Post: Mendoza PostViernes 14 Sep 2018 9 días atrás

Cada noche, Alberto Feigies saca de su imaginación y su creatividad un refrán o una frase con la que va a sorprender a sus vecinos al día siguiente. Es que el hombre de 83 años, todos los días pega un cartel en el ascensor de su edificio en Montserrat para incentivarlos.

Feigies, que se autoproclamó como un "soñador y romántico empedernido", reconoció que muchas veces los versos salen de su memoria. Otras tantas, las busca en carpetas que tiene guardadas en su hogar, lo que a él le gusta llamar sus "investigaciones".

"Vivo hace más de 40 años en este edificio, pero esto de los carteles lo hago hace unos meses. Sin embargo, toda la vida fui así: a la gente con la que me conectaba, siempre le dedicaba alguna frase para pensar meditar, concientizar, estimular", comentó.

Alberto explicó cómo surgió la idea de poner en práctica esta costumbre: "Comencé a notar a la gente muy triste, no sé, con un estado de ánimo, yo diría, 'no positivo'. Entonces empecé verbalmente a recitarles alguna poesía. Tengo muchas memorizadas, algunas en italiano, un idioma que estudié. Así, me cruzaba con alguien y de repente les salía con un refrán o unos versos".

El vecino contó que muchas personas empezaron a contestarle sus mensajes con algún "simbolito alegre"o un comentario cuando se lo cruzaban en los pasillos. "En uno escribieron ?me alegras las mañanas', entonces me di cuenta de que me hacía bien a mi también. Veía que esa tarea alcanzaba el objetivo que tenía pensado: que le sirviera a alguien", aseguró orgulloso.

Algunos de los carteles que pega en el ascensor tienen como leyenda: "Nunca salgas a la calle sin un par de sueños en tu bolsillo", "Hoy mismo deja de criticar tu cuerpo: acéptalo tal cual es sin preocuparte de la mirada ajena. No te aman porque eres bella. Eres bella porque te aman", "No te olvides de que tal vez eres el faro en la tempestad de alguien", y "La vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino lo bien que haya sido representada".