Quincho: Femicidio de Flor, violencia interesada, y los responsables - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 20 Dic 2020

Julián no tenía complejos temporales con las pizzas. Le daba igual invierno o verano. Había aprendido eso de pibe junto al oficio de pizzero con un tío en Mar del Plata. Veranos de adolescencia en la playa, trabajo en la pizzería y salidas nocturnas. De hecho, prefería amasar en la temporada estival. La masa levaba mejor y se podía bajar con unas cervezas bien tiradas. Además, meter las manos en la harina le mejoraba el ánimo, aunque nunca supo por qué. El olor a la levadura, los quesos, la salsa de tomates, le traía recuerdos de aquella fonda pizzera.

Conmovido como todos por la brutalidad homicida con la que una bestia -no le cabía otro calificativo- había acabado con la vida de la chiquita Florencia Romano, cocinaba en silencio para sus amigos. El Ruso, que tenía sobrinas y una hija de la edad de la adolescente asesinada, pescó el estado de ánimo de su amigo.

- Un día de estos hay que cerrar Mendoza por duelo. Íntegra. Por todas las pibas que han matado en estos años... No se puede creer...- dijo el hombre de los negocios del grupete. Cuando su hija salía, no dormía. Y la iba a buscar cada noche al sitio que fuere.

- Sabés que me jode de este caso... se pudo haber evitado... Si la mujer policía que atendió aquel llamado prestaba atención... tal vez, alguien alcanzaba a hacer algo... El Estado falló...-

- Es así...- concordó su amigo, y se puso a mirar precios de casas y autos. Había notado que los valores en dólares, si no era billete, eran a la cotización del día de "dólar bolsa".

...

Julián dejó que la masa levase sin interrupciones y fue armando los bollos, que puso a levantar una vez más ya puestos en las pizzeras. Condimentó con su especialísima salsa de tomates que apenas matizaba con orégano, sal, pimienta y el "chimi" pizzero, y luego las fue horneando de a una antes de armar los rellenos. 

La verdadera masa de pizza del quincho, antes del segundo levado.

Haría su "napolitana" famosa en la comarca, con rodajas de tomate y ajo picado, otra con ananá, melón, jamón y caramelo, una calabresa fuerte con verdadera longaniza, y haría otra más que le gustaba mucho al Omar, la fugazza rellena. La horneaba de una sola vez, con el queso y la cebolla con oliva, sal y orégano por dentro, y luego por fuera, apenas unas cebollas en aros desparramadas sobre la masa. Sencilla y potente. Por las dudas, dejó armada una especial de jamón y morrones, finalmente, su favorita.

Por suerte, todo estuvo listo para la cena.

Tomate, y al horno...

...

La charla se armó rapidito alrededor de los últimos acontecimientos de la semana. Finalmente, no tan inesperados. Julián estaba muy caliente.

- Yo no puedo creer que hayan permitido que un grupo de vándalos, un sabalaje terrible, lúmpenes, hayan provocado semejantes atentados contra los símbolos de nuestra democracia... A ver... el poder es esencialmente simbólico... ¿Cómo dejaron que ocurra? Es perder autoridad. Vi la conferencia de prensa, pero no entendí el plan de dejarlos hacer... Daba lo mismo... Podrían haber quemado el Teatro Independencia, un diario... la casa de alguien... cualquier cosa...- dijo el dueño de casa, mientras iba repartiendo las primeras pizzas de la noche, humeantes y deliciosas. El Omar, el radical del grupete, sabía que tendría que dar muchas explicaciones esta noche. Bebió un sorbo de Doña Paula 1100, y arrancó.

- Nadie quería un muerto...

- Ya hay una... Te recuerdo que asesinaron a una piba, e hicieron una conferencia de prensa por los ladrillos y los muebles rotos...- dijo Julián, persistente e irónico. El Omar trató de no confrontar.

Así quedó el ingreso principal.

- Justamente... vos imagínate si había represión... A ver... podía pasar cualquier cosa... Corridas por todo el centro en medio de la noche... gases, balas, fuego... refriegas... Estos lúmpenes que vinieron a romper todo y pudrieron la marcha de las pibas que pedían justicia... lo único que buscaban era un enfrentamiento con la policía a matar o morir... no les importa nada... Escuchame... estos pibes, porque la mayoría eran sub-30... incluso menos, que salen a la calle con la mochila cargada de bombas molotov, con mazas y cortafierros para sacar piedras de las acequias... hay fotos... videos... todos los vimos... Entonces... con estos tipos... No podés negociar nada. Era dejarles hacer, que se sacaran las ganas, o reprimir y que corrieras el riesgo de que se saliera todo de madre. Íbamos a tener un muerto...- dijo el Omar. El resto de la mesa no agregó palabra.

El fuego en la Legislatura.

- Yo entiendo que hubo sensación de impunidad. Pero no reprimir fue una decisión política del gobernador de Mendoza, la de cuidar las vidas. Incluso la de estos infames que propusieron un golpe de Estado a piedra y fuego. Estaban organizados, totalmente orquestado. Infiltraron una marcha pacífica en la que además había cientos de pibas que no están acostumbradas a la tensión de estas manifestaciones. Muchas chicas conmovidas por el asesinato de Florencia fueron por primera vez a una protesta... Vos imagínate tener a la policía en la calle... o intentar reprimir... o que un cana lastimase a una piba... habría sido un desastre completo...- afirmó. Ludovico intervino a modo de mediador.

- Estos ataques empiezan con diez o doce tirando piedras, pero si interviene la policía, se hacen cien, quinientos... el despelote escala... y se le "va la olla" a todo el mundo...

- ¿Entonces no confían en que la policía pueda contener desmanes? ¿Y la próxima, se llevan puesto a un gobierno? Yo sigo sin entender que lo hayan permitido... Si hubiese sido legislador en una situación así, me paro con un bate de béisbol en la puerta y que vengan nomás a quemar la casa de los mendocinos...- insistió Julián mientras cortaba las pizzas. -Además no jodamos... ¿No tienen una división de Inteligencia? No hacía falta ser un agente secreto... en las redes y grupos de WhatsApp estaban con eso de "¡Que arda Mendoza!" Y después van los marginales y hacen eso... ¿Nadie sabía? - insistió. La charla se puso incómoda. El Omar tiró el resto de lo que sabía:

- Bueno... a ver... Obviamente el gobierno sabía lo que iba a pasar. Lo sabían el gobernador, el ministro de Seguridad Raúl Levrino, lo sabían Munives, los comisarios... De hecho, si mirabas con atención ibas a ver desplegadas las unidades de policía desde la Plaza Belgrano, en el Barrio Bombal, hasta las zonas aledañas a todos los edificios atacados. Sí te concedo que tal vez se debió proteger la Legislatura... Y es cierto que había información de Inteligencia desde temprano. Hay que entender el estilo de quien gobierna. Rodolfo se reunió con la familia de Florencia, habló con ellos, se puso a disposición, prometió castigo para la agente de policía que desestimó la llamada de auxilio... luego hubo discretísimos contactos con la organización de la marcha, el compromiso era de no generar despelotes... y bueno... hubo infiltrados, gente de la ultra izquierda... a los que no se les puede decir "anarquistas". Los "anarcos" eran serios, formados, leían... estos son una mezcla de antisistema, extremistas muy antidemocráticos,  ignorantes con cuentas pendientes con la cana... marginales alimentados de odio y resentimiento... y conducidos por irresponsables que querían agitar y que no podrían ganar una elección nunca en la vida... A ver... es la misma matriz de los desmanes posteriores a las marchas de la 7722, y de los ataques anteriores que hubo a la Legislatura, al Metrotranvía, qué se yo... hubo varias de estas... es lo mismo una o dos veces al año desde 2014... Es más, en la conferencia de prensa... varios se metieron al Facebook del gobierno y armaron bardo... La mayoría están identificados, y les van a ir con todo...- anunció el radical del grupete. Julián alzó los hombros.

Ibañez, Levrino y Munives.

- El Estado falló. Alguien tiene que renunciar por lo que pasó. Hay una línea funcional, y otra política. Hay responsables finalmente de que una agente policial haya decidido cortar una llamada. ¿Nadie más se enteró en el CEO? ¿Cómo es que una policía filtra un llamado de auxilio? - preguntó Julián.

- Bueno... esto es más o menos así... En el CEO hay diez operadores y trece despachantes que van derivando unos 5.000 llamados diarios de los que 2.500 son falsos, o jodas, o lo que fuere. Nadie se enteró del llamado de auxilio, más que la agente que atendió al vecino que trataba de informar que una mujer estaba en peligro. El operador (que es policía), es el que atiende, y carga la llamada al despachante, que manda al móvil más cercano. Además hay un jefe de turno, un supervisor, un coordinador, y el jefe del Comando Estratégico de Operaciones...

- Entonces está mal. Si una persona entre 23 más los jefes que están ahí, frena un llamado de auxilio y nadie se entera, hay que revisar el procedimiento...- dijo el Ruso con cierta razonabilidad.

- Sí, y te repito que para facilitar la tarea no alcanza con suspender a una agente que vaya uno a saber qué capacitación recibió, qué terapia hace para enjuagar la cabeza de todo lo que recibe en el día, o cómo le enseñaron a distinguir una situación de probable violencia de género de otra que no la es, o si le explicaron la Ley Micaela. Acá tienen que pasar a toda la cadena de mando a disponibilidad, y tal vez debería renunciar hasta el Jefe de Policía. Lo lamento por Munives pero esto es política también. Tengo amigos que estaban ahí y veían salir a los canas de escombros hasta arriba, blancos, del destrozo en la Legislatura. Es decir que venían del error espantoso de ignorar un pedido de auxilio con una vida en peligro que al final se perdió, que ahora que se conoce el audio en 3... 2... 1... lo van a repetir hasta cansarse en los medios de Buenos Aires; a dejar Mendoza en manos de los vándalos...- insistió Julián.

- Bueno... eso no fue decisión de Munives... que de todas maneras... creería que va a haber algún enroque... En el gobierno no están muy seguros de su continuidad como jefe de policía aunque sea el que garantiza el orden hacia adentro...- dijo el Omar, mientras cortaba una generosa porción de la fugazza rellena.

Destrozos adentro de la Legislatura.

- Sí te admito que en el radicalismo hay opiniones muy divididas. Te diría que los "suaristas" bancan la forma en que Rodolfo enfrentó el conflicto, y que los cornejistas no estaban de acuerdo para nada. Pero se van a privar de la crítica pública porque el ambiente está muy sensible... Había una mezcla de enojos porque en estas cosas las broncas confluyen... por el crimen de Florencia, hasta la economía, la falta de laburo, la pandemia... Pero bueno... con el diario del lunes todos somos comentaristas... ¿no? La verdad es que Suarez, que es el responsable por todos, tuvo que tomar la decisión de reprimir o no, sin el diario del lunes, y cuando los forajidos que no tuvieron nada que ver con la marcha ni con "Ni una menos" estaban por invadir la Casa de Gobierno. Nadie quiere más muertos... y el asesinato de Florencia es de esos crímenes que ningún gobernador quiere, porque sensibilizan a la sociedad de tal manera que todo queda a flor de piel. Esperemos que por lo menos todo esto sirva para generar cambios... pobre piba... eso es lo que no tiene remedio... perder una vida... lo demás... se arregla... las paredes se pintan... se cambian las computadores... es plata...- dijo el radical de la mesa.

- ¿Y si por no reprimir el muerto era un policía? - dijo Julián, cruzando a su amigo.

- Es verdad lo que decís... pero seguro que en esa hipótesis de conflicto, el policía tiene armas para defenderse, o una chance de vida... de saber qué hacer. Pero una piba que va a una marcha por primera vez y le explotan las molotov o los gases policiales, no... y una de 14 años que cae en la trampa de un asesino brutal... tampoco...- sostuvo firme el Omar, y los amigos hicieron unos minutos de silencio. Después de horas tan intensas, se imponía la reflexión.

...

Después del café y unas peras al Malbec con helado de crema americana, los muchachos fueron partiendo rumbo a los autos. La noche pintaba inesperadamente fresca.

...

- ¿Es cierto que había radicales enojados por que se decidió no reprimir?

- Sí, claro. Pero bueno... le hemos dado la derecha al que gobierna... ¿no?

- ¿Y es verdad que el tipo tenía antecedentes, el asesino?

- Sí. A una de sus ex parejas la tuvo en cautiverio tres días. Por eso le habían aplicado privación ilegal de la libertad, pero luego fue sobreseído.

- Yo espero que no le toque ningún juez indulgente...

- Esperemos que no, y que le den perpetua como corresponde. Y que no aparezcan los "garantistas" pidiendo clemencia. Y que se investigue hasta lo último, todo. La cadena de responsabilidades en la Policía, y el rol que tuvo cada uno de los que participó del crimen y el encubrimiento. El asesino, por supuesto, pero el papel de cada uno de todos los actores de este caso se tiene que indagar. La justicia debe ser dura. Pero una cosa es eso, pedir que los tribunales hagan lo que tienen que hacer, y una muy distinta pretender quemar todo.

- Está claro... decime... ¿Cómo viste al peronismo en esta crisis?

- Me parece que fueron bastante prudentes... esperaron a que el gobierno hablase... y recién después criticaron el que hayan hecho una conferencia de prensa para hablar de los destrozos, y no del caso Florencia. Eso generó mucho debate en las redes también... el asunto es que senadores y diputados peronistas hablaron con los intendentes y con Anabel, y salieron con el comunicado de ayer. Lo que quieren es que haya explicaciones y que vayan de a uno a la Legislatura a decir qué falló. Especialmente los que señalaron como responsables. Estos casos siempre tienen un componente político. Acordate la ola de femicidios de 2016. Hubo cambios en el modo de sancionar a los fiscales luego del crimen de Ayelén Arroyo...

- La nena de Ugarteche asesinada por su padre...

- Así es.

- ¿Y en el gobierno no buscaron bajar la tensión con el peronismo, no la vieron venir? Estas cosas se hablan...

- Sí, pero que se sepa, no hubo conversaciones. Veremos cómo viene la semana. Y que pasa la próxima vez. Te recuerdo que hay cierto agite para "festejar" el fracaso en los cambios a la 7722. Y que si no abren los ojos, van a aparecer los tirapiedras de siempre.

- Qué bárbaro... Decime... hablando de otro tema... ¿Viste el acto de Cristina, Alberto, Massa, Máximo y Kicillof?

- Sí... y tiene razón la jefa... hay ministros que ya deberían ir buscando otro laburo...

- Jajajajajaa...

-...

- ¿Qué te pareció la marcha del lunes, con los "pobres" de organizaciones sociales defendiendo a los ricos presos K?

- Que hay que hablar de todos... acá en los últimos años que fueron "M" con "m" de Macri, aparecieron nuevos ricos de la noche a la mañana... Que ostentan "la que hicieron" por todos lados... En Mendoza hay uno que llama mucho la atención.

- Bueno... Pero vos sabés cómo es eso...

- Sí. La fortuna rápida no se logra sin buenos amigos en el poder político local, y nacional.

- Así es...

...

Dicho lo último y tratando de absorber los últimos acontecimientos, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra. Son días de intranquilidad, dolor, y duelo.

...

Esta nota habla de: