Política en la escuela: ¿los docentes adoctrinan a los chicos? - Mendoza Post
Miércoles 18 Nov 2020
porAna Montes de Oca
Periodista

Días atrás, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, generó una polémica que se trasladó por las redes a docentes, alumnos y padres.

Acuña había dicho en una videoconferencia con el diputado nacional de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias que los institutos docentes están ideológicamente tomados por la izquierda y que muchos docentes "eligen militar en vez de hacer docencia".

Luego de que sus dichos se viralizaran, la reacción en las redes no tardó y visibilizó el problema de la ideología política dentro de las escuelas, tanto en los contenidos como en las formas. 

¿Hay una delgada línea entre ejercer como docente la libre expresión de las propias ideas y caer en un adoctrinamiento? 

Sebastián Henríquez apela al debate democrático.

"En la escuela se baja línea"

Sebastián Henríquez, titular del SUTE, opinó sobre los dichos de Acuña y dijo que "es una militante y habla desde una posición política. A ella no le molesta que haya docentes militantes sino que militen otras ideas. Todos los gobiernos usan la escuela pública para bajar línea de las ideas de su propio gobierno".

Docentes de todo el país piden volver a la escuela urgente

Henríquez remarcó que "sin discusión política no hay democracia, lo que no puede haber es imposición".

"En las escuelas se inculcan valores y los valores son posiciones políticas", subrayó. "Adoctrinás cuando no das lugar al debate, pero dar lugar es que el otro este cómodo con su propio pensamiento, sea alumno docente o quien sea", agregó.

En este sentido, consultado si desde ese lugar de aceptar el pensamiento distinto, él está de acuerdo con sancionar a la diputada Casado (que escribió un tuit refiriéndose a que la cifra de desaparecidos de la dictadura no eran realmente 30 mil), Henríquez aclaró que, desde su postura personal, "no estaría de acuerdo con la expulsión porque ella fue elegida por el voto, pero alguna sanción sí creo que merecía porque tiene que ser responsable de lo que dice y, como no tuvo ninguna sanción, luego envalentonada salió a decir barbaridades contra los docentes generando odio, y eso no favorece a la democracia".

El "neoliberalismo"

Sofía es alumna de primer año de la carrera de Desarrollo de Software en un IES dependiente de la DGE. Una de sus materias es Problemática Sociocultural del Trabajo y hace unos meses tuvo que trabajar sobre una nota de opinión de la revista Caras y Caretas escrita por Ana Castellani, quien es secretaria de Gestión y Empleo de la Nación.

El artículo, titulado "Neoliberalismo a la argentina", comienza así: "El 10 de diciembre de 2019 será recordado como el último día de la tercera experiencia neoliberal de la Argentina. Los neoliberales (que ni siquiera reconocen esa identidad como propia ya que se consideran liberales a secas) repetirán que no fue neoliberalismo. Que no se hizo la reforma laboral, que el ajuste fiscal no fue suficiente, que la apertura comercial nunca se profundizó. Y de esa manera se preparan para volver pronto con nuevos espejitos de colores de la mano del "liberalismo real" que nos sacará del estancamiento y la miseria".

"En el zoom yo planteé mi desacuerdo con el artículo y di mis argumentos, la profesora los aceptó, pero el hecho de presentar este escrito ya muestra cómo nos quieren adoctrinar", reclamó la alumna.

Ilustración de la nota de Caras y Caretas

Dueños del conocimiento

Gabriel es profesor de Educación Física y de Inglés de nivel primario y secundario. Contó al Post que "el problema es que la educación ya es un orden establecido. En la escuela está impuesto que el conocimiento es de los docentes pero ya no es así: el conocimiento esta en Internet y nosotros tenemos que ser mediadores para que los alumnos sepan cómo encontrarla, eso es lo que falla hoy en la educación".

Además, agregó que no se siente representado por los sindicatos porque "llevan de la nariz a los docentes a marchar en vez de ir al diálogo, lo primero que hacen es marchar. Yo tuve discusiones hasta con colegas por no querer ir a una marcha en contra de la nueva Ley de Educación con la que, además, estoy de acuerdo en algunos puntos y creo que muchos docentes también".

Estaban prohibidos, ahora no se puede estudiar sin celulares o tablets.

Contó que tuvo problemas por sentar a los alumnos en el piso y no en los bancos, o por usar los celulares cuando se habían prohibido en las aulas, pero después la introducción de las TICS (tecnologías de información y comunicación), le valieron dos premios del Gobierno de Mendoza. 

Ahora da clases en un CENS de Guaymallén, donde asegura que sus métodos tienen excelentes resultados: "Cuando hay libertad para enseñar, los resultados son increíbles", concluyó. 

Mirá: "Así será el retorno a las clases en 2021 en Mendoza"

Esta nota habla de: