Fernández dijo que no está feliz con la restricción al reingreso - Mendoza Post
Fernández dijo que no está feliz con la restricción al reingreso

"¿Alguien piensa seriamente que yo puedo estar feliz con tantas limitaciones? Nadie puede estar feliz, pero es el tiempo que nos tocó", expresó.

Fernández dijo que no está feliz con la restricción al reingreso

Por: Mendoza PostViernes 9 Jul 2021

El presidente Alberto Fernández habló sobre muchos temas al encabezar el acto central por el Día de la Independencia, en la Casa Histórica de San Miguel de Tucumán. Habló sobre la independencia, Bolivia, los varados, criticó a la oposición y dio su postura sobre las negociaciones sobre la adquisición de vacunas contra el coronavirus.

El Presidente defendió el límite para el ingreso al país de argentinos provenientes del exterior, medida implementada para evitar la llegada de la cepa Delta. "Algunos se enojan cuando uno cuida el ingreso de los compatriotas que bajan del exterior a la Argentina, pero la verdad es que lo que cuidamos es que el virus que muta no ingrese y nos complique otra vez, cuando estamos logrando avanzar rápidamente en el proceso de vacunación. ¿Alguien piensa seriamente que yo puedo estar feliz con tantas limitaciones? Nadie puede estar feliz, pero es el tiempo que nos tocó", expresó.

"Además de ser libre e iguales, también tenemos que ser fraternos y solidarios con el otro. Así todo va a ser más fácil. Es eso a lo que vengo a convocarlos", afirmó.

Fernández manifestó que "muchos siguen pensando en una Patria para algunos" y remarcó que no va a "claudicar" ante los acreedores ni los laboratorios por las vacunas contra el coronavirus.

Ver más: Incidentes en Tucumán antes de la llegada de Alberto Fernández

"A veces me gusta aprovechar estas fechas para darnos cuenta del país que tenemos y para que también pensemos cómo ese pasado se repite en el presente. Aquel 9 de Julio de 1816 la Argentina transitaba un proceso independentista que se había iniciado en 1810", sostuvo.

Fernández en la Casa de Tucumán. 

El jefe de Estado señaló que cada 12 de julio se celebra el Día de la Hermandad entre la Argentina y Bolivia por el natalicio de Juana Azurduy: "Eran tiempos donde bolivianos y argentinos luchábamos por liberar la patria grande", tal como reprodujo la agencia Noticias Argentinas.

Te puede interesar: Suarez: "La Independencia, la llevamos adentro"

Ante ello, volvió a cuestionar a su antecesor, Mauricio Macri, por el envío de material bélico a Bolivia durante la destitución de Evo Morales. "Quiero pedirle disculpas al pueblo de Bolivia porque un Gobierno argentino haya mandado armamentos para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un golpe militar", manifestó.

Agregó: "Es casi irónico que tengamos que enfrentar el Día de la Hermandad entre Bolivia y Argentina ante semejante locura".

Asimismo, Fernández criticó a la oposición: "La historia se repite. Hay muchos que no quieren que seamos libres, que seamos soberanos, que tengamos independencia. Muchos siguen pensando en una Patria para algunos".

Vacunas, Bolivia y economía. El Presidente habló de todo. 

Luego, reconoció que esperaba para este año que "la economía hubiera arrancado, que el consumo creciera, que los argentinos disfrutaran de sus vacaciones, pero hubo una pandemia. No estamos peor que al comienzo, porque el año pasado nos saludamos por pantalla y hoy estamos acá. Y el año que viene millones de argentinos van a estar en las calles de sus pueblos celebrando el 9 de Julio porque vamos a estar inmunizados. Y vamos a hacer eso mucho antes del 9 de Julio del año que viene. Más del 40% de la población que se puede vacunar ha recibido al menos una dosis", destacó.

Ver más: Aguad dijo que Argentina hizo un operativo humanitario en Bolivia

En ese sentido, el mandatario cuestionó a la oposición por la "enorme campaña" contra la vacunación y señaló que "no se dan cuenta del daño que hicieron y cuánto postergaron el proceso de vacunación".

"A veces el odio nos nubla, nos hace ser injustos, nos hace ser dañinos. El odio siempre vuelve. Cuando actuamos con odio también terminamos perjudicados y lastimados. Pero no me importó y seguí buscando vacunas", afirmó.

"Lo que hacía difícil (el acuerdo con Pfizer) era ponernos de acuerdo en los términos de un contrato, simplemente. Era difícil porque yo tenía que defender los intereses de la Argentina. Cuando pongo mi firma estoy comprometiendo a generaciones. Me hubiera encantado que hubieran pensado así cuando en un minuto anunciaron que la Argentina se endeudaba en 57 mil millones con el FMI. Hubieran pensado en los jóvenes que hoy tienen el futuro hipotecado", lanzó.

Más información: Miles de productores protestaron en San Nicolás contra el Gobierno

Y añadió: "Todos los días peleo porque la Argentina se ponga de pie y contra los que quieren ver de adentro a la Argentina arrodillada".

"Además me reclaman que arregle rápido. Mi modelo no está en los que mandan balas de goma a Bolivia, mi modelo siguen siendo (José de) San Martín, (Martín Miguel de) Güemes y (Manuel) Belgrano. Nunca esperen de mí que firme algo que arruine la vida del pueblo argentino. Si alguien espera que yo claudique ante los acreedores o un laboratorio, se equivoca: no lo voy a hacer. Antes, me voy a mi casa", remarcó.

"Todos los días peleo porque la Argentina se ponga de pie y contra los que quieren ver de adentro a la Argentina arrodillada", añadió e insistió: "Cuando siembren desesperanza, recuerden a nuestros próceres. Pero además de todos esos nombres, la Argentina está llena de héroes anónimos".

"Que no nos confundan más. Somos un país extraordinario, que tiene un pueblo maravilloso, que se cayó y se levantó mil veces: muchas veces porque los hicieron tropezar los que gobernaban asumiendo compromisos que después el pueblo debía pagar con sacrificio. Tenemos la puerta de salida, que es la vacunación, y no voy a parar hasta que esté vacunado el último argentino", finalizó. 

Esta nota habla de: