Cinco formas increíbles para acelerar tu PC - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 10 Sep 2018

Con el tiempo, es posible que el ordenador pueda acabar funcionando cada vez más lento. A veces el problema es simplemente que hay algún malware instalado o demasiadas aplicaciones que se ejecutan al inicio, pero otras veces son ordenadores ya viejos en los que cualquier ahorro de recursos puede marcar la diferencia. Nuestros consejos intentan cubrir todos estos supuestos. El sitio Genbeta ha publicado algunas herramientas muy prácticas para recuperar la velocidad.

1- Desintala aplicaciones que no utilices.

El primer paso es el más simple y sencillo de todos, y es el de deshacerte de todas las aplicaciones que no sean necesarias. Durante los años podemos haber tendido a acumular algunas que ya no usamos, las cuales pueden estar realizando procesos en segundo plano que ralenticen el PC. Para hacerlo, entra en la Configuración de Windows 10, y en ella pulsa sobre la opción Aplicaciones.

2- Comprueba que el PC esté libre de malware.

También es posible que la lentitud de un ordenador se deba a que tiene algún tipo de virus o malware, por lo que también es conveniente pasarle un antivirus al ordenador. Hay varias alternativas pero te vamos a enseñar a hacerlo con Windows Defender, la solución nativa de Windows 10. Para empezar, pulsa la opción Abrir el Centro de seguridad de Windows Defender que te encontrarás en la sección Actualización y seguridad de la Configuración de Windows 10. 

Irás a la pantalla principal de Windows Defender. Una vez allí, pulsa sobre la opción Protección antivirus y contra amenazas que tendrá el icono de un escudo. La opción está tanto en la pantalla principal como en la columna izquierda de opciones.

Una vez en esta pantalla, sólo tienes que pulsar sobre el botón Examinar ahora para iniciar un análisis del sistema. Se trata de un análisis rápido que no encontrará todas las amenazas, pero sí detectará las más importantes. También puedes pulsar en Ejecutar un nuevo examen avanzado, la opción de debajo, para hacer un análisis más detallado. 

3- Libera espacio en tu disco duro

También es útil hacer una limpieza de tu disco duro. Aquí es importante no utilizar aplicaciones como CCleaner que molestan más de lo que ayudas, sino recurrir a la alternativa nativa del propio Windows 10. Para ejecutarlo abre el menú de inicio y escribe cleanmgr para que te aparezca la aplicación Liberador de espacio en disco. Entonces, haz click derecho sobre ella, y en el menú emergente pulsa en Ejecutar como administrador(3) para que te ofrezca todas las opciones. 

Lo primero que te aparecerá es una ventana en la que tienes que elegir el disco duro que quieres limpiar para liberar espacio. Cuando lo elijas pulsa en Aceptar.

A continuación, la aplicación del liberador de espacio en disco calculará qué archivos puede limpiar en Windows y cuánto espacio puede ahorrarte con ello. Este proceso puede tardar desde unos segundos a algunos minutos dependiendo de tu ordenador, tu disco duro y los archivos que haya acumulados.

Cuando termine, la aplicación ahora te mostrará una lista con varios tipos de archivo que puede eliminar y el tamaño que se liberaría con ello. Cuando pulses sobre cada uno te explicará detalladamente qué se borra, o sea que aquí selecciona los tipos de archivo que quieras eliminar y pulsa Aceptar. Te saldrá un aviso preguntándote si estás seguro, y aquí confirma la acción.

4- No te olvides de limpiar tu torre

Aunque pueda parecer una tontería, la acumulación de polvo en el interior de tu equipo puede penalizar su velocidad, sobre todo cuando impide el flujo de aire y hace que se caliente demasiado. Por eso, de vez en cuando conviene abrir tu torre, portátil o todo en uno para pegarle una cuidadosa limpieza a fondo. 

5- Mantén limpio el escritorio del ordenador

Cuando un ordenador inicia Windows, tiene que cargar todos los elementos del escritorio, por lo que si el tuyo tiene pocos recursos es posible que lo pase mal si lo tienes lleno de accesos directos. Por eso, es recomendable que mantengas todo lo limpio que puedas el escritorio del equipo. Si hay cosas que necesitas tener accesibles realmente, puedes probar con simplemente crear una carpeta en el escritorio y meterlas todas allí.