Tomaron de rehén a una familia y robaron una empresa de caudales - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 16 Feb 2021

 Un grupo de boqueteros entró a robar a una empresa de transporte de caudales en la ciudad de Rosario en las últimas horas y para cometer el ilícito tomó de rehén a una familia.

El hecho ocurrió este lunes por la noche en Presidente Roca al 2.700, donde funciona la empresa Brinks, y según se informó, la banda ingresó primero a la casa lindera a la firma, redujo a una familia y así durante varias horas logró hacer el boquete para pasar de la vivienda a las oficinas de la compañía.

La banda se habría escapado con una importante suma de dinero, pero no trascendió la cantidad exacta. Tras la huida de los delincuentes, la familia logró salir a la calle, pudo hacer la denuncia y cuando la Policía llegó al lugar secuestró varias herramientas de mano que habían dejado los ladrones.

Según contó Guillermo Algañaraz, una de las víctimas, los ladrones entraron a la casa cuando él recibía a una de sus hijas que había ido a visitarlo con sus nietos.

"Fue cerca de las 21:30. Yo había recibido a mi hija con mis nietos, que nos vinieron a visitar. Los ladrones se aprovecharon de que yo había dejado la puerta abierta. Ingresaron dos jóvenes armados, con mucha energía pero sin violencia. Nos dijeron que nos portemos bien y nos dijeron que su propósito era el de asaltar la transportadora de al lado", relató el hombre en diálogo con el canal rosarino El Tres.

Ver: Marchan por la niña atropellada y asesinada por un conocido delincuente

La víctima contó que los ladrones eran entre cinco y siete, que redujeron a toda la familia, los encerraron en una habitación y que a ellos no les robaron nada y los trataron sin violencia.

En total, los delincuentes habrían estado unas dos horas y media cometiendo el ilícito, y mientras un grupo hacía el boquete y robaba el dinero de la empresa, otros se turnaban para vigilar a la familia que estaba dentro de la habitación.

"No eran improvisados, era gente bien hablada, nos trataron bien, nunca hubo violencia", contó Guillermo que vive con su hermano, y ambos son jubilados.

Y agregó: "Nosotros estuvimos en contacto con dos personas que nos custodiaban y que se iban turnando. En un momento me pidieron las llaves de un portón que sale a la vía del ferrocarril y vi que había cinco personas más. Calculo que habrían sido siete los integrantes del grupo".

Según relató la víctima, los delincuentes habrían llevado sus propias herramientas, pero también utilizaron algunas que pertenecen al hermano de Guillermo, que trabaja en la construcción y que estaban en la casa.

La investigación está a cargo del fiscal de la Unidad de Flagrancia Rodrigo Urruticoechea y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quienes solicitaron las cámaras de seguridad de la zona y de la empresa para poder dar con los delincuentes que hasta este martes por la tarde aún permanecían prófugos.

Esta nota habla de: