Qué dijo la familia del nene que estaba con los turistas venezolanos fallecidos - Mendoza Post
Qué dijo la familia del nene que estaba con los turistas venezolanos fallecidos

El pequeño es sobrino y primo, respectivamente, de las víctimas. Sobrevivió a la intoxicación por monóxido de carbono en el departamento donde se alojaban.

Qué dijo la familia del nene que estaba con los turistas venezolanos fallecidos

Viernes 14 Ene 2022 12 días atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

El hallazgo de una madre y su hijo muertos, por inhalar monóxido de carbono, y un nene de 5 años desvanecido, en un departamento ubicado en un hotel céntrico causó conmoción este domingo en la provincia.

Mientras comenzaba la investigación, a cargo del fiscal Gustavo Pirrello, toda la atención fue dirigida hacia el nene de 5 años - sobrino de la mujer fallecida -  que logró sobrevivir. Hubo mucha inquietud sobre la situación de este niño ya que no había en el país ningún adulto responsable que velara por él. Finalmente el día martes llegó a la provincia la prima del pequeño para hacerse cargo, en primera instancia, de la situación, ya que el nene se encuentra en el Hospital Notti, asistido por el ETI de Capital. Horas después llegó el papá, proveniente de Brasil.

La joven de 25 años que arribó en primer lugar es la hija y hermana respectivamente de las víctimas. Ante la Justicia declaró que sus familiares estaban de vacaciones en Mendoza junto al pequeño y contaban con la autorización expresa de los padres del menor. El chico era muy apegado a ellos, Valentino decidió vacacionar en la provincia e invitó a su mamá y a su primo. El alquiler del departamento se hizo a través de la plataforma Booking. Esta propiedad es de José Mansur, dirigente de Godoy Cruz. Hasta este jueves, no había novedades sobre una posible imputación.

Tilma Tovar y Valentino González.

Relató también que se enteró por la madre del niño sobre la situación, ya que a esta mujer le había dicho una pariente de Venezuela que Tilma había tenido un accidente. En ese momento intentó comunicarse con ellos pero no lo logró.  Luego de ser alertada por sus familiares, la joven terminó de confirmar la terrible noticia a través de los diarios y redes sociales. También manifestó que la última vez que tuvo contacto con su mamá y su hermano fue a través de audios de Whatsapp el día sábado 8 de enero, aproximadamente a las 19 horas. 

Ver: Las graves fallas de gas en el hotel dónde murieron los turistas venezolanos

En esos mensajes, Tilma le contaba que había amanecido con cierto malestar aunque no dio más precisiones,  le dijo que habían estado paseando por Villavicencio y habían regresado al departamento cerca de las 19 horas. La mujer planeaba tomar un té antigripal  y luego ir a cenar en familia. Es probable que los síntomas que tenía fueran producto de la inhalación progresiva del gas.

Detalló también que su primo, el nene de 5 años, es un chico muy saludable, bien alimentado y que cree que eso fue clave para que haya sobrevivido.

El nene fue internado en el Notti y evoluciona bien, su vida está fuera de peligro.

El caso

Tilma Tovar y  su hijo Valentino González eran venezolanos. El joven residía desde hacia tiempo en Buenos Aires y habían llegado a la provincia el 6 de enero, en plan de turistas. El departamento alquilado en el hotel Reina Victoria, ubicado en calle San Juan al 1.127, estaba reservado hasta el lunes 10. Sin embargo, un día antes de la partida ocurrió la tragedia. 

Los peritajes del Cuerpo Médico Forense determinaron que las víctimas sufrieron una intoxicación por monóxido de carbono. El informe de Ecogas fue determinante: las fallas en las instalaciones de gas eran graves y evidentes. Además el lugar no contaba con la ventilación correcta.

El hotel Reina Victoria es propiedad de José Mansur, dirigente de Godoy Cruz.

El cadáver de Valentino estaba en el living, en el baño había vómitos.  Los restos de Tilma yacían en la habitación, junto al nene. El piso del departamento estaba lleno de agua y esto coincide con el relato de la empleada de limpieza que ingresó porque oía agua correr y nadie le respondía. Los testigos que ingresaron al lugar detallaron que casi no había ventilación y que tanto la caldera como el anafe tenían pérdida de gas y estaban mal instalados. No obstante, precisaron que al momento del ingreso estaban apagados.

Esta nota habla de: