A clases, el mayor desafío de la sociedad mendocina - Mendoza Post
Lunes 1 Mar 2021
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Hoy, mañana, esta semana, sabremos cuánto hemos aprendido a cuidarnos del coronavirus, transitando ya un año de pandemia desde los primeros casos en el país. Unos 600.000 alumnos de colegios públicos y privados de todos los niveles, sus familias, y 54.015 docentes de la escuela pública más los privados vuelven hoy a clases en 2.630 escuelas de la provincia. Al menos la mitad de los alumnos regresará en forma virtual, lo mismo que cerca de 7.000 docentes que no irán a trabajar de modo presencial porque pertenecen a grupos de riesgo. Pero en el transcurso de marzo, todos los alumnos habrán pasado por la presencialidad, aunque con intensidad variada. Dependerá del espacio físico de cada escuela, y de la cantidad de docentes disponibles. También del avance del coronavirus. Es inevitable que el movimiento de más de medio millón de chicos, sus maestros y sus familias signifiquen nuevos contagios. Lo importante es manejarlos de modo eficiente para evitar brotes. La prueba del sistema será saber si somos capaces de controlar un eventual rebrote escolar. Nunca antes en la pandemia, salvo una prueba en noviembre y los chicos de trayectorias débiles en febrero, hubo clases presenciales.

El Consejo Federal de Educación y la Dirección General de escuelas aprobaron exhaustivos protocolos para volver a las clases presenciales desde hoy. Este es el país del protocolo que muy pocos cumplen. Por eso será clave saber qué educación epidemiológica recibieron los chicos en sus casas. Los principales procedimientos que se aprobaron fueron en caso de contagios de docentes o alumnos, o de casos sospechosos. Lo mismo respecto del distanciamiento en las aulas (1,5 metros) y en los espacios comunes del colegio (dos metros). El uso del tapabocas será obligatorio.

Thomas presidió una reunión interjurisdiccional por el inicio de clases.

En la semana que pasó, la mayoría de los colegios públicos y privados de Mendoza a través del GEM o de plataformas particulares fueron comunicando las rutinas escolares. Las "zonas críticas" serán el ingreso y la salida por la aglomeración de personas, y las horas de presencialidad. Prácticamente no habrá -en los departamentos más poblados de la provincia- educación pública de presencialidad completa. La mayoría sólo llegará a una semana de presencialidad al mes, con suerte. No así en la educación privada, donde la mayor parte de los colegios garantizan a las familias presencialidad del 100 % aun en doble turno. Febrero fue mes de ensayo. Unos 54.000 chicos del sistema público y una cantidad indeterminada del privado tomaron clases de recuperación, de contenidos adeudados, o por haber experimentado trayectorias débiles a causa de la conectividad, o de sus condiciones sociales.

Como todo primer día, el de hoy será de ansiedad pero reforzada por el miedo al coronavirus. "La gran incógnita es saber si los padres van a mandar a sus hijos a la escuela, si van a usar el transporte público, o si los van a llevar" confía una fuente oficial. El sistema de transporte colocará a disposición desde las 05:30 hs. el 100 % de las frecuencias disponibles habitualmente en esta época del año, aunque se supone que las escuelas funcionarán al 50 %.

Docentes

El SUTE, por si alguien no lo había registrado, arranca las clases con paro por motivos salariales, entre otros. A la vez, el gobierno les "recordó" a los maestros que el Item Aula está plenamente vigente, por lo que no se espera más que una adhesión "militante" a la protesta decretada por el sindicato, cuya conducción está virtualmente destartalada entre los problemas internos, una veintena de casos de Covid-19 en su secretariado, y la descoordinación que supuso la separación del cargo de Sebastián Henríquez, acusado de violencia de género y laboral. En el SUTE no se sabe quién manda, realmente. Por lo tanto no se prevé que el paro tenga fuerza.

Los docentes tuvieron jornadas en febrero.

No todo el sistema público ha apostado a la presencialidad. Los colegios que dependen de la Universidad Nacional de Cuyo (Liceo Agrícola, Universitario Central, DAD, Magisterio, Martín Zapata), emitieron un protocolo y diseñaron un sistema apoyado en la virtualidad, con "instancias" presenciales más prolongadas para chicos y chicas del primero y último año. El resto sólo tendría tres días presenciales en una semana al mes, aunque el sistema será móvil y revisable. La traducción es que los gremios le torcieron el brazo al rector Daniel Pizzi, o bien las autoridades de la Universidad están de acuerdo en no ir al colegio, en una provincia donde funciona casi todo y un cajero de supermercado corre más riesgos que un maestro.

Cinco dudas y respuestas del inicio de clases en Mendoza

Finalmente, queda ver el estado de las escuelas. En el gobierno escolar reconocen en reserva que no se pudo llegar, en muchos casos, al 100 %. Las lluvias de las últimas horas complicaron las cosas en algunos establecimientos, además. Y se ha trabajado sábado y domingo con intensidad para llegar a tiempo.

Video: todo lo que deben saber los chicos para volver a las escuelas

A las 07:00 empieza el movimiento fuerte. Es la prueba de fuego no sólo para el sistema escolar, los maestros y auxiliares, y los alumnos. Es para todos.

Hoy Mendoza se pone a prueba. Y le decimos al resto de la Argentina qué tan preparados estamos para ir superando las dificultades enormes que esta pandemia, que en la provincia supuso 64.233 casos positivos y 1.450 muertes hasta ahora, nos impuso.

Esta nota habla de: