Caso Lobos: tras 7 años de "gambetas", unifican juicios

Los debates por la "causa madre" de enriquecimiento ilícito y el Caso Wanka se harán en un mismo juicio. Este mes fijan fecha. La Suprema Corte define el caso "Mucama Ñoqui" y el de "extinción de dominio". Las penas que arriesgan el ex intendente y su ex esposa.

Caso Lobos: tras 7 años de "gambetas", unifican juicios

porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Siete años y dos meses después de la investigación que originó el Caso Lobos, la mayor trama de corrupción política detectada en Mendoza desde 1983 va a llegar a juicio oral y público. Es el caso por enriquecimiento ilícito contra el ex intendente peronista de Guaymallén Luis Lobos y su ex esposa Claudia Sgró. El juicio por enriquecimiento se hará junto a otra causa por presunta defraudación al Estado en la contratación de una planta de asfalto, en la que están imputados Lobos, su ex secretario de obras públicas Federico Sampieri, y un empresario llamado Roque Rodolfo Núñez. Los juicios se llevarán adelante en un mismo debate "para no quemar jueces" y por economía procesal, explicó una fuente judicial. El tribunal del debate que unirá las dos causas será  el Penal Colegiado Número 2, integrado por Luis Correa Llano, Ramiro Salinas y Nancy Lecek. Las dos investigaciones fueron llevadas adelante por la fiscal de delitos económicos Susana Muscianisi, quien ya consiguió una condena de prisión efectiva contra Luis Lobos y su ex esposa, sólo que esa sentencia está apelada y permanece en la Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza desde 2019. Muscianisi será la fiscal en el debate, también, junto al jefe de Delitos Económicos Javier Pascua.

El Caso Lobos comenzó en diciembre de 2014, cuando este diario publicó la investigación Así se enriquece un intendente, llevada adelante junto a un grupo de abogados comandados por Carlos Varela Álvarez. La recopilación de datos, testimonios, y la compulsa de registros llevó varios meses. De allí y de presentaciones posteriores surgieron varias denuncias penales. Una -el caso de la mucama ñoqui- ya tiene condena a prisión efectiva, cuatro años y medio para el ex jefe comunal y tres años y cuatro meses para su ex esposa. Otras dos causas fueron elevadas a juicio: el caso de enriquecimiento ilícito, y el "Caso Wanka" del alquiler de la planta de asfalto. Lobos y otros funcionarios cargan acusaciones también por supuesto fraude en el alquiler de vehículos. Además de estas causas, el ex intendente de Guaymallén y su esposa ya fueron condenados en un juicio histórico de extinción de dominio. Fue hace casi un año, el 9 de febrero de 2021, cuando la justicia civil de Mendoza les quitó la propiedad de todos sus inmuebles, presumiendo que habían sido adquiridos con dinero de la corrupción. Ese fallo, por su condición de inédito en el país, mereció cobertura y editoriales de medios de difusión nacional. La ley había sido promovida por el entonces gobernador Alfredo Cornejo y el subsecretario de Justicia Marcelo D'Agostino.

[Video: La mansión de Luis Lobos, filmada en 2014]

Gambeta judicial

En todos estos años y a pesar de la abrumadora cantidad de pruebas, las imputaciones, y una condena, Lobos y su ex esposa se las han ingeniado para no ir presos. La primera imputación por fraude en el alquiler de vehículos de trabajo para la comuna tardó un año en llegar, y esa causa aún no está elevada a juicio. Luego, hubo varios fiscales en el caso por enriquecimiento, hasta que la fiscal Susana Muscianisi se hizo cargo, ordenó y priorizó las pruebas y logró llevar la causa a juicio. Sucesivos -e infructuosos- recursos de la defensa de Lobos fueron postergando ese debate hasta ahora. En el medio, apareció el caso de la "mucama ñoqui". El clan tenía una empleada doméstica en casa de la suegra de Lobos, y le pagaban con un sueldo municipal del que se quedaban con una parte. La mujer, llamada Laura Fara, no sabía que era "empleada" de la comuna y se presentó en el municipio. Lo mismo con su hijo, que hacía en casa de María Elena Fernández -la ahora ex suegra de Lobos y madre de Claudia Sgró- tareas de jardinería. El intendente Marcelino Iglesias hizo la denuncia y la Municipalidad fue querellante. La justicia probó el fraude y condenó a prisión efectiva a Lobos y Sgró. La suegra, cuyas imágenes aparecen en los cajeros automáticos retirando dinero con la tarjeta de débito municipal de su "empleada", aún no pudo ser juzgada, por cuestiones de salud primero y por la pandemia después. La condena a prisión efectiva es de mayo de 2019 y fue apelada. El expediente está en la Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza. El voto del juez José Valerio ya estaría redactado, y este diario supo ayer que los otros dos jueces de esa sala, Mario Adaro y Omar Palermo, estarían trabajando sobre su voto en este caso. Sólo con este fraude, el clan Lobos recaudó entre mediados de 2011 y fines de 2015, más de 442.729,20 pesos, de acuerdo al fallo. Si la Corte confirma esta decisión, Lobos y su ex esposa serán inmediatamente detenidos. Dicen que este fallo podría salir antes de fin de mes, o a principios de marzo. "Ese es el compromiso asumido" dijo una fuente del alto tribunal.

Lobos y Sgró, en el juicio por el caso de la "mucama ñoqui".

El juicio de "Extinción de dominio", una ley que permite recuperar bienes de la corrupción y el narcotráfico, entre otros, tampoco pudo hacer efectiva su sentencia. La incautación de los inmuebles de Lobos-Sgró dictada el año pasado por la jueza María Paz Gallardo fue apelada, una cámara confirmó el fallo inicial, pero los Lobos presentaron un recurso extraordinario y se espera aquí también otro fallo de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, pero en este caso de la Sala I, integrada por los jueces Pedro Llorente, Teresa Day y Julio Gómez. A Teresa Day la recusaron sin causa (un recurso permitido) por lo que la sala que debe primero aceptar o no el recurso y luego tratarlo, quedó integrada por Llorente, Julio Gómez y José Valerio. El recurso será aceptado y tratado, salvo que contenga vicios formales. Desde el 13 de diciembre, está disponible para que los jueces resuelvan si lo tratan o no.

El juicio principal

El juicio por enriquecimiento ilícito aún no tiene fecha. Es la "causa madre" originada en la investigación publicada por este diario en 2014. La abundancia de prueba es tal, que permitió el avance y la sentencia del juicio previo de extinción de dominio. Los peritajes contables resultaron abrumadores. Se esperaba que este juicio se hiciera el año pasado, pero entre la pandemia y las apelaciones no fue posible. Sí se hizo la audiencia preliminar en la que se admitieron las pruebas y los testimonios, y falta que se fije la fecha para el debate oral y público. El jueves 17 de este mes desde las cuatro de la tarde, el juez Correa Llano conducirá la audiencia preliminar del Caso Wanka, y luego sí, la oficina de gestión del Tribunal Penal Colegiado 2 le pondrá fecha al debate de ambos casos, que se ventilarán a la vez ante el pleno del Tribunal: Correa Llano, Salinas y Lecek. Claro que en estos juicios de tinte político, la Corte le pone un "ojo" a la fecha, los protagonistas, y todo lo que ocurre alrededor de estos casos. Lobos, hay que recordarlo, fue durante dos años el intendente más poderoso de Mendoza.

Dossier: El Caso Lobos, todas las notas.

Siete años es demasiado tiempo para cualquier juicio que implique prueba documental, pericial, testimonial, las que fueren. Aunque en la Argentina ya hubo casos de corrupción que llevaron 20 años de debates y dilaciones. Por eso la ley de Extinción de Dominio permite iniciar la acción apenas una persona está imputada de un hecho de corrupción. Y esos juicios marchan separados de la causa penal.

En estos casos, Lobos arriesga penas de hasta seis años de prisión efectiva, más "reiterancia" (una figura que impide la "puerta giratoria" cuando hay acumulación de delitos), más la condena que ya tiene si es que queda firme. Y siete años es el tiempo en el que el ex intendente logró esquivar las sentencias. Ese tiempo parecería estar agotándose.