Datos de la semana: Cuál será el destino de Portezuelo del Viento

Una guía para entender qué pasó en los últimos días en torno al proyecto hidroeléctrico más deseado y ahora también más resistido.

Datos de la semana: Cuál será el destino de Portezuelo del Viento

Domingo 23 Ene 2022
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Punto muerto. Ese es el estado en que se encuentra el proyecto de la mega obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento que se transformó en el novelón de este verano y que tuvo un capítulo explosivo esta semana.

La tormenta se precipitó por Twitter, el jueves 20 a las 21:05 cuando Anabel Fernández Sagasti mostró la carta de Wado de Pedro diciendo que él no tenía ningún pedido de laudo presidencial que definiera el destino de Portezuelo. Rodolfo Suarez se tomó 47 minutos para responder, interrumpió sus vacaciones y refutó a De Pedro.

El gobernador le contestó al ministro del Interior con el archivo de junio de 2020 cuando Mendoza pidió el arbitraje presidencial de Alberto Fernández porque las provincias La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro que, junto a nuestra provincia. conforman el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), rechazaron la propuesta mendocina y definieron que debería realizarse un nuevo estudio del impacto ambiental que produciría la obra en toda la cuenca del Río Colorado. 

Leer también: Sanz, sobre PdV: "Vamos a pelear, si se cae después vemos"

Definiciones

El gobernador interrumpió sus vacaciones para polemizar con De Pedro.

"Vamos a reiterar nuevamente el pedido de laudo y la solicitud de viabilidad de la obra, toda vez que todos los estudios de impacto ambiental están realizados y aprobados", remarcó como conclusión el Suarez en el mismo hilo tuitero del jueves 20 con el que contestó al ministro nacional De Pedro.

Ver también: Portezuelo: piden que el PJ gestione que Alberto laude a favor de Mendoza  

"Nosotros no vamos a adjudicar una obra con una espada de Damocles donde el presidente luego nos pare la obra, nos pare el empleo y la plata. Por eso el presidente tiene que laudar, y si lo hace a favor nuestro Portezuelo avanzará y si lo hace en contra veremos qué pasa". Así se expresó el ministro de Gobierno Víctor Ibañez al POST y es una síntesis de lo que quedó esta semana sobre el asunto.

Primera conclusión: Suarez y su ministro político están convencidos que el presidente Fernández no quiere arbitrar. Pero ¿por qué? 

Intentar entender todo este cruce de misivas virtuales es ponerse en el rol de analista de las redes sociales, como la mediática Juariu, y señalar las características de los mensajes cruzados donde hay mucha pirotecnia político partidaria y un resurgimiento de la antinomia Provincia versus Nación. Y eso no ayuda a ningún esclarecimiento, confunde, deja una amargor al final y hace que ser votante y ciudadano sea siempre un fracaso en este país y ese sentimiento nos alcanza.

El enigma peronista

El punto es si Mendoza quiere realmente hacer la obra (duda inyectada por el peronismo local) y si, como se ha planteado, Fernández quiere laudar a favor de nuestra provincia en el conflicto vigente dentro del Comité de cuenca.

En el peronismo mendocino sospechan y lo comentan en voz baja que Mauricio Macri fue quien cometió un error con su laudo del martes 16 de enero de 2018, que dispuso que antes de adjudicar la obra, el Consejo de Gobierno del COIRCO diera su respaldo al proyecto. Este Consejo es el organismo más importante del Comité de cuenca conformado por los mandatarios de las cinco provincias que preside ahora De Pedro y se debe obtener la unanimidad para que, en este caso Portezuelo del Viento, sea avalada como obra sobre el río Grande afluente de la cuenca del Colorado.

Un año después, se logró el acuerdo del jueves 13 de junio de 2019, para la transferencia de los 1023 millones de dólares en carácter de resarcimiento a Mendoza por los efectos negativos del régimen de promoción industrial de los '90 y que serían destinado al fideicomiso de PdV. En ese convenio el entonces gobernador Alfredo Cornejo pudo introducir la expresión de "otras obras hídricas" como alternativa al destino del dinero.

Por esa secuencia de documentos y porque se descuenta que el proyecto no tendrá el aval de las demás provincias del COIRCO, desde el PJ local señalan que el gobierno mendocino sabe que no podrá sacar adelante la aprobación de PdV y con la acidez propia de la grieta, acusan a Suarez de victimizarse y así cambiar el destino de los fondos planteando "planes B" es decir "otras obras hídricas".

La duda radical

El ministro Ibañez en Casa Rosada cuando dejó toda la documentación sobre Portezuelo.

Como lo ha expresado el gobernador, desde su lugar insistirán con el pedido de arbitraje presidencial para agotar las instancias políticas que den garantía a Portezuelo. El laudo pedido es por las objeciones a los estudios de impacto ambiental de toda la cuenca del Colorado presentados por Mendoza planteadas por La Pampa acompañada por Buenos Aires, Neuquén y Río Negro y que el gobierno de Fernández aceptó al desarchivar el expediente que se había cerrado por el laudo de Macri. 

Es decir Suarez le pide a Fernández que se expida sobre un asunto que de algún modo ya lo ha expresado escuchando el reclamo pampeano. Por lo cual la inferencia de Ibañez es planteada como una certeza cuando apunta que lo que no dice la Presidencia es que en realidad no quiere laudar porque debería hacerlo en favor de Mendoza ya que nada cambió desde hace cinco años cuando laudó el antecesor del actual presidente.

Ver: La guerra entre Mendoza y Nación por Portezuelo escaló al máximo

Esa certeza política es complementaria a la que se llega mirando el escenario al que tiende el mismo jefe de Estado nacional que es mantener la concordia en los territorios amigos como La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro y a la vez no terminar perjudicando al peronismo mendocino que bastante devaluado electoralmente ya está.

Sobre la respuesta poco ortodoxa y chicanera de De Pedro, en Peltier 351 están convencidos que la legalidad los asiste porque el mismo acto registrado en el Acta 73 del COIRCO del martes 16 de junio de 2020, allí se estampó el pedido de laudo de Mendoza en dos oportunidades, por el desarchivo del expediente y por el pedido de un nuevo estudio de impacto ambiental encarado por el COIRCO a pedido de  La Pampa y el resto de las provincias contra Mendoza.

De acuerdo a la línea de tiempo mendocina que sigue cada episodio del culebrón, la Nación era consciente del pedido de laudo de Suarez (De Pedro dijo que no había constancia en su área del pedido de arbitraje por parte del gobernador). La prueba fue que durante la festividad vendimial del sábado 6 de marzo de 2021 vino el presidente al Desayuno de la COVIAR (fue un día tortuoso por la espera en el predio del INTA en Luján) y en ese contexto pandémico Fernández y De Pedro lo invitaron a Suarez a armar una mesa de consenso sobre Portezuelo y definir un nuevo estudio de impacto ambiental para el lunes 15 de marzo del año pasado en CABA. Es decir, remarcan, que esa convocatoria fue la constancia de que Mendoza había pedido el laudo y De Pedro con estas consultas tendría información para que el presidente tomara una definición laudal.   

Los planes B y un pedido de Asamblea

Es cierto que Suarez dijo el martes 28 de diciembre de 2021 que estaba pensando en obras alternativas ante la presunta indefinición presidencial, algo que finalmente ocurrió. Entonces surgió la ola de comentarios donde esta salida alterna ganó espacio en todos los ámbitos políticos y empresariales.

Gustavo Mirás preside la Cámara empresaria de Malargüe.

Los dirigentes de la Cámara de Comercio de Malargüe se reunieron jueves 13 con el ministro Ibañez. Advertimos en nuestro informe que desde el sur se maceraba un proyecto de un fondo de reparación histórica para Malargüe.

Pero al conocer este nuevo escenario los representantes de las empresas malargüinas emitieron un comunicado porque ven en esta falta de laudo presidencial una oportunidad para argumentar más a favor de Portezuelo. Veamos estos párrafos centrales del documento empresarial:

 La presa Portezuelo del Viento es una oportunidad única que tenemos los mendocinos de regular el río más caudaloso de la provincia en medio de la crisis hídrica por la que atravesamos. Un pilar para dotar del vital elemento al oasis sur de Mendoza, mediante la posibilidad del futuro trasvase de las aguas del río Grande al Atuel, con lo cual también se beneficiará gran parte del oeste pampeano. Además, ante el requerimiento energético que estamos viviendo en el país, viene a dotar de mayor fluido al sistema interconectado nacional. 

Es una oportunidad para darle el tiempo necesario a quienes gobiernan a fin de que reencausen, superando las grietas existentes, una política de Estado que comenzaron el ex Presidente Néstor Kirchner, cuando el actual mandatario nacional Alberto Fernández era su Jefe de gabinete, y el entonces gobernador Julio Cleto Cobos.  

Mientras el senador Cornejo habló de "planes B que pueden ser planes A" a favor de su posición de no encerrarse en PdV como única opción al uso de los 1023 millones de dólares que llegan a Mendoza en cuotas. Y el mismo argumento utilizó el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli para ofertar un paquete de obras hídricas que tiene disponible para avanzar si el dinero se destina al organismo rector del agua en Mendoza.

Y al mismo tiempo el diputado provincial sanrafaelino y radical Adrián Reche presentó un proyecto de ley para que se convoque una Asamblea Legislativa y se exprese ante el conflicto de Portezuelo. "Resulta incierto e incluso dudoso que el presidente se pronuncie al respecto, dado el desinterés que muestra por las provincias no oficialistas, y en particular por la nuestra", expone Reche en el proyecto presentado y así justifica la necesidad de una expresión instituonal que defienda a PdV.

Portezuelo "del tiempo"

El cartel que anticipaba uno de los actos licitatorios de PdV.

Dice Emilio Guiñazú subsecretario de Energía dedicado en estos días al proyecto Potasio Río Colorado: "El recurso mas valioso que tenemos no es el agua, es el tiempo. Tiempo durante al cual las obras no se hacen, los capitales se diluyen en gastos improductivos, la gente sigue sin trabajo, la provincia sigue sin progresar y nuestros jóvenes se van buscando oportunidades en otro lado".

El análisis del funcionario de Mendoza y rescatado por Memo condensa una mirada técnica y de desarrollo del proyecto ahora incierto. Lean esto, que es clarificador como el agua:

Portezuelo no es como Potrerillos que tiene como función principal la de regular agua para riego. La función principal de Portezuelo es la de almacenar y generar energía y al tener un contraembalse ya construido (Casa de Piedra, que sí regula riego). Es el complemento ideal para trabajar con las energías renovables intermitentes (eólica y solar) que se están impulsando en el país. Mucho ya se ha hablado y explicado de esto. Portezuelo es como una gigantesca batería que almacena energía cuando el sistema está produciendo más de lo que necesita y la disponibiliza cuando el sistema la necesita.

La historia del proyecto por lo que se ve hacia adelante es una espera de una definición del presidente de la Nación. Y por este recorrido que hemos descripto, el proyecto parece estar en un limbo político. 

Es una vigilia abierta, sin fondo, como el relato de Antonio Di Benedetto en su magistral Zama, donde describe la desesperante espera de un hombre que necesita de una orden gubernamental para salir de un lugar donde su vida permanece encerrada, quieta, y depende de una decisión de una persona a quien no conoce y que está miles de kilómetros para cambiar su destino. Una lástima.