Falleció sanrafaelino tras 18 años en coma por avalancha en un recital - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 13 Jun 2021

El 12 de abril del 2003, Bersuit Vergarabat desarrolló un recital en el Estadio Pacífico, ubicado sobre la calle Perú de Ciudad. A la salida del mismo se produjo una avalancha debido a la cantidad de gente que había y en consecuencia Pablo Cordero fue aplastado por la multitud.

El joven, que por aquel entonces tenía 20 años, sufrió graves politraumatismos y un paro cardiorrespiratorio. Desde ese momento quedó postrado y en coma durante 18 años. Este domingo falleció a los 38 años, de acuerdo a la información vertida por la periodista Ángeles Acosta.

Cordero era oriundo de San Rafael, y esa fatídica noche había viajado especialmente para presenciar el recital en el "Templo del Rock" de Mendoza. Por el fatal desenlace, la banda liderada por Gustavo Cordera fue condenada y nunca más volvió a tocar en Mendoza hasta el 2016, cuando Cordera regresó como solista luego de llegar a un acuerdo extrajudicial.

Cordera en Tribunales, junto a su abogado Fernando Burlando.

En aquel entonces, los jueces de la Cuarta Cámara de Apelaciones en lo Civil, resolvió que había habido sobreventa de entradas y la capacidad del estadio había sido ampliamente superada, con más de 6 mil personas en el interior.

Contenido relacionado: Gustavo Cordera tocará gratis en Mendoza por un acuerdo judicial

Como resultado los camaristas condenaron por responsabilidad solidaria al Club San Martin, dueño del estadio Pacífico, a la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza y a los miembros de la banda en forma individual -por ser parte de la organización del recital- a pagar más de un $1.800.000 a la familia del joven, además de todos los gastos que demandó el juicio.

Los camaristas expidieron este fallo 10 años después del trágico hecho mientras la comuna afrontó el total del pago de la indemnización a la familia Cordero, iniciando posteriormente acciones legales contra los miembros de la banda y el club social y deportivo.

El Estadio Pacífico tuvo más de 6 mil espectadores esa noche, superando su capacidad máxima.

Esta nota habla de: