Retumba la muerte del hombre agrointoxicado - Mendoza Post
Viernes 7 Sep 2018
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Su figura raquítica estremecía en la muestra de ARGRA de noviembre pasado. Los fotoperiodistas montaron aquella muestra en la Nave Cultural, frente al Parque Central y esas fotos fueron las que más llamaron la atención. 

Fueron las imágenes del reportero gráfico Pablo Piovano las que marcaron a fuego el caso del hombre que murió afectado por estar en contacto con los agroquímicos en los campos de Basilvalbaso, la localidad entrerriana donde nació, vivió, agonizó y finalmente murió hoy  Fabián Amaranto Tomasi.

Su vida duró 52 años y sufrió de polineuropatía tóxica severa y atrofia muscular generalizada, según el diagnóstico médico.

Hacía cinco días que estaba internado por una neumonía que lo terminó matando.

Los desprevenidos cordilleranos que vivimos de este lado del país no conocíamos su caso, pero aquellas fotos de Piovano expuestas al final de 2017 fueron muy impactantes y nos ubicaron en otra dimensión y realidad propia de las llanuras y los esteros. 

El certificado de la Anses sobre su mal adquirido por su trabajo de fumigador es el llamado "mal del zapatero".  

Con su cuerpo torciéndose se transformó en un militante de la lucha contra estos compuestos utilizado para fumigaciones extensas en los campos cultivados con soja.

En el perfil de Facebook se puede leer: "Hoy, su cuerpo, una especie de esqueleto viviente, no dio para más, murió, literal y lentamente envenenado".

"Si a nuestro flaquísimo comprovinciano, lo hubiera matado un motochorro para robarle el celular, el titular sería contundente: Fabián Tomasi fue asesinado. En este caso, los asesinos son poderosos y el Estado es el cómplice, por eso, la escueta noticia del diario dice eufemísticamente: Murió Fabián Tomasi".

El portal del diario cordobés La Voz del Interior rescata una entrevista al ahora recordado Tomasi. 

"Mi caso es extremo por haber trabajado sin ningún cuidado. Pero no hay que perder de vista que son sustancias destinadas a matar. Esto es inviable, no hay manera de tirar millones de litros de veneno al ambiente y pensar que eso no va a provocar ningún daño", cita el medio mediterráneo.

Tomasi murió hoy pero su imagen seguirá ganando premios por lo que su piel adherida a sus huesos curvados por la enfermedad, denunciaron a través del lente periodístico.

Esta nota habla de: