Quincho: Llega la hora de decisiones duras por la pandemia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 25 Abr 2021

Julián no se dio cuenta de lo que extrañaba los olores de un buen asado, hasta que se puso a armar el fuego. El último lo había hecho unos días antes de sentir los primeros síntomas del Covid, a mediados de marzo. Pensaba que le había tocado ser de los primeros pasajeros de esta segunda ola que está resultando tremenda. Y todos los días agradecía poder contarlo. Mientras sentía el humo suave de los leños al encenderse, recordó que cuando estaba internado en aislamiento en el Hospital Santa Isabel de Hungría, un día "recuperó" el olor penetrante y ácido de la lavandina. Una señora que hacía la limpieza de las habitaciones abrió un recipiente para desinfectar los pisos y el olor le sacudió los sentidos. Sin vergüenza, recordó que en ese momento lloró en silencio, porque se dio cuenta que estaba volviendo. Pensó en eso, mientras preparaba la cena para sus amigos. El gordo era de los que ya no quería ni ver sus propias redes sociales. Estaban repletas de pésames, condolencias, o de cadenas de oración. El Ruso le adivinó el semblante.

- Esto está feo Julián... casi todas las personas que conozco tienen un amigo, un familiar, un conocido o un compañero de laburo enfermo de coronavirus, o que murió, o que está muy grave. Realmente, esta vez tengo que reconocer que tengo un grado de miedo razonable. Sobre todo después de ver cómo la pasaste.

- Está bravo... vamos a ver qué pasa esta semana... Me parece que se vienen las decisiones pesadas...

- ¿Te "parece", o es información?

- En la cena te cuento un poco...- dijo el dueño de casa, y se concentró en los olores que estaba descubriendo otra vez: la carne asada, los pimientos, el chimichurri casero, los ajos, el oliva, y hasta la sal entrefina con la que preparaba la salmuera para hidratar el asado. Haría una pieza completa de bife angosto. Requiere ciencia. Hay un punto de cocción que no se puede superar, porque de lo contrario se seca y es como comer cartón. Así es que estaba bien concentrado en ello, acomodando las brasas de a una.

Bife angosto entero, como se hace en el quincho.

Pronto, todo estuvo listo para le cena. Preparó unos tomates asados con muzzarella, albahaca, y aceitunas negras, y una de sus ensaladas preferidas: berros, huevos duros, queso rallado, oliva y un toque de aceto balsámico. Y hoy sí, abriría sus preciadas botellas del Cabernet Franc de la Jimena López Campos, negro como el grafito.

...

Como siempre, la llegada de la carne a la mesa fue precedida de una ovación fervorosa. Sobre todo ahora, porque los amigos saben que se vienen algunas restricciones a los movimientos. Las reuniones familiares y sociales están apuntadas. Julián empezó a cortar la carne con suavidad. Estaba casi rosada, en su punto justo, y se cortaba fácil, al primer intento. Ludovico sintió que -literalmente- se le hacía agua la boca. Fue el dueño de casa el que abrió el juego:

- Omar... ya estuvo... ¿qué van a hacer? Eso de cuidarse cada uno ya no va... hay que hacer algo fuerte... la gente está "a punto de caramelo". En las encuestas, aunque varían, tenés de un 40 a un 70 % según quién mida apoyando restricciones. El problema es que nos seguimos moviendo y andando por todos lados. El viernes a las 18:30 tuve que air al centro a buscar algo. Estaba explotado. No se podía caminar por la Avenida San Martín, sobre todo desde Peatonal hacia el norte. Un mundo de gente... no podías andar por las veredas a menos de dos metros de alguien... y seguí viendo personas sin barbijos ni cuidados... ¿Qué esperan? Abril viene para mes récord. En lo que va del mes se informaron 194 muertes. 97 fueron en la última semana. Pero nadie cede nada... Tienen que aplicar por lo menos la restricción de salidas por DNI... ver qué pasa... Están las terapias del Gran Mendoza hasta arriba. No hay camas en casi ningún lugar. El 66,8 % de los infectados en la semana que pasó, que fueron 5.800, cifras oficiales, tienen de 15 a 49 años. Y no quiero pasarte la lista de los fallecidos jóvenes, porque todos las vemos en las redes. Me parece que ya no alcanza... El gobierno tiene que hacer algo, y que sea fuerte. Quince días, un mes, y ver si los casos bajan y se descongestiona el sistema sanitario... No entiendo por qué no hacen aunque fuere lo de los DNI...- dijo el gordo. Después del susto enorme que se había llevado, seguía compartiendo que hay que convivir con el virus. Pero se daba cuenta del nivel peligroso de la pandemia. El Omar, como siempre, se hizo cargo como buen radical que era. Probó el Cabernet Franc, y arrancó:

- Si en algo lo conozco a Rodolfo, el lunes va a aparecer con un menú reducido de opciones de todo lo que se ha analizado, y va a tomar una decisión con su mesa chica. Ya tiene todos los números que necesita. Sólo falta que le confirmen si la explosión de casos en Alvear que crecieron un 84 % en una quincena, es por la cepa Manaos.

- ¿Y eso? - se sorprendió Ludovico.

- Dos colectivos completos de jubilados de General Alvear fueron en un tour a Mar del Plata, antes de que se frenaran los viajes de turismo. Volvieron con más de 20 contagios y el lunes les dicen si es la cepa Manaos. Creen que es posible, y las mandaron a analizar.

- Mierda...-

- Exacto...- siguió el Omar. - El tema de regular las salidas por DNI fue, en su momento, una medida que sirvió para abrir. No para cerrar. Cuando se permitió salir por DNI la primera vez, veníamos del confinamiento. Y no había clases. Entonces, ordenar las salidas por número de documento cuando tenés 2.000 escuelas y medio palo largo de pibes yendo a clases semana o día por medio o como fuere, es un quilombo casi imposible de controlar.

Mendoza lleva dos meses de presencialidad.

- ¿Y cómo hacés? Imaginate que empezaran a parar el tráfico de los padres que van a la escuela a llevar o a buscar a sus hijos...- acotó Julián.

- Bueno, esa es la dificultad que ven en el corazón del gobierno provincial. ¿Qué hacés? ¿Les das un salvoconducto a los papas y mamás que van a la escuela o traen a sus chicos? ¿Un certificado de circulación a los padres? Y además... ¿Quién va a controlar? Cuando empezaron las salidas por DNI abarcaban todo y no había escuelas. Y muchas actividades aún no funcionaban y tenías la calle saturada de policías y preventores. Hoy en Mendoza funciona casi todo, todo el mundo es estratégico o esencial en su propio trabajo. Hay clases, mal que mal. Es imposible ponerle un policía a cada quién y menos cuando la inseguridad está pesada...- dijo el Omar. - No obstante, es una de las medidas en estudio... lo que pasa es que Suarez defiende su política sanitaria que le dio más resultado que a aquellos que cerraron todo...-

- Todo no. Mirá lo que fue ayer el sepelio de Meoni... Una vergüenza- dijo Ludovico, y el gordo le tiró miguitas de pan a modo de reproche. El Ruso insistió con la pregunta original.

- ¿Pero qué van a hacer? El hombre de los negocios del grupete sentía una auténtica preocupación, más allá de cualquier chicana política. Julián pidió la palabra, pero antes sirvió otra vuelta de asado.

- Algo que funcione. Los intendentes tienen diversas opiniones aún los del oficialismo de Cambia Mendoza entre sí. Los peronistas están a cinco minutos de pedir que se suspendan un mes las clases presenciales. Tienen un grupo que se llama "Coordinación intendentes", de WhatsApp, donde se la pasan prestándose camas, buscando lugar para su gente. Incluso hay colaboración entre peronistas y radicales. La ministra Ana Nadal le alcanzó vacunas a Matías Stevanato para que Maipú pudiese terminar de inmunizar a los mayores de 60 años entre viernes y domingo, y le habría pedido que no haga demasiada "bandera" en redes, ni nada. Y mucha gente de Maipú se pudo vacunar en la Nave Central, en la Ciudad, por gestión entre Yayo Suarez y Matías. Digamos todo. Nadie tiene ganas de joder... pero hay diferencias... Yayo cree que hay que restringir la circulación... Tadeo le apunta más a las reuniones sociales y familiares... y a las juntadas de la gente que sobre todo en las barriadas populosas... es menos estricto el cuidado, que por ahí ves en los centros urbanos... a ver... los pibes no tienen clases y se van a jugar a la pelota... es así...- dijo. Y siguió:

- Miren amigos... nadie deja de reconocer que la pandemia está al recontra rojo... que abril va a ser récord... que se nos murieron este mes 194 mendocinos... a ver... es como que se nos cayera un avión... y sólo en lo que va de abril... ¿se entiende? Emir Félix, que todavía tiene números bajos de contagios en comparación al Gran Mendoza, mira de reojo lo que pasa en Alvear porque los médicos del sur son los mismos. Aviso que si el gobierno provincial no toma medidas esta semana, lo va a hacer Félix en el sur. Hay que vivir las cosas para entenderlas... ¿Qué le vas a decir a Félix, si cuando estuvo en el Posadas con aquella internación en terapia por su Mal de Addison, veía sacar las bolsas con cuerpos de la terapia de al lado...? Yo vi lo que pasa. Pibes sub 40 que internaron en el mismo hospital en el que estuve, no salieron. Incluidos uno de 27 y su papá, los dos de Luján. Son tiempos muy complejos esto... Espero sinceramente que Rodolfo acierte y que los intendentes acompañen... y que se baje la circulación de la gente por lo menos un mes, porque mayo va a ser muy complicado...- dijo el dueño de casa.

Intendentes y comerciantes, la semana pasada. 

- ¿Los comerciantes qué dicen? - quiso saber el Ruso.

- Bueno... justamente eso es un quilombo y dejo aparte la gastronomía, que te la cuento después. Mirá... el comercio no quiere que les restrinjan nada... y hay diferencias entre los de los barrios y los de los centros urbanos. Andá a decirle a una panadería de barrio o un kiosco que tienen que abrir a las 10:00. O cerrar a las seis, siete u ocho de la tarde. No quieren saber nada porque tuvieron un año horrible y muchos, que -digamos todo- venden en negro porque los matan con los impuestos, no pudieron acceder a los REPRO, ni a ninguna otra ayuda. ¿Qué van a querer cerrar? No sé... hay un dato del que los intendentes desconfían. Los comerciantes les dijeron la semana pasada, cuando se reunieron en la Muni de la Ciudad, que tienen las ventas caídas hasta un 20 % después de Semana Santa. Y hasta el 50 % en los persas. Sin embargo, vos ves el centro repleto, explotado de gente todo el día y más en las horas pico. ¿Qué, es gente que no compra? Y bueno, si hacen "alpedismo", hay que restringir las salidas. Porque todo el mundo sale porque puede salir. Hay que cerrar por DNI, por sexo, por penales, tirando la moneda, hinchas de Gimnasia un día y de la Lepra otro... no sé... algo hay que hacer porque no podemos tener Mendoza repleto de gente en todos lados todo el tiempo. Hay que restringir los ingresos a los grandes centros, y bueno, ver cómo ayudar a los que pierdan. Yo sé que alguna conversación hay entre el gobierno y las empresas gastronómicas, para algún tipo de ayuda que está durísima. El Ale Vigil posteó que están laburando al 40 % y que para mayo esperan una caída mayor. Pero Mendoza está jodida, los ingresos provinciales cayeron un 2 % de año a año, primer trimestre, aunque los nacionales crecieron, los gastos de pandemia te comen. Con inflación.

Ludovico preguntó lo que nadie en la mesa quería preguntar.

- Che... ¿Y las clases? ¿No cabría preguntarse si es el momento de bajar la presencialidad? ¿Cuándo lo hacés, si no es en un mes record de casos y con las terapias a una semana o dos de llegar al 95 % de ocupación? El Omar saltó como si le hubiese picado un alacrán.

- No. La escuela es lo último que se toca. Entiendo que en la DGE respiraron cuando vieron los últimos datos de contagios reales detectados en las aulas, y de la investigación epidemiológica que se hace a través de las propias escuelas y de Salud del origen de los casos de contagios entre docentes, no docentes y alumnos. Están haciendo un informe. Thomas va a defender a muerte la presencialidad a como dé lugar. Además, hay otro dato. Fijate que aunque hay muchos contagios, Mendoza está estabilizada. En una curva muy alta, es cierto, es como estar trotando en pelotas en la cumbre del Aconcagua. Pero están entre ochocientos y mil y pico y un poco menos los fines de semana, porque hay menos determinaciones. Pero no hemos llegado ni a mil quinientos ni a dos mil casos diarios. Las escuelas no, los pibes tienen que ir a estudiar. Los contagios son afuera. Lo que pasa, es que los padres tienen que ser muy responsables de en dónde andan sus hijos. No quiero ser policía. Lo digo en modo sanitario...- dijo el Omar.

- Miren... hay virtualidad de hecho en muchas escuelas por los docentes aislados o en grupos de riesgo o porque se rompe alguna burbuja por algún caso... así cierres mil escuelas... no son todas...- dijo Ludovico. El Omar agregó una perla negra.

- Yo estoy indignado, pero mal, con lo que está pasando en los colegios de la Universidad Nacional de Cuyo, los secundarios. Los pibes casi no tienen presencialidad, y en la virtualidad, es raro que tengan un docente frente al curso. Les dan tareas, y arreglate como puedas. Pasaron dos meses de clases casi, y a algunos docentes no los conocen aún. Y les cuento algo. Lo próximo es que se van a negar a la presencialidad, después del paro de la semana pasada. Escuché un audio. Una preceptora del DAD les pide a los profesores que este lunes vayan a presencialidad a los colegios "para poder tomar contacto, dialogar y organizarnos", y que martes y miércoles nadie iba a ir presencial, sino virtual. Porque el miércoles se reúne el Consejo Superior de la UNCuyo a tratar el pedido de la FADIUNC de la "suspensión transitoria de la presencialidad". Una vergüenza. O sea, ir a la escuela para organizar cómo no van a dar clases, sí. Dar clases, no. Porque ya sabemos que la virtualidad de los colegios universitarios es verso...- se quejó. Julián coronó la idea.

- Hace rato que en la UNCuyo les importa más la política que la educación de los pibes. El Consejo va a terminar cediendo. Como hicieron Kicillof y Alberto, aunque Larreta les demostró que los contagios no son en las escuelas. Los padres y madres están tomando protagonismo, pero aún no tienen suficiente fuerza contra el politburó universitario, que te "planchan" cualquier reclamo. La verdad que la pandemia es una mierda y es cierto que los profesores laburan el doble... ¿No lo hacen los médicos también, los enfermeros? Pero no pueden ser los pibes los que sigan pagando...- dijo el dueño de casa. El Ruso pidió que le resuman el "menú" de opciones que hay para tomar. Es decir, qué va a tener que decidir Suarez esta semana. El Omar se lo apuntó:

- Restringir más la nocturnidad, o salidas por DNI excepto gente que está trabajando, o llevando a los chicos a la escuela, restringir horarios de movimientos, apretar en el comercio, supermercados, gastronomía, negocios de grandes superficies, para que las compras sean individuales... restringir las juntadas sociales y familiares... y por último, lo último de lo último, la presencialidad en las escuelas. Y todo ello dependiendo de cómo avance la pandemia, o si se acelera con la cepa Manaos. Hasta ahora sólo dijeron de dos casos. Pero en off the record los médicos con los que hablás ya creen que hay un 20 % de esta cepa. A ver... Suarez no hará cosas raras... intentará manejarse con el "abre-cierra" que fue útil el año pasado, por períodos cortos. Y no creo que toque la presencialidad, salvo en algunos colegios con mucha matrícula que se mueve en transporte público. José Thomas va a tratar de asegurarles educación por lo menos, a los chicos de las trayectorias más débiles...-

Los amigos se miran en silencio, y terminaron la cena de la misma manera. Pensando que probablemente en las próximas semanas la vida daría otro cambio, porque de alguna forma hay que ofrecerle menos vida humana a este virus que nos está devorando.

...

La cena fue llegando a su fin. Luego de un café bien fuerte y esta vez con queso y membrillo casero de postre, los amigos partieron rumbo a los autos.

...

- Che... qué poca actividad política hay en los partidos grandes... sólo los que quieren salir terceros están haciendo algo...

- Y... los come la gestión de la pandemia. Fijate que vino Juan Cabandié, el ministro de Ambiente de la Nación que hizo anuncios importantes de gestión de residuos en el Valle de Uco junto con Anabel, que es bien protagonista de las gestiones nacionales, y Stevanato y Félix no pudieron ir. Félix lo iba a recibir en el sur ayer pero Cabandié se tuvo que tomar el primer avión por la muerte de Mario Meoni. Y Matías está a full como todos los intendentes del Gran Mendoza, entre conseguir camas y vacunas. Lo que más importa ahora: Camas, y vacunas. No hay tiempo ni lugar para otra cosa.

Cabandié, y Anabel Fernández Sagasti.

- Al acuerdo para postergar las elecciones no le dio bola nadie...

- No. La gente no tiene sintonizadas las elecciones. Acá, los intendentes y el gobierno sí están mirando que habrá un mes más para decidir la estrategia final, que no va a cambiar. Será la de hacer las elecciones el mismo día que las nacionales. Más, en pandemia... qué vas a sacar a la gente a votar tantas veces.

- Cierran hoy la cantina de Talleres...

- Sí, lo vi en los medios. Lo decidió la nueva comisión del club luego de no llegar a un acuerdo con el concesionario, por el alquiler, más la baja venta por la pandemia.

- Cómo has cambiado desde que te dio coronavirus... antes no querías restringir nada...

- No es así... siempre dije que se debe convivir con el virus para poder laburar y estudiar... pero hay que tratar de sacarle el cuerpo... que no te agarre como la "máquina de pisar boludos" de Tato. Mirá... la gente sabe cuánto sale al pedo... y cuánto no... y el gobierno no debe errar... porque cualquier cosa que toque, significa afectar la vida y los ingresos de mucha gente. Acá hay un 44 % de pobreza... Dios sabe cuanta informalidad... A esa gente no hay quien la ayude en serio... hasta los que andan pidiendo en los barrios del centro o haciendo changas, se queda sin ese ingreso cuando restrinjan. Y yo miraría lo que pasa en los clubes deportivos. El otro día, alguien que conozco de una empresa del Estado, de las grandes, fue con la hija al gimnasio de su club, uno de los más grandes y tradicionales de Mendoza, y se fueron radicando la queja. Era un festival de gente de más y sin barbijo. Y eso lo ves en muchos clubes.

- ¿Y entonces?

- No sé... no quisiera estar en los zapatos de Suarez, los ministros, o los intendentes. Lo que sea que hagan, que funcione. Porque esto ya está muy feo. Muy inhumano...

...

Así, reflexionando sobre los tiempos difíciles que nos tocan a todos, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra. Hasta la semana que viene.

...

Esta nota habla de: