricciones que bajen un poco los contagios. Pero después, son muchos los que se hacen los pelotudos y se juntan con amigos, con la familia... es así...- reflexionó Julián. Y los amigos hicieron silencio unos instantes, cada uno en sus pensamientos. Desde el lunes, habría que reorganizar salidas, compras y laburos.

...

La cena fue llegando a su fin. Julián sacó de su bar una botella de whisky Templeton Rye, y fue al freezer a por unas piedras heladas que tenía y que se había traído de una playa llamada El Pedral, en Punta Ninfas, ya que ponerle hielo a este extraordinario brebaje era un sacrilegio. Los amigos bebieron y charlaron un rato de fútbol, aunque todos estaban pensando en la pandemia. Nadie podía pensar en otra cosa ante la inminencia de nuevos cambios en la vida de todos los días, con esta enfermedad hija de puta acechando afuera. Después de unas islas flotantes que Julián había preparado por la tarde, los amigos partieron rumbo a los autos. Se saludaron con abrazos, pensando en que volverían a las incómodas cenas virtuales algunos fines de semana.

...

- Decime... ¿hablaron algo con los intendentes?

- Sí. Víctor Ibañez fue el encargado de hablarlos de a uno, peronistas, y no peronistas. Estaba buscando consenso. Algunos, como el Emir Félix, pidieron un poco más de dureza en las restricciones. Pero en general se recogieron acuerdos. No podía pasar otro fin de semana sin tomar medidas y restringir la cantidad de gente en la calle, y en la noche.

- ¿Cómo está Cornejo? ¿Por qué lo tuvo en reserva? Nadie sabía que se había contagiado.

- Bueno... para empezar, los enfermos de coronavirus y de cualquier otra cosa tienen derecho a la intimidad y a la privacidad. Fijate que la OMS no permite que se publiquen listas de personas contagiadas. Sucede que hay dos tendencias, los que no lo cuentan, y los que sí y lo comparten en las redes. Cornejo lo informó, o lo hizo informar en sus redes, hace unas horas, cuando la noticia de su internación ya se había filtrado. Son raros los códigos de la política. Algunos de sus principales adversarios sabían que el Alfredo estaba con coronavirus en su casa. E hicieron silencio. Aparentemente está aislado desde el lunes, se contagió de su chofer. Estaba con oxígeno en su casa y ayer lo internaron. Hubo alguna controversia sobre si tiene neumonía o no, porque hubo informaciones cruzadas entre gente del gobierno y del entorno del Alfredo. Pero sí es cierto que empezó a saturar mal y lo internaron, para acomodarlo... Cornejo fue de los que no paró en toda la pandemia... en algún momento se iba a contagiar... cuando hay circulación comunitaria del virus, pasa eso...

- ¿Qué te pareció el discurso de Suarez?

- Me aburren mucho las aperturas de sesiones ordinarias... me pareció bien que defienda las clases y la economía... De paso... me parece que a Maipú no le tiraron ni un cordón cuneta... jajaja...

- Uh... bueno... ya lo irán a arreglar. Decime... ¿qué ruido hay con YPF? Vi un reclamo de la oposición.

- Hay un pedido de informes de la senadora Pamela Verasay. YPF aumentó un 60 % sus naftas y gasoil. 16 aumentos se clavaron desde que empezó la gestión de Alberto. Quieren saber por qué, con que fundamento. Esas cosas...

- Y claro... de paso... ya que vas a cargar combustible, esta semana habrá que imprimir permisos para salir...

- Así es...

...

Los amigos recorrieron los últimos metros en silencio, y se despidieron. A Julián le dolía cada vez que se enteraba de alguna muerte por Covid-19. Por ahora disfrutaba del "recreo" de los que tienen anticuerpos, pero no pensaba asomarse ni a Tunuyán. El brote de Manaos en el sur de la provincia le tenía inquieto.

Últimamente, pensaba mucho en las once noches de hospital que se comió, cuando después de ocho días en su casa entendió que no daba más de fiebre y el oxímetro le decía que saturaba poco. Recordaba una noche en particular, boca abajo y con la cánula de oxígeno, en la habitación número 9 de aislamiento, cuando le costaba conseguir la bocanada de aire. En un momento se calmó, pensó en cada parte de su cuerpo hasta que sintió cómo le corría la sangre y bajó las pulsaciones, intentando respirar profundo y peleando la neumonía con los pulmones a más no poder, hasta sentir el dolor y la tos. Esa noche hizo fuerza para vivir. Días después y ya de alta, comprendió que había que pasarlo para entender el miedo, la soledad, y la desesperación de los que se enferman de coronavirus. Había transcurrido menos de un mes. Pero parecía un siglo.

...

Esta nota habla de: