La pelea por la vacuna Pfizer en clave mendocina - Mendoza Post
Miércoles 9 Jun 2021 15 días atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

 Qué es más importante. Que se confirme que no hubo pedidos de sobornos entre el laboratorio Pfizer y el Gobierno de Alberto Fernández. O que se perdieron 13,2 millones de vacunas anti Covid.

Ambas situaciones quedaron flotando luego de la audiencia en el Congreso Nacional organizada por la Cámara de Diputados donde se escuchó al representante de Pfizer. Y allí estuvieron la diputada radical mendocina Claudia Najul y su coterráneo el "protector" José Luis Ramón. Ella y él asumieron cada postura resaltada de acuerdo a su importancia e interés sectorial.

Los dichos del gerente de Pfizer en Argentina Nicolás Vaquer tuvieron un peso político en la jornada parlamentaria porque dejó en claro "en ningún momento hubo pedidos de pagos indebidos o exigencias de intermediarios". Pero también dijo que "se ofrecieron al Gobierno 13,2 millones de vacunas a ser entregadas a partir de diciembre del 2020" todos actos previos a la sanción de la Ley de Vacunas que se puso en vigencia en noviembre del año pasado.

Mendoza registró 959 casos de coronavirus este martes

Imagen de la audiencia donde se escuchó al gerente de Pfizer.

Es decir no hubo pedido de coimas y eso fue lo destacado por Ramón que expresa e interpreta el discurso del oficialismo desde el interbloque de partidos provinciales.

Lo que hay que saber de las vacunas que se aplican en Mendoza

Y también, de acuerdo al testimonio del ejecutivo de la farmacéutica norteamericana, se puso en evidencia que el Ejecutivo nacional negoció pero no dio lugar a las condiciones que Pfizer pretendía para ser proveedor de vacunas. El detalle es que esas premisas fueron aceptadas por los países vecinos para contar con el antígeno. Esto fue lo más importante para Najul que desde la oposición se ha convertido en una punzante crítica de este entuerto y su posición es a favor de modificar la norma para que incluya a Pfizer en el plan de vacunación.

La inmunización avanza en Mendoza con vacunas Sptunik y AstraZeneca.

Najul y Ramón aportaron sus miradas al POST para entender los razonamientos. Estos son los fundamentos de ambos parlamentarios mendocinos.

Najul y la ley de vacunas

· Decisión política. "Después de escuchar al gerente de Pfizer y conocer esa primera propuesta surgida en julio del año pasado de los 13,2 millones de vacunas, y el gobierno ya sabiendo las condiciones que ponía Pfizer, optó por otros laboratorios y eso fue una decisión netamente política".

· No sirve. "Al día de hoy y de acuerdo a esa propuesta de julio del año pasado, tendríamos 8 millones de vacunas en el país, además de las Fondo COVAX si hubiera acuerdo comercial. Es decir que la ley que propuso el oficialismo y que votamos para cubrir la necesidad de un bien tan demandado, con prórroga de jurisdicción con indemnidad patrimonial y confidencialidad no servía para contratar a todos los laboratorios". 

Ramón y las condiciones del laboratorio

· Contra Bullrich. "Las repuestas del representante de Pfizer echan por tierra todos y cada uno de los argumentos que venían esgrimiendo los líderes nacionales de la UCR y del PRO. En especial de Patricia Bullrich y todos los que trabajan para la oposición salvaje. Sus denuncias van a contramano de miles de argentinas y argentinos que tienen dudas como resultado de esta irresponsable acción de quienes conducen a nivel nacional al Pro y la UCR".

· Qué hacemos. "Si Pfizer insiste con su condición extra ley se terminará quedando fuera como proveedor de vacunas. No se puede hacer una ley a medida, o una clausula especial, teniendo en cuenta que los otros laboratorios sí aceptaron".

Qué queda

Los portales porteños destacan dos aspectos de las explicaciones de Vaquer. Primero, que se sigue negociando con el gobierno. Segundo que las condiciones empresariales están sujetas a los riesgos que asume el laboratorio al desarrollar una vacuna en tan poco tiempo teniedo en cuenta que un inmunizante demora hasta diez años en desarrollarse, según el médico y ejecutivo de Pfizer.

"Hoy la ley no es compatible con algunos aspectos contractuales que está proponiendo Pfizer", es la advertencia de Vaquer destacada en algunas crónicas. También rescatan que la palabra "negligencia" en un posible contrato genera el rechazo de la compañía porque la dejaría a tiro de denuncias si la vacuna ocasiona problemas de salud en la población.