Quincho: Intimidades políticas de la visita de Macri - Mendoza Post
Quincho: Intimidades políticas de la visita de Macri

La reunión a solas con Cornejo. Qué dijo del Hotel. Dónde fueron a cenar. El factor "Lilita". Un gesto a Cobos. Otros asuntos: un nuevo lío en Santa Rosa.

Quincho: Intimidades políticas de la visita de Macri

Por: Mendoza PostDomingo 9 Sep 2018

El gordo preparaba la salsa criolla cortando minuciosamente a mano, con un cuchillo de cerámica, cada uno de los ingredientes: pimientos, tomates del tipo perita, y cebollas; mientras miraba por un canal de TV local la partida del presidente, en el famoso helicóptero que tan contentos ponía a algunos. Pero no era ese el "club" al que Julián pertenecía. El era un peronista de Perón. Quería que Macri terminase bien el gobierno, aunque fuere para cerrarles la boca a los gorilas. Pensó un rato en eso, en la atribulada vida "a los saltos" de la Argentina, desde que tenía memoria porque desde chico le daba bola a la política. Fotos en blanco y negro que le inquietaban, y los filosos monólogos de Tato Bores para explicarnos el país, aún vigentes. Recordaba el golpe contra Illia, cuando era un "culillo", las caricaturas de aquel presidente honesto como "Tortuga". Recordaba al general Lanusse un día en TV diciendo "A Perón no le da el cuero", la masacre de Ezeiza, todo lo que vino después, el desastre de Cámpora-Perón-Isabel, el "Rodrigazo", las aventuras horribles del Brujo José Daniel López Rega, la dictadura feroz y la muerte de algunos amigos, y más acá en el tiempo, la democracia al compás de la Economía. Períodos de inestabilidad, hiperinflación, estanflación, recesión, desocupación, corralito, default, crisis feroz, explosión, crecimiento "a tasas chinas", populismo, y otra vez al pozo, luego la llegada de los nuevos con el "gradualismo" y los CEOS, y ahora, otra vez al horno, mal. (Si nos salvamos en los próximos meses de un golpe mortal de los precios en la economía, va a ser por la recesión) pensó Julián, y metió la salsa en reposo a la heladera, hasta el día siguiente, cuando tocaba el asado con los amigos. El Ruso, que hojeaba un libro mientras el gordo hacía preparativos, le adivinó el pensamiento.

- Escuchame... resulta que ahora Macri mete "Precios Cuidados", coloca retenciones, aumenta la AUH y la asistencia a los pobres, y cuesta un huevo conseguir dólares... Al final... ¡Cristina y Kicillof tenían razón!

- ¡Jajajajaaaaaaa!

Los amigos partieron juntos a un trozadero de Maipú en el que solían comprar el asado. Los mejores cortes ya estaban bien por arriba de 200 pesos: Asado, 209,90; entrañita, 278 mangos, el lomo ya costaba 289 mangos... y así... Julián desembolsó una fortuna y se fue. Si en algo valía la pena gastar la guita, era en el asado con los amigos.

...

El costillar a la llama llevaba varias horas en el asador del quincho, ya a punto, dorado, crocante, sabroso. Antes, Julián había servido unos bifecitos de cuadril con la salsa criolla, a modo de entrada, sobre pan francés, "montados" pero para comer con la mano. Los amigos se acomodaron alrededor de la mesa, con un buen Trapiche Medalla, y la conversación se armó rápido sobre la visita del presidente.

- Yo no sé bien qué pensar... ni qué rosca hicieron... lo que te digo, como tipo que labura, paga sus cosas y cuida de los suyos... es que no me da tranquilidad que el presidente se venga dos días a relajarse a la montaña, cuando lo que esperamos es que resuelva el despelote...- arrancó el gordo. Ludovico, el más PRO del grupo, se sintió tocado.

Macri, Cornejo y Tadeo con chicos basquetbolistas en Godoy Cruz.

- Pará un poco... hubo algo de calma... bajó el dólar dos pesos... pararon la "bola" de los saqueos... ¿Sabés cómo armaban los grupos de WhatsApp para salir a afanar a los supermercados? Con bases de datos de la Anses y de las garrafas sociales... de ahí sacaban teléfonos... La Pato Bullrich los tiene embocados... ¿Qué tiene de malo que venga dos días a Mendoza? En ningún lugar de la Argentina lo van a recibir mejor que acá.

- Sí, pero de la "zona caliente" del G20 y de Guaymallén, de los accesos, lo sacaron en seguida para guardarlo en Potrerillos... y además, casi todas las actividades que tuvo fueron en Luján...- insistió el gordo.

- ¿Y qué querés? ¿Someter al presidente a piquetes? Además, en Luján, juega de local... la visita sirvió para muchas cosas... Lo del turismo estuvo muy bien. Esa charla fue fuerte... hablaron bien los empresarios... estuvo bien el Mauricio Badaloni, que habló bastante... y te aviso que Gustavo Santos, el ministro que ahora es secretario, es de nivel... el tipo estaba muy bien informado de todo... lo mismo Guillermo Dietrich... No vinieron a pelotudear... vinieron a laburar...- dijo el Omar, el radical del grupete, mientras se zampaba un trocito de cuadril con salsa criolla, esperando el costillar. El gordo se encogió de hombros, y el Ruso metió unos bocadillos.

- No estuvieron tan "guardados". A ver... El presidente y Juliana cenaron el jueves a la noche en el Cavas Wine Lodge, cerquita de la bodega Bressia, donde el viernes fueron las actividades. La pasaron bien... los ministros se fueron a cenar a "La Escondida", un restaurante de montaña en la Villa de Potrerillos... más las visitas que hicieron a la gente... tuvieron mucha actividad "social" además de las formales, y de las políticas, que las hubo.

Juliana, con vecinas de Potrerillos, el viernes.

- ¿Qué más? - se interesó Ludovico.

- Bueno... a ver... el presidente llegó y se quedó loco con la cancha de fútbol del hotel de Potrerillos. Preguntó enseguida cómo el hotel podía tener semejante cancha, que es la que usó la Selección de Holanda en 1978. Le parecía raro... comentó que los hoteles podían tener una cancha de fútbol, pero no esa. Y le contaron que la usaba Gimnasia para la pretemporada, y ahí lo entendió. Después de la actividad de Turismo en el Hotel, y de reunirse con ministros en el Mirador, bajó a la zona del solárium, al lado de la pileta, donde estuvo charlando con Juliana, que antes había estado caminando por los viñedos con Carolina Stanley y Pato Bullrich. Lo que no pude saber, es quién fue el "barman"- comentó el hombre de los negocios del grupete, que bajó la parrafada con un trago de Malbec.

- ¿Qué? ¿Se empinaron las botellas?

- No... a ver... después de la cena... los ministros se acomodaron en el bar del hotel, y uno de ellos se metió detrás de la barra a preparar tragos... pero no pude saber quién fue...- comentó el Ruso, y los muchachos rompieron en carcajadas.

- ¿Y de política? - preguntó el gordo, que había empezado a servir las costillas que ocupaban el plato entero. Bien valían los casi 250 mangos el kilo que había pagado.

- El jueves, le pidieron al Alfredo que se quede. El gobernador se estaba por ir, fusilado como cualquier mortal a esta altura, y los de protocolo le pidieron que se quedase, que el presidente quería comentarle algo.

- ¿Yyyyyy?

- Estuvieron a solas un rato. No es mucho lo que trascendió. Pero sí bastante útil. Parece que el Alfredo le puso las quejas por los ataques de Lilita, y le pidió a Macri que le ponga freno. Dicen que el presidente le dio la razón, pero que a la vez admitió cierta impotencia para manejar los mandobles de Carrió, que está más intensa y apocalíptica que nunca.

Macri, Cornejo y Frigerio, en la conferencia del viernes.

- ¿Por qué los puteaba tanto a los radicales? - preguntó Ludovico. Le costaba traducir a la fogosa legisladora.

- Es una historia de la semana pasada. Pasó que mientras estaba el gobierno encerrado en Olivos, y Lilita mandaba furiosos mensajes por Twitter, la UCR se comió todas las operaciones políticas de la oficina de Marcos Peña en los medios nacionales. Todos los periodistas de primera línea de los diarios, la radio y la TV aparecían criticando a la UCR por alguna cosa. Que pidieron cargos, que no estaban a la altura, que no ayudaron... algunos incluso personalizaron en el Alfredo y Ernesto Sanz... - comenzó a desarrollar el Omar.

- ¿Y cómo fue? - quiso saber Julián, a quien la "rosca" de los radicales le apasionaba como motivo de estudio.

- El sábado pasado, una semana antes de la visita de Macri, el Alfredo -como presidente de la UCR- estuvo en comunicación permanente con Peña y con Frigerio. Y el domingo a las 9 de la mañana partieron a Buenos Aires, con los otros gobernadores, Morales y Gustavo Valdés, el Ernesto Sanz, el "Peti" Lombardi que es el secretario político del Comité Nacional, y alguno más. Se juntaron antes de hablar con el gobierno, con Mario Negri, Luis Naidenoff, qué se yo... para ver qué hacer. La conclusión fue que había que incorporar nombres de mucho peso al gabinete nacional. La verdad es que no está claro si la idea de sumar al Ernesto, a Martín Lousteau y a Alfonso Prat Gay fue de alguien del gobierno o del grupo de radicales... estuvieron debatiendo eso todo el domingo mientras Clarín y Lilita "filtraban" Olivos y cambiaban el gabinete cada cinco minutos. El asunto fue que Rodríguez Larreta y "Mariu" Vidal vieron "carne" en la propuesta de los radicales y pidieron darle gas... Incluía mandar a Frigerio a Economía, renunciarlo a Dujovne -Macri no quería esto- al Ernesto a Interior, a Lousteau a Educación y Alfonso a la cancillería. Así es que partieron en secreto los radicales a la casa de Alfonso, hasta allí llegó Lousteau, pero no hubo acuerdo. Martín no quería ir Educación, argumentando que no entiende del tema... Alfonso tenía reservas, al Ernesto le ofrecían el ministerio de Defensa, que ya es ocupado por un radical... no sé... no hubo acuerdo, y el gobierno quedó... como quedó, con los radicales heridos por las operaciones.

- Pero eso "se curó..." -

- No. Digamos que les dieron unas aspirinas, y a ver cómo evolucionan las cosas. Es cierto que la visita de Macri atemperó los ánimos -dijo el Omar- y que el viaje dio imagen "de gestión" más que de rosca. De hecho, los encuentros políticos reservados fueron poquitos. El Alfredo el jueves, y también un ratito el Omar De Marchi, que es amigo y anfitrión de Macri cada vez que viene. Pero no mucho más. Además, a los bodegueros y elaboradores, y al turismo, el dólar por encima de los 37 mangos les resulta "crema pura..." dijo el radical del grupete, y el gordo lo cruzó.

- Más o menos... tengo un amigo con buen Malbec en Tupungato. Productor. Vendió la uva en abril. Le dieron cheques a partir de mayo. Ya había perdido en dólares una parva de guita. Cuando termine de cobrar los cheques, habrá perdido en divisa norteamericana el 60 % del valor de la uva. Imaginate a los productores chicos, que les pedalean el precio y los pagos permanentemente...- dijo el gordo, mientras servía otra ronda de Malbec.

- ¿La mesa vitivinícola, cómo estuvo? - preguntó Ludovico.

- Fue "empate técnico". Macri se llevó varios pedidos sin decir "ni mu" aunque dio muestras de que entiende bien la situación. Pero hubo un gestito político que no pasó desapercibido...- dijo el Omar, divertido.

Cabecera de la mesa vitiviníicola.

- ¿Cuál?

- Antes de empezar, lo habían sentado a Cobos, que no es cualquier legislador... es un ex vicepresidente de la Nación, ex gobernador de Mendoza, en la segunda fila ahí en Bressia. Creo que estaba al lado de Pamela Verasay. El asunto es que el Fernando De Andreis, el Secretario general de la Presidencia, se levantó, y lo hizo sentar en la mesa principal. Los radicales "del Alfredo" tomaron nota rapidito.

- ¿Cómo va toda esa interna? - quiso saber el gordo, mientras se servía una generosa porción de "papas bravas", que había freído en el caldero del quincho.

- Por ahora todo tranquilo...- dijo el Omar. - De Marchi y Kerchner se "mostraron" mucho en la visita de Macri, siempre con perfil de gestión. Pero el Alfredo no va a mover ni una sola ficha hasta diciembre. Posiblemente en ese momento decida si van a desdoblar o no las elecciones presidenciales de las provinciales... hay que ver muchos factores, pero en especial cómo va la economía. Van a esperar para medir. No saben hoy cuánto está "limando" la economía nacional, la imagen del propio gobierno de Mendoza. Hay que esperar que la devaluación "derrame" en el turismo y la vitivinicultura, y hacer todo lo que se pueda por el 30 % largo que el Gran Mendoza tiene de pobreza alrededor... Los que van a pagar el ajuste de la economía son los asalariados. Si el dólar se estabiliza en la franja de los 38 mangos y los precios no revientan, será el momento de "medir". Respecto de los candidatos... no sé... Creo que Cobos y De Marchi se ayudan un poco entre sí. El Omar tiene un activo importante que es la cercanía de Macri... y otro menos tangible... te aseguro que Cornejo confiaría más en él que en Cobos, pero eso sería como un "plan electoral de emergencia". Las primeras opciones del Alfredo son Kerchner, Rody Suárez y Tadeo, pero no te puedo asegurar el orden... Falta un siglo...- dijo el Omar, y los amigos brindaron en silencio.

...

La cena fue llegando a su fin. Después del café y los postres -las peras al Malbec que el gordo servía con helado de vainillas...- los contertulios partieron rumbo a los autos.

- Gordo... me enteré que hay un ruido raro con una licitación para "foto multas" en Santa Rosa...

- Sí... supe... pasa que el Concejo Deliberante rechazó un proyecto de Norma Trigo y de Marcos Nuarte, el secretario de gobierno, para compra de equipamiento... radares... detectores de distintas infracciones... Pero licitaron igual a pesar del rechazo del Concejo, impulsado por una parte del radicalismo y del peronismo, otro lío... la sospecha de la oposición al dúo Trigo-Nuarte es que hay una "adjudicación directa" en marcha, y que hay que prestar atención a los movimientos de un funcionario de la comuna en particular, y de una persona muy allegada al poder local... y de una empresita que tendrían...

- Mierda... otro conflicto con este señor, tan cuestionado por los propios radicales... ¿quién lo protege a Nuarte?

- No sé... hay  muchas conexiones Tunuyán-Santa Rosa, hay que poner un ojo ahí...hay peronistas que lo encubren más que algunos radicales.  Pero creo que la protección no termina ahí.  Por algo este personaje se siente tan impune. 

- ¿Cómo va la pelea Tadeo-entorno del Alfredo?

- Jajajaaaaaaaaa... no hay tal pelea. Es cierto que Tadeo García Zalazar y el secretario de Ambiente de la provincia Humberto Mingorance casi no se hablan y tienen viejas rencillas departamentales. Lo que pasó es que algún funcionario de Godoy Cruz, Diego Coronel, parece que tenía mucho apuro por empezar la obra de la calle Perón, esa especie de "Corredor del Oeste bis", más arriba, para conectar Ciudad, Godoy Cruz y Luján... y empezaron a mover tierras, cuando les avisaron que no podían hacerlo sin la audiencia de impacto ambiental, que es ahora, el 28 de setiembre.

- ¿Y entonces?

- Grandes calenturas. Tuvieron que frenarla. Incluso el Alfredo preguntó qué pasaba, porque le rompe soberanamente las pelotas que los funcionarios no se comuniquen entre sí. Y le explicaron que desde hacía cuatro meses a los funcionarios de Godoy Cruz les habían dicho del impacto ambiental, y no esperaron. Es decir, pueden licitar y adjudicar, pero no pueden mover ni una piedra hasta que está le audiencia... Lo gracioso fue que cuando el Alfredo se enteró, enseguida supo quién se había mandado el "apurón" sin completar la tarea...

- ¿Coronel?

- Sí... Jajajaaaaaaaa... Pero bueno. Tadeo no quiere conflictos, harán la audiencia, y cuando puedan, retomarán la obra.

- ¿Qué sabés del peronismo...?

- La única noticia importante que va a dar el peronismo local es si los kirchneristas se van a otro partido con Unidad Ciudadana, o se quedan adentro. Mirá... el "Manuel del Chueco" decía: peronismo unido, y dividir a los adversarios, al frente opositor. Con el peronismo dividido y el gobierno local fuerte con Cambiemos, el PJ no tiene chances. Ni aunque Macri la "choque".

- ¿Seguro?

- ¿Estás loco? A Seguro, lo tienen encerrado en Almafuerte...

- ¡Jajajajaaaaa!

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...

Esta nota habla de: