La guerra entre Mendoza y Nación por Portezuelo escaló al máximo

El gobierno dice que Mendoza nunca pidió un nuevo laudo. Y Suarez contestó que fue tramitado en 2020. La pelea parece técnica, pero es política. Acusaciones cruzadas: El gobernador dice que Nación perjudica a Mendoza. El PJ le contestó que se pongan a gestionar.

La guerra entre Mendoza y Nación por Portezuelo escaló al máximo

Viernes 21 Ene 2022
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

La disputa por Portezuelo del Viento sumó un insólito capítulo este jueves con una guerra de documentos, posteos en redes sociales y críticas cruzadas, a raíz de la respuesta del gobierno nacional al "pronto despacho" que semanas atrás había planteado el gobernador Rodolfo Suarez, para que el presidente de la Nación Alberto Fernández laude de una vez las diferencias entre Mendoza y La Pampa por la construcción de la represa. La provincia vecina se opone sistemáticamente a cualquier emprendimiento hídrico que afecte o pueda afectar sus cauces. Ayer Nación respondió, y el nuevo planteo sorprendió a todos: para el gobierno nacional, en realidad Mendoza no planteó ningún laudo. Esta réplica fue difundida ayer por la tarde y desató una tormenta política.

El gobernador Suarez -que está de licencia- respondió luego a través de su cuenta de Twitter, y culpó a Nación por perjudicar a la provincia. Como se sabe, La Pampa está gobernada por el Frente de Todos, el mismo signo político que el gobierno nacional. No es un dato excluyente. Para los pampeanos, negarse a Portezuelo más que una idea política es una religión y esa oposición a la represa se reforzó desde 2019 con el cambio de signo político en Nación y en la provincia de Buenos Aires, que integra el Comité Interjurisdiccional de la cuenca del Río Colorado junto a La Pampa, Mendoza, Río Negro y Neuquén. El PJ mendocino, en una situación compleja por las acusaciones persistentes de Suarez, intentó apuntar los cañones y le pidió al gobierno provincial que se pongan a gestionar. La idea de que el peronismo perjudica a Mendoza fue uno de los argumentos más usados por el oficialismo provincial en las elecciones en las que ganó por amplia diferencia el año pasado.

El día que Suarez pidió el "pronto despacho" a Nación.

Días atrás y ni bien arrancó el año, el gobierno de Suarez había empezado a abrir el paraguas ante el eventual fracaso de Portezuelo, ya que el gobernador no quiere adjudicar la obra y empezar a construir hasta que no esté terminado el laudo presidencial, que el gobierno provincial intentó apurar con un pedido de "pronto despacho" cuyo destino -se ve ahora- era incierto. Y empezó a hablarse de obras "alternativas". Así, el debate por el arbitraje del presidente Alberto Fernández y las posturas que en esta provincia expresan el oficialismo y la oposición respecto de Portezuelo, fueron el "tema del verano". Pero lo cierto es que la "obra del siglo" podría naufragar en esta pelea, muy compleja de comprender para el ciudadano común. 

Resumiendo: El gobierno mendocino quiere avanzar ya mismo, y que Fernández decida el laudo pedido por Suarez, que se opone a hacer un nuevo estudio de impacto ambiental votado por las otras provincias luego del cambio de signo político en 2019. El peronismo mendocino dice que defiende Portezuelo y se debe hacer la obra, pero a la vez da aire a la versión del gobierno nacional, que ayer dijo que no había tal pedido de laudo. Y luego están los pampeanos, apoyados por sectores empresarios de Mendoza que por razones varias quedaron afuera de la licitación, que se oponen con el apoyo -a veces por acción y a veces por omisión- del gobierno nacional. ¿Quién tiene razón?

¿Y el laudo?

La pelea por Portezuelo recalentó en la tarde de este jueves, cuando medios pampeanos confirmaron que el ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro había enviado al gobierno mendocino una carta indicando que "no consta" en el grueso expediente del COIRCO (El comité interprovincial y nacional de la cuenca del Río Colorado) un nuevo pedido de laudo presidencial realizado por Mendoza. Medios pampeanos señalaron que el Gobierno nacional le pedirá a Mendoza que presente la documentación necesaria "si es que pretende avanzar en un pedido de laudo presidencial en relación a la obra de Portezuelo del Viento." También que "No consta en el ámbito de la cartera de Interior o del Consejo de Gobierno de COIRCO presentación alguna por parte de Mendoza", señalaron a coro medios de la provincia vecina citando partes textuales de la respuesta de Mendoza a Nación. En La Pampa descorcharon espumantes (nunca mendocinos), y fue la senadora nacional peronista Anabel Fernández Sagasti quien "blanqueó" la respuesta de Wado de Pedro al Gobierno de Mendoza:

El gobernador Suarez contestó muy fuerte en Twitter, señaló que Mendoza sí había pedido el laudo, pero lo más duro fue la acusación del mandatario sobre el gobierno del Frente de Todos. "Una vez más, Nación quiere perjudicar a Mendoza..." escribió Suarez en un hilo, y aportó actas del COIRCO.

"En la fecha recibimos la respuesta del Ministro del Interior, en su carácter de Presidente del Consejo de Gobierno del COIRCO, al pedido que realizáramos para que el Presidente de la Nación se expida y laude respecto de las diferencias planteadas en la reunión de Gobernadores sobre Portezuelo del Viento y que quedó asentado en el ACTA 73 de fecha 26 de junio de 2020" detalló Suarez. "Una vez más el Gobierno Nacional busca perjudicar a Mendoza al no tomar una postura clara sobre Portezuelo del Viento, ahora pretendiendo hacer creer que nuestra provincia no instó al laudo, cuando en realidad fue pedido en la misma audiencia referida quedando de forma expresa en el punto 6 del Acta 73". Este es el hilo del gobernador:

En verdad, lo que dice el acta 73 es que Mendoza pidió que se activen los mecanismos previstos en el estatuto del COIRCO para resolver todas las diferencias. Y Suarez afirmó en el mismo posteo que ya se había presentado la documentación.

La respuesta del PJ

Fernández Sagasti, presidenta del PJ, apuntó los cañones a la gestión. Y dijo que había que "volver de las vacaciones" y ponerse "a gestionar". La senadora, ya una experta en estas peleas y luego de aguantar durante dos años acusaciones de Cambia Mendoza por los vaivenes de Alberto Fernández y La Pampa, se desquitó con todo, en el siguiente posteo:

Antes, la legisladora ya había señalado responsabilidades del gobierno provincial por las demoras en el proceso de Portezuelo. Luego, fue Lisandro Nieri, ahora diputado nacional, el que le respondió. Este fue el cruce:

Como se ve, entre dilaciones, acusaciones cruzadas ya sea por el bloqueo a la obra para perjudicar a Mendoza, o por la falta de gestión señalada por el peronismo, en verdad la represa está en peligro. Sin embargo, hay que decir que Alberto Fernández ya hizo los desembolsos comprometidos hasta el momento en nueve pagos que suman algo más de 318 millones de dólares, del total de 1.023 millones en divisa norteamericana que Nación debe pagarle a Mendoza en compensación por un decreto de Carlos Menem que prorrogó la promoción industrial, generando un enorme perjuicio a la provincia. Mendoza tenía ese juicio "ganado" y se canjeó por la represa, cuando Néstor Kirchner era presidente y Julio Cobos gobernador. El nuevo pago debe hacerse efectivo el jueves próximo por 52,7 millones de dólares. Ese dinero está en un fideicomiso.

El día de las propuestas técnicas para la obra.

La obra ya fue licitada, el consorcio Malal-Hue que debe construirla está integrado por la firma china Sinohydro Corporation junto a las locales IMPSA, CEOSA y Obras Andinas. Pero como se sabe, el cambio político de 2019 significó una votación en el COIRCO que perjudicó a Mendoza, y cuatro de las cinco provincias que integran el consorcio del Río Colorado votaron por hacer un nuevo estudio de impacto ambiental, algo a lo que esta provincia se opuso y por eso pidió el laudo presidencial.

¿Qué pasará ahora? Imposible saberlo. Mendoza insistirá con el pedido de arbitraje, y la pelea política entre Nación y el gobierno provincial volverá a tomar la temperatura de este verano de mil infiernos.

Claves sobre la obra:

- Será la mayor obra de ingeniería civil de la historia de Mendoza. Ubicada sobre el Río Grande, en el sureño departamento de Malargüe, tendrá capacidad para abastecer de energía a 130.000 usuarios, cuatro veces más de lo que genera el dique Potrerillos.

- Con una altura de 185 metros, va a ser una de las represas más grandes del planeta.

- Obras complementarias: nuevas trazas en las rutas 145 y 226. Proyecto de Relocalización Las Loicas y Plan de Ordenamiento Territorial. Proyecto Línea de Alta Tensión: 251 km.

- 5.000 puestos de trabajo durante la construcción, que demandaría cinco años.

- Generaría ganancias por 66 millones de dólares al año, por venta de energía.



Esta nota habla de: