Cambia Mendoza: boleta Cornejo-Cobos, y una PASO controlada - Mendoza Post
Miércoles 9 Jun 2021 15 días atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Los cambios ya ratificados por ley en el cronograma electoral nacional dieron un respiro de varias semanas. Y en el caso del oficialismo mendocino, les servirán para ir redondeando una PASO "controlada" con una competencia interna en el frente Cambia Mendoza entre la UCR y sus aliados, y Republicanos Unidos, la incipiente fuerza electoral con caudal y "cabeza" emprendedora que llevará al empresario productor agrícola Rodolfo Vargas Arizu como candidato a senador nacional. El trazo grueso de estas primarias se dibujó a mano alzada el lunes en una reunión entre el presidente de la UCR Tadeo García Zalazar, y los republicanos comandados por el propio Vargas Arizu y Sergio Miranda, ex PD y ahora Recrear, la fuerza electoral que lidera Ricardo López Murphy a nivel nacional. Esta primaria en sí ya es una novedad respecto de las legislativas de 2017, y de las generales de 2019 en las que Omar De Marchi (PRO) primero le disputó la candidatura a gobernador a Rodolfo Suarez, y luego, integró la lista de diputados nacionales del frente en las presidenciales del mismo año.

Los dirigentes de la UCR están muy abocados ahora a cerrar un frente electoral lo más amplio posible. Es claro que buscarán un nuevo acuerdo con sus socios principales del PRO. Muy probablemente será lo último que ocurra antes del cierre de alianzas y presentación de frentes el 14 de julio. El oficialismo partidario del macrismo mendocino está "díscolo" y remiso a someterse a los lugares que les asigne el radicalismo -habitualmente poco generoso- en las boletas. De hecho, Omar De Marchi acaba de pasar días de fuego criticando con fiereza la capitalización de Impsa, generando cierta perplejidad en sus socios electorales. Pero a la vez, ello los empujó a apurar conversaciones con otros aliados, como los republicanos de Vargas Arizu.

Los Republicanos van a debutar en Cambia Mendoza.

Nadie cree en Cambia Mendoza que De Marchi rompa y se vaya -por ejemplo- con el PD "residual" de Carlos Balter y Gabriel Llano y sus aliados. Pero que las hay, las hay. Hoy, la situación entre radicales y PRO es que el diputado nacional lujanino -que lidera claramente la fuerza que ahora preside "su pollo" Álvaro Martínez- está esperando "el llamado" que aún no ocurre. En la UCR la relación con De Marchi pasa por el gobernador Suarez y por Alfredo Cornejo. Con el primero, hay afinidad. Con el segundo, no tanto. Pero conviven. La posición de De Marchi hoy es algo así como "si quieren hacer algo interesante, inteligente, me llaman... y si no... veré qué hago". Lo último encierra una lejana y no tan velada advertencia sobre futuros separados. El lujanino realmente tiene la ambición política de ser gobernador de Mendoza.

De Marchi con Susi Velázquez, cuando compitieron con Suarez.

Republicanos y algo más

La conversación entre Tadeo García Zalazar y la gente de Vargas Arizu sirvió para acordar un "clima" de competencia sana dentro de Cambia Mendoza. A los "Republicanos Unidos" no les interesan los cargos, tanto como competir en unas primarias que les den visibilidad, a costa de tener que enfrentar una boleta donde Alfredo Cornejo y Julio Cobos liderarán la oferta radical. Aun perdiendo en esa PASO por mucho, les podría alcanzar para integrar las boletas del frente en lugares "entrables" en la Legislatura y los concejos deliberantes, piensan los republicanos. Trabajan para contar con los demócratas disidentes del Partido Demócrata Progresista, como la legisladora Josefina Canale, el ex titular de Aysam Richard Battagión, el subsecretario de Salud Oscar Sagas, entre otros. También saldrán con la ambulancia a buscar a macristas que estén "enojados con De Marchi" (como Pablo Priore y Hebe Casado), y a disidentes demócratas que se quedaron en el PD a resistir el eje Balter-Llanos, como Guillermo Mosso. Ahora... ¿De qué les serviría a los radicales esta PASO ventajosa? El músculo electoral es importante y necesitan "mover" un poco las boletas. Los encuestadores miden cierto desconocimiento de Julio Cobos, cercano al 25 %. Es lógico, entre los votantes nuevos. Dejó de ser gobernador en 2007 y vicepresidente en 2011. Pasaron 14 y 10 años, respectivamente. Igual, esto está en pañales. Habrá dos olas de mediciones del oficialismo. Una sería este mismo fin de semana. Y volverán a encuestar poco antes del cierre de listas, que opera el 24 de julio. Ese mismo día empieza la campaña electoral.

Cobos y su pareja Natalia Obón, cuando presentaron a su beba Isabella.

El panorama descrito es el que indica que el camino electoral de la UCR es Cornejo-Cobos. ¿Mujeres? "Todavía estamos pensando y conversando quiénes pueden ser..." confió una fuente radical. La senadora Pamela Verasay y la diputada Claudia Najul tienen aspiraciones de reelección. Mantienen sus chances. La UCR no soltará a sus aliados las principales postulaciones al Congreso de la Nación. Mientras, en lista de espera están Libres del Sur, el massismo (o ex massismo) mendocino, el ex intendente de San Carlos Jorge Difonso, el ARI de Elisa Carrió con Gustavo Gutiérrez, y otras fuerzas.

El PD que agita a Albino

En las últimas horas, cobró fuerza la difusión de una idea que entre los demócratas adjudican a Carlos Balter. Se trata de un probable ofrecimiento de la candidatura a senador nacional por el Partido Demócrata al médico pediatra Abel Albino. Una jugada atrevida pero de alcance dudoso. Sin ofender, pero en la UCR se tomaron la versión para la risa. Luego, ante las repreguntas, aparecieron algunas reflexiones. También de encuestadores. Uno de ellos opinó sobre la base de un dato duro: el 30 % del padrón mendocino es sub 35. De esa porción, muchos votantes nacieron después de 2001. "Al doctor Albino sólo lo conoce la gente muy informada. Muchos de los que van a votar no saben quién es, ni qué es Conin" dijo el consultor. Los radicales fueron críticos. Ven en el doctor Albino a una persona honorable, pero a la vez, "muy mayor para una campaña electoral dura". El médico es muy conocido por su obra en Conin a lo largo de los años alimentando a los niños más desprotegidos. Pero resulta indigerible para los sectores progresistas. "No aguantaría ni una pregunta de una periodista pañuelo verde" señaló uno de los dirigentes consultados por la eventual postulación del médico, que podría impactar en la estrategia electoral tanto del oficialismo, como del peronismo aglutinado en el Frente de Todos si es que el ofrecimiento se formaliza, si el médico lo acepta, y luego, si mide. Aun así, entre los jóvenes no es "votable". En 2018 pasó un papelón en el Senado. En una audiencia previa a la discusión de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, aseguró que los preservativos no protegen a las personas del SIDA. "El preservativo no las protege de nada porque el virus del SIDA atraviesa la porcelana" dijo. Las aclaraciones posteriores no sirvieron de mucho.

El médico pediatra Abel Albino.

Por lo pronto, el médico no ha dicho palabra sobre una probable incursión en política. Sí lo ha hecho en reuniones privadas uno de sus familiares, de contactos frecuentes con el mundo político.

El Partido Demócrata "Residual" que se quedó con el partido afronta dificultades internas. El sector que enfrenta a Balter y Llano, liderado por Guillermo Mosso, acaba de hacer una presentación en la Justicia Federal Electoral, intentando que el partido se allane a hacer reuniones virtuales con las garantías que ya exigió la Cámara Nacional Electoral, para convenciones partidarias. En el PD la convención es el órgano máximo y la oposición interna asegura que tiene allí más voluntades. Pero la Junta de Gobierno la maneja el oficialismo del partido. Es este organismo ejecutivo presidido por Roberto Ajo el que puede decidir la incorporación de extrapartidarios a las boletas sin la participación de la convención. Esa sería la ventana para "subir" a Albino o a otros aliados a la boleta que será del PD, si no logran reunir antes a la convención y sacralizar un frente que sea "legal", y que no termine objetado en tribunales.

Polarizados

En la UCR, la partida del PD fuera de Cambia Mendoza no les preocupa electoralmente. Saben que la polarización será similar a la de una elección de gobernador o presidente y que la grieta se va a profundizar a medida que se acerquen las elecciones y la gente ponga en foco su voto. Hoy, es muy difícil. La economía, el empleo, la inflación, la pandemia, la vacuna, ocupan la mente de los votantes por completo. Al punto que los encuestadores se encuentran con el desgano total de la población, a la hora de hacer sus estudios. Les cuesta recabar respuestas. De todos modos, en las mediciones que ya tiene el oficialismo, más otras que han visto del peronismo, está claro que no hay lugar para terceras opciones. Puede que el espacio esté, pero no hay liderazgo ni partido que lo pueda capitalizar. Ni el PD, ni Mendo Exit, ni libertarios, ni juntos ni separados, ni otras expresiones de centro derecha alcanzan a generar peso político en los sondeos. No miden. No son significativos. Sólo "existen" Cambia Mendoza y el Frente de Todos, y muy lejos empieza a aparecer la izquierda. El dato fue confirmado incluso por sondeos propios que Mediciones Mendoza hace periódicamente para Mendoza Post y Memo Diario, los medios de Plataforma Digital.

Alfredo Cornejo, la carta fuerte de la UCR.

Sin embargo, en ocasiones las terceras fuerzas terminaron "arbitrando" las elecciones en la provincia, que sin embargo resultó gobernada por un radical o un peronista desde 1983. En algún turno electoral hubo dirigentes que aprovecharon estos espacios para montar "picardías" electorales. En el PD tienen experiencia en ello. Y ahora el "sospechoso" de ser funcional al oficialismo, en este caso nacional, será José Luis Ramón, el diputado de Protectora que viene trabajando todos los temas subordinado al Frente de Todos.

Te puede interesar: El 24 de julio deberán presentarse los candidatos a las PASO

De acuerdo al mapa que se está configurando, no sería de extrañar que en la campaña electoral inicial, hasta las PASO del 12 de setiembre, veamos a un frente oficialista de Cambia Mendoza tan ocupado en señalar al "PD Kirchnerista" por sus utilidades prácticas, como de enredarse en el enfrentamiento total con el peronismo.