Quiénes promueven la anarquía - Mendoza Post
Sábado 1 Sep 2018
porCarlos A. Pissolito (*)

La anarquía, como tal, es el peor y el más temido de los estados políticos. Implica la incapacidad del Estado para ejercer el monopolio legítimo de la violencia.

Como tal, si se consolida y se prolonga en el tiempo y en el espacio, es la antesala del Estado fallido.

Estamos comenzando a recibir noticias de saqueos esporádicos y de algunos otros signos de violencia social molecular.

Algunos, quieren simplificar estos hechos mediante la simple manipulación de agentes de una oposición inescrupulosa y dispuesta a todo.

Algo o mucho de eso puede haber. Pero sería un error considerarla la causa y no la condición o hasta una mera circunstancia de lo qué está pasando y lo de lo qué puede pasar.

Mis estudios sobre el tema me lleva a la conclusión de que este tipo de agitación anarquizante se hace con vanguardias, pero una vez que una serie de condiciones de base se dan.

Estas vanguardias se componen de la siguiente forma:

? Los uniformados resentidos: son expulsados o marginados de las FFAA o FFSS. Son muy pocos, pero muy peligrosos por sus conocimientos profesionales. Tal es el caso de Urien y los miles de policías exonerados.

? Los revolucionarios convencidos: son una minoría que usa los desordenes para sus fines políticos específicos. Como es el caso de Jones Huala, el líder de la RAM.

Jones Huala, líder de la RAM.

? Los lumpen: son los que no tienen nada que perder.

? Los delincuentes: de profesión u oportunistas que son la mayoría como es el caso del narcotráfico que apuesta al río revuelto.

Los delincuentes de profesión apuntan al narcotráfico.

La combinación de los uniformados resentidos con los revolucionarios convencidos es la más peligrosa de todas. Los lumpen y los delincuentes solo acompañan.

La primera condición para resolver un conflicto es conocer su verdadera naturaleza. Y para hacerlo a nuestro favor es conocer y entender a lo que nos enfrentamos.