Datos sin barbijo: 33% de chance para Portezuelo y 0% la reforma constitucional

Las posibilidades del gobernador sobre dos proyectos que le interesan fueron mensuradas en la Legislatura en la primera Asamblea Legislativa postpandemia.

Datos sin barbijo: 33% de chance para Portezuelo y 0% la reforma constitucional

porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Rodolfo Suarez tenía marcado el camino ni bien se bajó del auto que se estacionó en España y Peatonal. Habían dos carteles prolijos que decían "Rody" que lo hicieron ir en forma oblicua hacia el enrejado que estaba sobre la vereda sur del paseo, allí lo ovacionaron los militantes radicales y de Barrios de Pie. Luego avanzó y cerca de las 10:00 ingresó a la Legislatura de Mendoza. Fue su primera Apertura de Sesiones Ordinarias sin restricciones, sin barbijo, un acto postpandémico.

Precisamente el uso de barbijo quedó virtualmente abandonado porque en todos los recintos legislativos, la excepción fue la mascarilla protectora al virus que ya no causa espanto. De hecho el gabinete provincial en pleno se presentó sin barbijo y también fue dado por perimido por cada legislador o legisladora presente. 

Por eso llamó la atención de la pregunta de la periodista Denia Gómez al gobernador sobre si continuaría el uso de barbijo en los recintos cerrados. A lo que Suarez señaló que evalúan la caída oficial del protector respiratorio.

Suarez volvió a defender la reforma institucional: elecciones y unicameralidad

Suarez en "modo nafta"

Suarez se mostró enérgico frente a los periodistas que se concentraron en el Salón Rojo de la Casona de las Leyes. Venía lanzado con velocidad desde la última parte de su discurso, cuando aceleró y enfatizó en los últimos instantes (de un discurso que duró 75 minutos) su pedido/exigencia al peronismo para que habilite el debata sobre la reforma constitucional que está estancada desde hace dos años

-¿Qué chances tiene el pedido por el gobernador? -Si es el mamaracho que mandó, tiene cero chance. Así de escueto y contundente fue Lucas Ilardo, titular del bloque de senadores justicialistas.

El otro interrogante es sobre el proyecto de Portezuelo del Viento que espera el laudo presidencial. Suarez enfatizó que le pedirá al Ejecutivo nacional, o sea a Alberto, que acelere los tiempos para saber si se podrá realizar la obra del siglo o si reperfilará el objeto y destinará los 1023 millones de dólares provenientes del resarcimiento por los perjuicios de la promoción industrial de los '90 a otras obras que resulten estratégicas para Mendoza.

Todo atado al peronismo

El mandatario provincial repasó que hay tres posibles modos de laudo que puede adoptar el presidente. Que laude a favor de Mendoza y se pueda avanzar con la adjudicación. Sería la única chance para construir PdV. Que laude a favor de la obra pero pidiendo previamente un estudio de impacto ambiental en toda la cuenca del río Colorado a la que pertenece el río Grande (donde está proyectada la obra). Que laude en contra de la realización de PdV. Entonces concluyó Suarez solo la primera posibilidad es la que podría hacer avanzar el proceso hacia la realización, es decir que avale el proceso y no de lugar a las otras provincias, en especial a La Pampa a que sigan objetando la obra.

El peronista Lucas Ilardo le bajó el pulgar a la reforma que quiere Suarez. 

En definitiva de tres opciones solo una favorecería a nuestra provincia por lo que hay un tercio, o 33 por ciento, de chances reales que se haga. Por lo tanto hay un 66 por ciento que sean otras obras el destino de los 1023 millones de dólares. 

La conclusión emergente es que el destino de estos proyectos -reforma constitucional y Portezuelo del Viento-, están atados a los designios peronistas.