Advierten que la reducción del reintegro a exportaciones es "inadmisible" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 15 Ago 2018Miércoles, 15/08/18 atrás

En las últimas horas, la Federación Económica de la Provincia de Buenos (FEBA) y la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA), expresaron su preocupación por el anuncio del Gobierno de reducir los pagos en concepto de reintegro a las exportaciones industriales y calificaron la medida como "inadmisible".

A través de un comunicado conjunto, las entidades aseguraron que la medida tendrá como único fruto "la disminución del trabajo genuino y la destrucción de la industria nacional competitiva a nivel mundial".

Asimismo, el escrito afirma: "En momentos, en que la especulación financiera hace imposible, con las tasas fijadas, cualquier actividad productiva, basada en el trabajo, se castiga a la industria exportadora causando un daño irreparable a la misma".

"Se beneficia a la especulación y se castiga el trabajo. En una palabra se atenta contra la subsistencia de una estructura industrial que demandó grandes esfuerzos y sacrificios en su construcción", sostiene el texto.

Y prosigue: "Las PYMES, que representamos, tienen grandes dificultades por la falta de mercado interno, financiamiento imposible y como si esto fuera poco hoy se desactiva una herramienta que permitía ocupar otros mercados en la búsqueda de la subsistencia. En una palabra, la medida tomada, marcha en el camino contrario del que debería recorrerse".

La medida afecta a la industria vitivinícola

Los industriales advierten: "Las medidas anunciadas atentan contra la credibilidad del gobierno, dado que se contradice flagrantemente con el discurso de los funcionarios del Ministerio de la Producción, que admiten la fuerte recesión de los próximos meses y pone en jaque a la industria nacional".

"Es de destacar que esta industria es la única capazde generar divisas genuinas para paliar la crisis interna", culmina el escrito que lleva la firma de ambas cámaras.

Más allá del documento firmado por ambas entidades, está claro que la medida impulsada por el gobierno golpea a las economías regionales, incluida la vitivinicultura.