Cuando Mendoza conoció a Kirchner y aún no era Néstor - Mendoza Post
Cuando Mendoza conoció a Kirchner y aún no era Néstor

La relación del ex presidente con nuestra provincia comenzó hace 21 años. A 11 años a de su muerte, un repaso de aquellos tiempos prekirchneristas.

Cuando Mendoza conoció a Kirchner y aún no era Néstor

Miércoles 27 Oct 2021
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Once años son un periodo de tiempo suficiente para la observación de lo hecho, y en el caso de las personas que participaron o fueron testigos de esas acciones significa una mirada retrospectiva importante.

Por lo tanto en este caso, cada vez que se menciona a Néstor Kirchner de disparan múltiples imágenes públicas, políticas y polémicas y que muchas fueron trascendentes. Su muerte ocurrió hace exactamente once años y fue un presidente que llegó para ser el centro de todas las miradas de su época. Su figura está tan ligada a la debacle económica del 2001 que terminó siendo un emergente de aquel suceso.

Para Mendoza fue una figura excluyente porque demostró siempre ser un estratega de la política partidaria con un sentido expansivo. Eso se nota en el relato de quienes lo conocieron de cerca. como aliados o rivales, de las relaciones que tejía con el propósito de la toma del poder, primer objetivo que lo movilizaba y lo definía como peronista. Esta revisión mínima de su paso por nuestra provincia antes de ser presidente, es un aporte para entender mejor una época vivida vertiginosamente.

Es ley el etiquetado frontal de alimentos

2000: Primer reconocimiento

Guillermo Carmona junto Kirchner. 

La primera vez que llegó NK con fines de políticos serios a Mendoza fue en diciembre de 2000 pocos se percataron de su presencia y fue a instancias de un colaborador suyo en la gobernación de Santa Cruz, Juan Bontempo un politólogo egresado de la UNCuyo en 1996. 

Un puñado de militantes con aspiraciones de conducir estuvo en un local del gremial ubicado en calle Salta. Ese episodio lo recuerda con detalle Guillermo Carmona ex presidente del PJ local y hoy funcionario de la Cancillería. "En esa oportunidad no se hablaba de su proyección nacional pero fue inicio de su relación con Mendoza", remarca ahora el funcionario de Santiago Cafiero.

2001: en el escenario del Bombal

Clásica imagen del ex presidente.

Kirchner retornó en 2001 y su presencia ya se hizo notar entre los justicialistas de ese tiempo en el escenario del cine Selectro en el Barrio Bombal. Ya era una figura ascendente, que se contraponía a lo que representaba el menemismo por dentro del peronismo y por fuera al delarruismo. 

Ambos sectores, cuenta Carmona, estaban vinculados con el influyente Domingo Cavallo. Kirchner lo apuntaba al entonces superministro de Economía, como el artífice de la crisis económica. De aquel tiempo se lo recuerda al dirigente mendocino Fredy Fernández amigo del líder santacruceño y encargado de las vinculaciones con los dirigentes peronistas locales. También desde la Patagonía se vinculaban con Julio Ciurca, hermano de Carlos Ciurca, el conocido armador K,

2002: el zonda viene del sur

El radical Roberto Iglesias gobernó Mendoza y debatió con Kirchner.

Ya en 2002 los dirigentes recuerdan "el día del zonda". Kirchner llegó por primera vez con un propósito institucional como gobernador de Santa Cruz para firmar un acuerdo de colaboración con Carlos Abihaggle entonces titular de Irrigación. A ese hecho formal le siguió una movida partidaria que también resultó casi desapercibida públicamente. Solo fueron tres periodistas a la conferencia de prensa en el local de calle Alem hasta donde Kirchner y Abihaggle llegaron caminando en medio de la polvareda que levantaba el viento caliente.

Ese día se evidenció el sector kirchnerista en el contexto del peronismo mendocino llamado "La Corriente". Se comenzó a consolidar la figura de Kirchner como un aspirante a la presidencia entre los "escombros" que había dejado la caída del gobierno de Fernando de la Rúa.

Señala Carmona que Abihaggle era el único peronista que estaba en pie como una figura que tenía poder institucional y para Fredy Fernández resultaba muy necesario que Kirchner cultivara una relación con el dirigente peronista que demostraba autonomía entre el PJ local. 

Carlos Abihaggle, influyente dirigente peronista enel inicio del siglo.

También comenzó el acercamiento del entonces vicegobernador de Mendoza, Juan González Gaviola de extracción peronista que secundó al recio gobernador radical Roberto Iglesias quien a la vez, sostenía el debate público en los ámbitos nacionales contra Kirchner.

Abihaggle que en 2003 terminó siendo el primer Embajador en Chile de la era K, tiene ahora una mirada aguda de aquella etapa previa a la llegada al poder nacional de NK. Lo define como un "lobo político" y hace un análisis socioecónomico del perfil kirchnerista. Concluye hoy Abihaggle, que la mirada de la dirigencia patagónica a la que pertenecía Kirchner, es "extractivista" por la característica de la región donde los recursos naturales son tomados y utilizados sin límite. Coincide el antiguo dirigente que esa aplicación se trasladó a la política con Kirchner como principal exponente que, por ejemplo, su acción terminó vaciando de poder y sentido al mismo Partido Justicialista.

2003: en el escenario de Crónica TV

Detalle de la imagen de Kirchner publicada por el Diario Los Andes en abril de 2003.

El último acto de Kirchner en Mendoza antes de convertirse en presidente se refleja en el documento periodístico del diario Los Andes que ilustra este informe. Fue en abril d 2003 cuando Kirchner estaba lanzado a la elección nacional y cerró su campaña entre nosotros con un acto en el Hotel Aconcagua. El momento retrata al hoy recordado Néstor,  subiéndose al escenario que había montado Crónica TV que lo seguía donde estuviera, lo que denota toda la estrategia electoral montada para él.

Kirchner salió "cuarto cómodo" en esa votación en Mendoza donde el peronismo local se mantuvo fiel a Carlos Menem y otra parte se inclinó por el puntano Alberto Rodríguez Saá. A nivel nacional recolectó 22 por ciento de los votos detrás de Menem que consiguió el 23 por ciento.  Y luego fue presidente por la declinación del riojano a participar de la segunda vuelta. Admite Carmona como un revisor neutral, que el apoyo de Eduardo Duhalde para Kirchner fue gravitante para la definición. 

Mi anécdota con Néstor Kirchner

Mientras tanto en Mendoza, el día de la elección no resuelta, ácidamente Iglesias dijo: "Hay que apoyarlo (a Kirchner), pero ojo, este es igual a Menem".