Crimen de Norma Carleti: Leonardo Hisa cada vez más complicado - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 6 May 2021

 En esta nueva jornada del juicio de Norma Carleti se dieron  a conocer una serie de llamadas, además se presentaron a declarar varias personas que complican a los imputados Leonardo Hisa (esposo de la víctima), Juan Carlos Guerrero, Kevin Guerrero y Alexis Guerrero.

El primer testigo que declaró fue  el director del Registro Provincial de Huellas Genéticas, Miguel Marino, quien explicó los análisis que se hicieron respecto al material recogido del cuerpo de la víctima y los imputados. "En dos muestras de hisopados de las uñas de Kevin Guerrero, se encuentra un perfil de mezcla de dos ADN que corresponden al imputado en forma mayoritaria y el segundo aportante es el de Norma Carleti", aseguró al jurado.

Luego, le tocó el turno a una profesional del Cuerpo Médico Forense que declaró como testigo relató cómo fueron las entrevistas que sostuvo con Hisa, en las que se le realizaron diversos test para evaluar los rasgos predominantes de su personalidad. "Durante todo el proceso de evaluación predominó una conducta defensiva, lo que quiere decir que en algún momento del proceso se sintió amenazado", comenzó diciendo.

Al describir al empresario, la profesional dijo que es una persona "predominantemente un funcionamiento narcisista, centrado en sí mismo; inmadurez psicoafectiva, egocentrismo, inestabilidad emocional, baja tolerancia a la frustración y dificultad en el control de los impulsos. No presentaba ninguna patología capaz de limitar su juicio en el sentido de que no pudiera responder por sus actos. Tenía un cuadro de ansiedad y angustia, pero negó ideaciones suicidas".

Leer más: Cotejarán el ADN de la madre de Abigail con sangre hallada en una casa

La tercera testigo fue  la secretaria de Norma Carleti, que contó que realizaba distintas labores en la oficina que se encontraba dentro de la casa en la que fue ultimada la víctima. "Les ayudaba con el cobro de alquileres, trámites municipales e impositivos. Trabajé con Norma hasta que murió y con Leonardo trabajé hasta un año antes de lo ocurrido", se presentó ante el jurado.

Por otro lado, explicó la situación que se daba con los controles remotos del garaje de la casa, luego de que el matrimonio dejó de convivir bajo el mismo techo. "Norma me comentó que Leonardo seguía teniendo el control remoto, que servía para tanto para entrar al barrio Las Praderas (donde vivía Hisa ya separado) como para entrar a la casa de ella. Norma no permitía que Leonardo entrara a la casa porque estaban peleados. Sólo llegaba a la puerta para retirar ropa lavada de su hijo Lucio", detalló y luego recordó que había cambiado las cerraduras de la puerta, la cocina y la lavandería.

Hermanos Guerrero y su padre

La secretaria dijo  que conocía a Juan Carlos Guerrero porque hacía trabajos en la casa. "Después de separados, dejó de trabajar para Norma; él seguía trabajando con Leonardo, pero ya no hacía cosas con la señora. A Alexis y a Kevin los vi trabajar con su padre en el garaje de la casa de Norma dos años antes de lo que pasó y también en un depósito", especificó.

Por último, detalló durante su testimonio los movimientos de dinero que se producían en el domicilio. "Lo que se pagaba en efectivo era poco y la mayoría de las cosas se pagaba con débito. Me dejaba entre $70.000 y $80.000 para los pagos. Durante el mes llegaban a haber hasta $200.000 de los inquilinos que iban a pagar alquileres a la casa con efectivo y a veces cheques".

Ver más: Entró a robar a una rotisería y los dueños lo mataron a golpes

En ese marco, la defensa de Leonardo Hisa se mostró interesada acerca de las cobranzas que se realizaron tras la muerte de Carleti, cuando la secretaria siguió administrando estos contratos para los hijos del primer matrimonio de la víctima y, en particular, sobre un portafolios negros del que Norma Carleti solía sacar dinero y un monedero. "Tenía el maletín siempre en la cocina y a veces llevaba la computadora adentro. El monedero era marrón, rectangular y grande; también sacaba dinero de ahí y me lo entregaba para pagar impuestos", respondió la testigo.

La última persona que brindó su testimonio fue un perito informático y contó que pudo " acceder al contenido de la memoria de un teléfono Motorola, mediante una autorización que remitimos a Buenos Aires. Contenía la grabación de un video filmado en la cárcel", dijo. Luego, el Ministerio Público Fiscal, exhibió ante el jurado un audio en el que Kevin Guerrero le dice a otros presos: "yo la maté. El viejo le dijo a mi papá que quería que maten a la esposa, a doña Norma. Mi viejo me preguntó si yo tenía un amigo para que vaya y la ponga; aparte, si la matan a mí me va a dar más. Al que la ponía le iban a dar $300.000 y lo que estaba en la casa; casi $10 millones".

Leonardo Hisa

La grabación incluye el relato del momento en el que habría dado muerte a la víctima y (los detalles se omitirán en este reporte por respeto a la sensibilidad) los pedidos de auxilio que alcanzó a dar. Kevin Guerrero dice en este audio que portaba un arma que no usó, porque Carleti intentó defenderse con un cuchillo y que con ese mismo cuchillo y otro que estaba sobre la mesada de la cocina, la ultimó. "Me dio cosa. Pero ahora me siento bien", dice.

En ese audio que se extiende por 50 minutos, el imputado se anima incluso a explicarle a su compañero de celda la situación penal de Leonardo Hisa. "El viejo está igual que yo. Si él cae, yo caigo. Por más que él nunca agarró el cuchillo. Porque es como si me hubiera estado alentando todo el tiempo a matarla", señala.

Ver más: El juez Bento fue acusado de cobrar coimas para beneficiar a presos

La autopsia de Norma Carleti

Este miércoles compareció ante el tribunal y el jurado popular el médico que elaboró el informe de la necropsia al cadáver de la víctima para el Cuerpo Médico Forense y recordó las conclusiones del informe. "La causa de muerte fue un shock hipovolémico por defección completa de la vena yugular derecha por una herida de arma blanca en el cuello, además de múltiples heridas (55 en total) de arma blanca en el resto de la superficie corporal, 38 de las heridas estaban en el dorso lumbar. Perdió una gran cantidad de sangre y se produce la parada cardíaca por falta de caudal sanguíneo", explicó.

Este jueves continúa el juicio en el Auditorio Municipal. Está previsto que el jurado escuche las declaraciones de la psicóloga de Norma Carleti y de un periodista que accedió a declaraciones de Juan Carlos Guerrero. Además, están citados en calidad de testigo un vecino de Leonardo Hisa del barrio Las praderas y un hombre que conocía el vínculo que sostenían Hisa y Guerrero padre.

Esta nota habla de: