Post: Mendoza PostViernes 14 Sep 2018 9 días atrás

Este viernes se realiza una nueva jornada del juicio sobre el femicidio de Janet Zapata, (29) ocurrido hace dos años. Se espera que hoy se presente ante el juez el principal sospechoso del asesinato de la joven, su ex pareja, Damián Minati (31).

En la última jornada este lunes, uno de los testigos, José Luis Quiroga, hermano de uno de los procesados, Claudio Quiroga, afirmó que Minati le confesó el crimen y que los otros dos sospechosos no están implicados en el hecho.

Janet junto a Damián Minati.

Durante la jornada de hoy, se espera que el principal sospechoso reconozca ser el actor intelectual del crimen bajo la carátula de emoción violenta. 

Este lunes, el Tribunal aceptó una nueva prueba de la defensa que consiste en una tarjeta de memoria que pertenecía al celular de Janet donde habría un registro de conversaciones de WhatsApp con su presunto amante.

 La mamá de Janet, Elizabeth, expresó: "El crimen fue en el 2016, esa semana trágica para nosotros y para la familia de Julieta González y Ayelén Arroyo. Mi hija estuvo desaparecida 5 días, el día 26 fue encontrado su cuerpo en El Algarrobal de Las Heras. Hasta ahí no sabíamos cómo se resolvería, yo estaba en Delitos Complejos, con la pareja de Janet, Damián Minatti, cuando el doctor Garay lo dejó detenido, ahí entendimos que él estaba implicado en la desaparición y en el homicidio de Janet".   

El caso

Janet Zapata había sido vista por última vez cerca del centro comercial La Barraca la noche del 21 de septiembre de 2016. Su cuerpo fue hallado sin vida 5 días después. Durante todo ese lapso Minati pidió públicamente a las autoridades que encontraran a su pareja sana y salva.

Este caso casi tardó 2 años en llegar a debate. La investigación preliminar estuvo a cargo de la fiscal Claudia Ríos durante 9 meses. En agosto de 2017 la pesquisa fue clausurada y elevada a juicio, luego de que la Justicia de Garantías rechazara algunos de los planteos de los imputados.

En tanto que otros de los femicidios ocurridos en esa fatídica primavera, el de Julieta González, todavía no tiene fecha de juicio. Distinta dirección tuvo el caso de Ayelén Arroyo, quien su padre, Roque, fue condenado a prisión perpetua en un juicio abreviado, es decir que se declaró culpable.