La compra libre de vacunas es una chicana de Cafiero - Mendoza Post
Jueves 8 Abr 2021
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Todo lo que no está prohibido, está permitido. De ese axioma legal se valió a Santiago Cafiero para decir suelto de cuerpo lo que no fue más que una obviedad, pero de cumplimiento casi imposible sobre el mercado internacional regulado de las vacunas contra la Covid 19.

"Hay un error que se está magnificando y por ahí uno no se detiene a explicar todo. Las provincias y el Gobierno de la Ciudad pueden comprar vacunas por su cuenta y los privados también. No está prohibido en Argentina", dijo no ingenuamente el Jefe de Gabinete de Alberto Fernández. La parte tácita de la "gastada" de Cafiero a opositores como el diputado nacional radical Alfredo Cornejo o la diputada provincial demócrata Mercedes Llano es: "Vayan e intenten comprar a ver si los laboratorios le venden".

Por eso fue una chicana revestida de revelación. Nadie restringió la compra de vacunas por ley pero sí los oferentes, los laboratorios, sólo negocian y firman acuerdos con los estados nacionales, por ahora, es un acuerdo oligopólico

Cafiero aseguró que provincias y privados pueden comprar vacunas

Una postal de la vacunación en la población de mayor edad en Mendoza.

Sólo preguntémonos porqué ninguna corporación de este país con dineros propios no se le ocurrió comprar vacunas al laboratorio Pfizer que tenía convenio con el Gobierno nacional y por  desavenencias entre las partes ese inmunizante no llegará a la Argentina por lo menos en lo inmediato.

La duda de Suarez es si tendrá que "corregir" el DNU de Alberto

La respuesta está en que la oferta es escasa ante la demanda planetaria y es de conveniencia internacional para los productores de remedios que este esquema continúe así. El país que marca la diferencia es Estados Unidos donde anidan muchos laboratorios productores de vacunas. Allí se satisfizo el cupo mínimo para la población y entonces Joe Biden habilitó la venta en farmacias.

Está Chequeado

"Las vacunas se encuentran protegidas por derechos de propiedad intelectual con las patentes correspondientes. Estas patentes, que poseen una duración de hasta 20 años, constituyen una barrera de acceso tan absurda e inadecuada en medio del contexto actual, que solo las injusticias e inequidades cotidianas hacen que lo veamos con normalidad", explicó Ángela Uyen, de la ONG Médicos Sin Fronteras, al sitio especializado peruano Salud con Lupa. La conclusión de esta descripción es: "mientras estos laboratorios no compartan la licencia o no se levanten las patentes será muy complicado ampliar la capacidad".

La vacuna rusa Sputnik V es la más difundida en Argentina.

"Hoy en día existe una privatización del desarrollo de la tecnología que estamos necesitando para la pandemia del COVID. El problema de la escasez de las vacunas lo estamos atribuyendo en que las patentes le dan monopolio a las empresas por 20 años. Además, estas empresas no están transfiriendo tecnología para que se utilice toda la capacidad tecnológica que existe a nivel mundial y podamos producir vacunas para inocular a la cantidad de población mundial que se necesita", explicó a Chequeado Lorena Di Giano, abogada especialista en Acceso a Medicamentos y propiedad intelectual y directora Ejecutiva de la Fundación GEP

Fuerte crítica opositora a las restricciones de Fernández

Esta nota habla de: