Así se opera para embarrar la previa de un Superclásico copero - Mendoza Post
Miércoles 6 May 2015
porEmanuel Tristán
Editor de Deportes

Las operaciones mediáticas no sólo giran en torno a la política. En el fútbol también existen, sobre todo para desviar el foco de atención de lo estrictamente futbolístico en las horas previas a un evento trascendental como lo será la serie de superclásicos de los octavos de final de la Copa Libertadores.

Acá te presentamos el manual de una buena operación para embarrar la antesala del duelo copero más importante del año.

El paso principal: buscar un referente y atacarlo

En River Plate, por trayectoria, identificación y goles, Fernando Cavenaghi es posiblemente el jugador más querido del actual plantel dirigido por Marcelo Gallardo. Su situación es delicada teniendo en cuenta que se viene dudando hace tiempo de su productividad, como así también de su peso. Siempre que finaliza un torneo se habla de su posible salida, y ahora fue la cara visible elegida para el golpe.

Si el ataque implica un escándalo sexual, el impacto mediático será viral. Por eso nunca puede faltar una infidelidad en el medio.

Cavenaghi, el "malo" de los rumores riverplatenses.

El rumor lo lanzó el lunes por la noche el periodista partidario Pablo Calvari, quien recibió insultos, amenazas, cuantiosas críticas y por eso desde este miércoles su cuenta de Twitter está bloqueado (y sus tuits protegidos, por lo que hay que seguirlo para leerlo). Calvari tiró el palito y los chimenteros hicieron el resto, acusando que Fernando Cavenaghi habría tenido un encuentro cercano con la esposa de Carlos Sánchez.

Ningún portal deportivo se hizo eco de la acusación, y tan sólo algunos sitios sensacionalistas se animaron a tirar la información que luego se hizo viral. El mundo River bancó al Gordo prácticamente en su totalidad, desestimando la "información" de Calvari, y el propio delantero millonario hizo una aclaración desde su Twitter (@Fercaveoficial):

"Gracias a todos por sus mensajes de apoyo. Como capitán del equipo vale aclarar que la comunión con todos mis compañeros es excelente y no existe ningún problema de ningún tipo, todo lo contrario. Somos un grupo muy unido que está logrando cosas muy importantes para el Club. No es casualidad que haya mucha gente que quiere hacernos mal y sobre todo ante partidos tan importantes como los que vienen. De mi parte queda todo más que aclarado, no hay que dejarse contaminar por gente que no tiene vida. Un fuerte abrazo al mundo Millonario, tema terminado. Abrazo, Fer".

Carlos Sánchez, "la víctima".

En la vereda de enfrente, el que la ligó fue, como no podía ser de otra manera, Daniel Osvaldo. El mediático delantero xeneize tuvo una trilogía de hechos que empezó con una supuesta gresca en el vestuario con Fernando Gago, luego de la victoria ante River del domingo pasado. ¿Los motivos de la bronca con el volante central? El rumor contaba que Gago se había metido con Jimena Barón e incluso los más osados se animaron a ventilar una ruptura de la pareja entre el jugador y la actriz, y que el propio Osvaldo desmintió de esta manera en su cuenta de Twitter:

La historia continuó con un fotógrafo de la revista Paparazzi que acosó al delantero a la salida de una práctica, y lo siguió desde Casa Amarilla, en La Boca, hasta Lanús. Fastidiado, el futbolista confrontó al reportero gráfico y le pateó la puerta de su auto. Un día después fue fotografiado en Puerto Madero fumando.

A Osvaldo también le metieron infidelidad, pero además lo condimentaron con IVA.

Información real o falaz, la idea es ensuciar

Confirmar o desmentir los rumores dependerá del tiempo, tal como ocurrió con el inolvidable caso de Ameli y Tuzzio. Quienes ventilan las acusaciones aseguran tener pruebas fehacientes o bien fuentes altamente confiables. Quienes los desestiman, también cuentan con razones moralmente irreprochables.

Lo cierto es que, sea verdad o mentira, el único motivo por el cual estas historias salen a la luz en este contexto temporal es indudablemente a causa de operaciones para embarrar la previa de un partido en donde todo sirve para sacar ventaja sobre el rival.

Se vienen dos River - Boca / Boca - River por los octavos de final del torneo continental más importante de América, y esto entonces no debería sorprendernos en lo absoluto.

El primero de los tres superclásicos quedó para Boca. Ahora se vienen los dos más importantes.

Osvaldo y Sánchez, dos de los afectados, disputando la pelota el domingo pasado.

Foto de portada y última foto: Juan Ignacio Roncoroni / EFE