Iglesias: "La sociedad me reclama por qué no lo meto preso a Lobos" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 27 Ago 2018Lunes, 27/08/18 atrás

Tal como denunció el Post, el ex intendente justicialista de Guaymallén, Luis Lobos y su esposa Claudia Sgró, financiaron cientos de "ñoquis", sobresueldos y  "retornos". Sin embargo, cayeron por un fraude a la administración pública que esta semana será juzgado, y que fue realizado a través del cobro fraudulento del sueldo de una falsa empleada municipal llamada Laura Fara y de su hijo Pablo Müller, quienes además eran la empleada doméstica y el jardinero de María Elena Fernández, la suegra de Lobos y madre de Claudia Sgró, respectivamente.

"Tenemos montones de anécdotas respecto a gente que no sabía que estaba nombrada en servicios públicos y no sabía dónde quedaba el lugar", dijo Marcelino Iglesias, actual intendente de Guaymallén.

"El caso fue la punta de un iceberg, no fue un caso aislado, pero este tuvo la característica que los damnificados se animaron a denunciar, pero era el modus operandi del justicialismo reinante en guaymallén", aseguró el jefe comunal a Te Digo Lo Que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 6:50 a 9:00 en Radio La Red Mendoza 94.1-.

Y agregó que "antes de asumir en Guaymallén, tenía casi 600 adscriptos, es decir empleados de la Municipalidad que estaban en otros lados, y solo muy pocos estaban trabajando. Hoy la mayoría no están en el Municipio o están trabajando. Esto se hacía con la vista de todos y con la complicidad de otros funcionarios".

Iglesias confirmó que "los abogados de la Municipalidad van a pedir que la pena sea de cumplimiento efectivo. Yo di la instrucción política para eso, yo quiero que la sociedad, que me reclama por qué no lo meto preso a Lobos, y yo les digo que no es mi facultad, pueda tener las obras que no tuvieron durante muchos años. Me da bronca e impotencia que se haya despilfarrado el dinero de las obras elementales".

En referencia a las críticas del peronismo hacia su gestión y sus dichos contra el partido, el intendente remarcó: "Son unos caraduras. Unos inconsecuentes. El caso del justicialismo en Guaymallén ya hay que analizarlo desde el punto de vista de la ciencia médica. Ellos recuperaron la voz y perdieron la memoria sobre todas las complicidades que tuvieron en el kirchnerismo cuando gobernó acá Abraham y Lobos". 

Y añadió: "El justicialista fue ciego, sordo y mudo, parece que nacieron de un repollo y apenas se demora una obra salen a protestar. Se gastaron la plata en ñoquis y clientelismo. Eso no pasa más, lo corté de cuajo, y eso no me lo perdonan ni me lo van a perdonar".