Compró el auto de sus sueños y lo mataron para robárselo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 25 Ene 2021

Dos crímenes sacudieron la zona oeste del Gran Buenos Aires en menos de 24 horas. En ambos casos, intentos de robo de vehículos. Uno de los casos es el de un joven que compartió en redes sociales la adquisición de un auto deportivo y lo mataron tres días después para robárselo.

Este caso en particular ocurrió a las 23 del sábado, cuando asesinaron a Alan Lautaro Bravo (20) para robarle su Peugeot RCZ, un deportivo que había comprado hacía tres días. Antes, durante la madrugada del mismo día, a Matías Ezequiel Banegas (30)lo atacaron en Merlo, también para robarle el auto y cuando quiso escapar lo mataron de un tiro en la sien delante de Antonella, su novia.

Ambos intentaron defenderse del robo de sus autos, y al parecer fuentes judiciales confirmaron a que no habría vínculos entre los casos ni se habría identificado a los responsables.

La foto que compartió en redes.

El ataque en La Tablada

Alan estaba en su casa de La Tablada, con un amigo y su novia. Tenía apenas 20 años y hacía tres días había comprado un Peugeot RCZ, valuado en dos millones y medio de pesos.

Ver: Sigue la ola de calor, pero pronostican lluvias hacia la tarde

Según publica Clarín, Alan llegó a subirse a su auto, que estaba estacionado en la vereda de su casa. Desde el interior de la propiedad, su amigo vio todo, fue testigo del ataque.

Alan  Bravo (20) había comprado el deportivo tres días antes.

Según pudieron establecer los investigadores, fueron dos personas las que lo abordaron. Llegaron caminando y le apuntaron con un arma. El disparo le ingresó por el pecho, por el lado izquierdo, y salió por la espalda. Los vecinos intentaron asistirlo pero ya estaba muerto cuando lo trasladaron al Hospital Balestrini, de Ciudad Evita.

Un penitenciario asesinado

Algunas horas antes del crimen de Bravo, un agente del Servicio Penitenciario Federal (SPF) fue asesinado delante de su novia, en Merlo. Se trata de Matías Ezequiel Banegas, de 30 años, que fue atacado por dos personas y murió tras recibir un disparo en la cabeza.

Matías Banegas fue atacado por dos personas y no se llevaron el vehículo. 

Según informaron los policías llegaron al lugar tras una llamada al 911 y se encontraron con Peugeot 208 arriba de la vereda, chocado contra un puesto de venta de diarios y con las puertas delanteras abiertas. Al acercarse, los agentes vieron que en la butaca del conductor había un hombre muerto, que presentaba una herida de bala en la sien derecha.

Junto al auto, los policías encontraron a la pareja de la víctima, Antonella (22), quien contó a los investigadores que fueron sorprendidos por un utilitario Renault Kangoo con dos hombres, que ambos delincuentes descendieron, y cuando Banegas puso marcha atrás para intentar huir, uno de ellos hizo dos disparos. 

Los delincuentes le dispararon en la cabeza sin mediar palabra. 

Ver: Los curiosos casos de "coronadengue" en el norte argentino

Esta nota habla de: