Quincho: Pandemia en rojo, las cartas de Suarez, y el Paraíso del Chueco - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 17 Abr 2021

 Llevaba apenas unos días de alta luego de transitar once noches en el hospital con oxígeno, y antes, nueve largas jornadas aislado en su casa por coronavirus y pasarla pésimo. Pero Julián estaba decidido a recuperar vida si tal cosa fuese posible. Después de todo, Einstein decía que el tiempo y el espacio eran relativos y flexibles. ¿O no? Con las ventanas del quincho abiertas de par en par para ventilar y ver el sol, preparando el reencuentro con sus amigos después del Covid y el confinamiento, el dueño de casa había optado por amasar pastas. No había recuperado totalmente el gusto y el olfato aún, secuelas del virus, pero sí percibía claramente algunos sabores más dulces y de cierta acidez, como tomates, quesos, y aceite de oliva. A la carne aún no le sentía sabor. Y no se había animado a probar una copa de vino por temor a no sentirlo. Así es que unos buenos tallarines sería la mejor apuesta para un día como hoy, y ya vería qué botella abriría para compartir. Pensaba en eso mientras amasaba y ponía a orear la pasta para la noche, en el maravilloso secadero italiano que le habían vendido en una de las ferreterías del centro. Lo había comprado una tarde en la que fue a buscar un palo de escoba de madera para el mismo menester. Al Ruso le daba risa el aparato. No conocía a nadie más que tuviese un adminículo de esos. 

Los verdaderos tallarines del quincho.

El Ruso había ido temprano para darle una mano a su amigo, que andaba a media máquina. Estaba contento con la participación de la provincia en el salvataje de Impsa.

- Lo que me alegra es que hubo acuerdo político y gobierno y peronismo piensan más o menos lo mismo...- dijo el gordo, mientras terminaba de acomodar la pasta en el secadero.

- Y sí. Es un buque insignia. Miles de familias entre el empleo directo e indirecto de la metalmecánica y sus proveedores, dependen de que Impsa tenga laburo. El salvataje es una buena y la provincia tenía que estar...- cerró el Ruso, mientras miraba "ofertas" con precios por las nubes. La inflación infecta peor que el Covid.

Julián se concentró en las salsas. Prepararía un fileto bien simple, y aparte, un pesto genovés con ajos y albahaca molidos con paciencia en un mortero de piedra, al que sumaría aceite de oliva, un poco de sardo recién rallado, y un toque de sal y pimienta negra. Y luego, en vivo, haría parte de la pasta bien hot. Para ello, saltearía unos peperoncinos -el ají que es la llave de la comida italiana picante- sin las semillas en un poco de oliva, luego los retiraría, y en ese mismo aceite embebido del ají colocaría tallarines recién escurridos, a los que agregaría queso y pimienta negra. Un manjar para valientes. Por ser la noche del regreso, demasiado.

...

Los amigos resistieron la tentación de los abrazos. La cosa no estaba como para joder demasiado. - El sistema de salud público y privado está al límite, pero de verdad. De hecho, en la semana que viene empiezan a habilitar hoteles ya sea para enfermos moderados, o para personas que de cara al alta no tienen la posibilidad de usar un baño propio, o una adecuada comunicación...- comentó el Omar, el radical del grupete. - Y claro... necesitan descomprimir camas de sanatorios y hospitales...- reflexionó el Ruso de cara a la novedad.

Como siempre, la cena fue recibida con un aplauso fervoroso. El aroma a ristorante, a cucina de la mamma, mezcla de harinas, ajos, salsas, tomates, albahacas, perejil fresco, pimientos y vapores del agua para cocinar la pasta, habría despertado a los mismísimos granaderos de San Martín, después de cruzar la cordillera.

Disruptivo, Julián había decidido festejar el Día del Malbec con unos Bonarda de Nieto & Senetiner edición limitada de 2006. Un vinazo para la pasta.

...

La charla se armó rapidito alrededor del tema que preocupa a todos. El avance de la pandemia está muy pesado en Mendoza. El Omar tenía algunos reflejos de lo que estaba pasando en el gobierno. Antes de hablar, y haciéndose el distraído, ensopó el pan francés en su plato de tallarines caseros al fileto, que había coronado con una generosa cantidad de pesto.

Suarez y Cornejo, recorrida hospitalaria.

- Miren... lo que sé es que Rodolfo Suarez está muy preocupado. Al máximo... porque el sistema está al límite. Estamos hasta las manos de contagios y casos graves, y son muy resonantes además las muertes personas sub-45 que todos conocemos, de familias importantes de Mendoza. El virus está muy agresivo. En el gobierno lo que dicen es que más que segunda ola, fue como llevarse puesta una pared. Abril viene para récord de contagios y de muertes. El peor mes en quince meses de pandemia. En la madrugada del sábado, después de las 00:30, el Rody anduvo dando vueltas por la zona metropolitana, en los retenes policiales. Casi hasta las 02:00. Lo que vio es que en general el mendocino cumple las pocas restricciones que rigen aquí. Aunque el comportamiento individual ha estado muy relajado. En definitiva, están todos en máxima tensión y le apuntan a lo que consideran un fracaso total, que es el plan de vacunación del gobierno nacional, que encima ahora les echa la culpa a los gobernadores que no compraron vacunas... ¿No lo escucharon a Santi Cafiero? - dijo el Omar, mientras se acomodaba un "pin" de la UCR en la chomba. El gordo lo miró, serio.

- Todo muy lindo... están preocupados... ¿y qué van a hacer? Te aviso que me comí 11 días de hospital, fiebre, oxígeno, y que no me pasé de largo porque tuve suerte. Y que mientras yo me salvaba, se murieron 32 mendocinos más los que informaron de semanas anteriores...- dijo. Ludovico, el más PRO del grupete, salió al cruce tratando de calmar las aguas.

Van quedando pocas vacunas.

- Julián... nadie dice que no... la situación es gravísima... estamos otra vez en medio de la pandemia, más agresiva que el año pasado... Estamos muy complicados, en la provincia, y en el país, encima con la grieta política que no permite acordar nada. Vamos a ver qué hace la Corte Suprema con las clases presenciales de Buenos Aires. Con un gobierno que hace un año tenía 70 % de popularidad y hoy militariza las calles y milita el cierre de las escuelas, donde hay pocos contagios. Es decir, a la crisis sanitaria tremenda y la falta de vacunas, agregá el cansancio límite de los médicos, enfermeros, personal de los hospitales y sanatorios y ambulancias y emergencias... más la tensión política. Estamos al horno muy mal. Ayer mismo, la intendenta Flor Destéfanis en persona estaba buscando cama en todo el Gran Mendoza para un vecino de su pueblo. Y así están todos los intendentes, porque a ellos les llueve primero...- explicó.

- Está bien... pero qué van a hacer... acá las restricciones que se tomaron fueron livianas... cómo van a hacer para bajar la circulación de personas....- insistió Julián. Se había reservado la pasta picante, que humeaba como un cañón de 105 mm sin retroceso. El Omar enrolló sus tallarines como un jugador de primera categoría, con una cuchara, y contestó.

- Para estos momentos es que Suarez se guardó algunas cartas. La credibilidad con la que aplicó la política sanitaria el año pasado le va a servir ahora para cerrar más fuerte. Calculo que no será enseguida, van a medir cómo impactaron los últimos dos decretos de Mendoza, que limitaron la nocturnidad y la cantidad de gente que puede reunirse, y tantear la pelea política entre el kirchnerismo y Larreta por las restricciones de la CABA. Pero esperaría novedades de mitad de semana en adelante en función de la ocupación de camas que está al límite. De hecho creo que este domingo habilitan las camas nuevas del Hospital Central. Por lo pronto, los intendentes también van a tomar medidas. Yayo Suarez y Tadeo van a tener una ronda con comerciantes y empresas a principios de semana. Van a apretar mucho con el horario corrido, de modo que luego, una nocturnidad más corta no afecte por lo menos al comercio. También con las medidas de higiene que se han relajado en todos los comercios. En los supermercados ya no te toman ni la fiebre, y la cantidad de comercios en los que te atienden con el barbijo por la pera, encima con la gente amontonada, son muchos. Van a insistir en que se venda online y delivery todo lo que se pueda, y van a mandar a muchos empleados municipales a hacer home office. Y luego, podrán venir algunas restricciones provinciales más a todo tipo de actividad de recreación en lugares cerrados. Clubes, deportes amateur, escuelas de danza, teatro... Tal vez no cierres totales, pero con menos gente y virtualidad. Es muy doloroso. Pero el virus nos lleva puestos. No sé si restringirán horarios de la gastronomía. Ya están muy hechos mierda. Pero bajar el horario nocturno es una posibilidad. Y luego, si el rojo sanitario se pone más intenso, te aviso que a Suarez no le va a temblar la mano para ir a una fase 1 si es necesario pero corta, para descongestionar gente y camas. Después de todo, hay países que restringieron al máximo, pero cuidando la economía y las clases...- dijo el Omar, acomodando una segunda porción de tallarines en su plato. Estaba ansioso. Como todos. Y con una dosis de susto razonable después de la que había pasado el gordo. El Ruso aportó razonabilidad.

- Amigos... hay que cuidarse cada quien. No esperen un policía en la puerta o un Alberto o un Rody que les diga qué hacer. Acá, alcohol en gel, mucha higiene, distancia social, y tapabocas como corresponde. Y dejar el alpedismo. Guardarse un poco. Y que el universo o en lo que cada quien crea nos ayude, porque esto viene muy mal.

Finalmente, Julián sirvió otra vuelta de Bonarda y la mesa cambió de tema.

...

Hay encuestas

En semanas verdaderamente bravas, estaban circulando encuestas por todos lados. Pero destacaban dos. Omar las puso en relieve, mientras agregaba otra generosa cucharada de pesto genovés en su plato.

- Hay una del Elbio Rodríguez, que encargó la UCR hace tiempo, muy amplia, y hay otra de Aurelio por cuenta de un sector del peronismo. Serían más o menos coincidentes. Hay una ventaja del oficialismo, es decir de Cambia Mendoza, con Cornejo y Cobos de principales candidatos, Alberto ha perdido más de 30 puntos, por debajo del 40 % de imagen, por lo que les hace de "ancla" a los candidatos del PJ. Cristina cayó en Mendoza, pero menos que Alberto, y les aviso que hay una gran cantidad de personas que hoy no dice, o no sabría, a quién votar, y que no tienen ni siquiera puta idea de que este año hay elecciones. No las tienen en foco. Están con la cabeza en la pandemia, su laburo, su guita, las clases. De acuerdo a cada sondeo, eso da cerca del 30 al 38 % de "no sabe no contesta". Y la imagen del gobierno provincial, de Suarez y los intendentes, vuela por encima del 60 %. Midieron áreas también. Salud y Educación miden más del 50 % de imagen de gestión. Seguridad está muy dividido. Por mitades, te diría, de positivo y negativo. Es lógico. La inseguridad está pesada. Pero en general lo que se ve es que el PJ tiene un piso irreductible con Anabel, más los intendentes que miden bien, que Cobos y Cornejo están muy bien en los números probablemente 15 puntos encima del peronismo, y de paso les digo que incluso caminan bien entre ellos y con Rodolfo...  Hay que ver qué da la que están midiendo el Post y el Memo. Y algunos de mis amigos peronistas dicen que se está posicionando muy bien la fórmula Anabel-Adolfo Bermejo. Aunque habrá que ver qué pasa con el peronismo del sur... ¿no? - dijo el Omar, apuntando a Julián.

Suarez, Cornejo y Cobos, el día que retuvieron la provincia.

- El peronismo del sur es de los que les toca gestionar. Te aseguro que el Emir hoy le debe dedicar el 10 % de su tiempo a las elecciones. Pero bueno, están midiendo, y en el curso de estos meses verán si le plantean una interna al kirchnerismo, o si esperan dos años, o si acuerdan razonablemente. No veo al peronismo en una interna compleja, salvo que cambie el "reglamento" y se imponga aquello de hacer las PASO y las generales el mismo día, es decir, una ley de lemas, y entonces al peronismo tal vez le convendría tener muchos candidatos que sumen entre sí, vaya al Congreso el que sume más entre ellos, para intentar mejorar ante Cornejo y Cobos. De otro modo, supongo que habrá acuerdo...- dijo Julián. - Lo que sí sé, es que Anabel Fernandez Sagasti se está metiendo solita en los barrios, con una compañera, y que está tratando de acercar gente al peronismo. Los recibió a los de Asinmet en la casa nueva del PJ, me dijeron que hasta el Julio Totero estaba, rodeados de cuadros de Perón, Evita, Néstor y Cristina. ¡Hay foto!

Anabel Fernández Sagasti y los empresarios de Asinmet.

Ludovico metió la cuchara en ciertos chismes oficialistas.

- Yo escuché que hay algunos suaristas "puros" que indagan la chance de que en lugar de Julio y el Alfredo, los candidatos sean un intendente, tal vez Marcelino u Orozco, y un ministro o ministra de Rodolfo, puede que la Mariana Juri, y se gana igual. Y que de ese modo el candidato es el gobierno...- tanteó. El Omar salió al cruce.

- Yo vengo escuchando eso en algunos mentideros. Pero es nada. Rodolfo quiere gobernabilidad. Ganar fuerte. No quiere correr ningún riesgo, no quiere "lolas", ni experimentos. Va con Cobos y Cornejo y a la mierda...- dijo. Julián aportó otro dato.

- Lo más saliente de las encuestas que están en los escritorios de la política, es que no hay tercera fuerza. No existen. En la medición radical, el MendoExit no llega al 1 %, el PD no pasa el 2 %, Protectora el 3 %. No hay tercera fuerza.

- ¿Y el MendoExit no? ¿Estás seguro? - se sorprendió el Ruso. Le caía bien el Hugo Laricchia.

- Por ahora no. Nada. Además, ya no son más "Exit", en todo caso son "Enter", "Intro", "In..." o como quieras llamarle. Iban a ser lo nuevo de la antipolítica y terminaron aliados con lo más rancio del PD. Una alianza así sería el Paraíso del Chueco Mazzón que en paz descanse, pobre Chueco, para quitarles votos a los de Cambia Mendoza. Yo, si fuese un peronista con plata, les pongo la valija y les financio la campaña, y capaz meto un diputado nacional más, como el amigo Ramón...- especuló el gordo, y los amigos estallaron en carcajadas. Luego, brindaron por las oportunidades que brinda la democracia.

...

La cena fue llegando a su fin. Julián había preparado unas islas flotantes con merengue italiano, ese que se hierve en leche, y luego abrieron una bottle de un Jack Daniel's Tennessee Honey, algo así como la Bebida de Dios, y brindaron por el reencuentro. Luego, partieron rumbo a los autos.

...

- Che... qué vergüenza los del SUTE...

- ¿Por...?

- Mirá esta foto... ¿No la viste en el Post ? si vas a militar el cierre de escuelas porque le tenés miedo a la pandemia... por lo menos, ponete bien el barbijo...

- ¡Jajajajajajaaaaa!

- ¿Supiste algo del cambio de autoridades del PRO local? Hablaron Pato Bullrich, Larreta y Macri.

- Sí... fue virtual... participaron como 400 personas... lo condujo De Marchi, muchos jóvenes... y lo mejor fue cuando Macri le dijo a Larreta "Horacio, búscate una luz que estás medio en penumbras ahí", el pelado estaba en algún lugar oscuro de Buenos Aires, y con la cabeza metida en sostener las clases de la CABA. Y la Bullrich andaba correteando los nietos. ¡Muy bueno!

- Decime la verdad... ¿Tuviste miedo de morirte?

- No sé. Tuve pesadillas con eso. Lo único que te digo es que el virus es espantoso. Y puede matar. De hecho lo hace, y nadie sabe bien por qué y cómo elige a sus víctimas. Además, ninguno de los enfermos sabe dónde mierda se contagia. Hay que cuidarse. No queda otra. Y más que antes.

- ¿Cuánto irá a durar esto?

- No hay mal que dure cien años... ni cuerpo que lo resista... Esperemos que empiecen a llover vacunas y en un par de años pasemos por lo menos la pandemia.

- ¿Un par de años?

- Sí. Este virus no nos va a hacer precio.

...

Dicho lo último, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra, hasta la semana que viene.

...

Esta nota habla de: