Post: Mendoza PostViernes 10 Ago 2018 6 días atrás

Ana María Andía, diputada por Cambiemos, conversó con Te Digo Lo Que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 6:50 a 9:00 en Radio La Red Mendoza 94.1- acerca del proyecto para regular la venta de misoprostol, que se encuentra prohibida en Mendoza desde el año 2009.

En primer lugar, la diputada expresó que "es muy necesario derogar esta ley de 2009, porque en definitiva lo que hace es colocar obstáculos a la posibilidad del uso ambulatorio del misoprostol".

"Si bien el miércoles fue rechazado en el Congreso la posibilidad de legalizar el aborto, hoy y desde hace casi 100 años, desde 1921, el aborto es un delito en general, pero esta despenalizado con un modelo de causales. El Código Penal dice que el aborto es un delito, pero no cuando hay una causal de violación, de riesgo a la salud o riesgo para la vida. Esto no siempre se ha aplicado correctamente, han existido barreras de distintas naturalezas", agregó.

Según explicó Andía, "para la interrupción del embarazo, dentro de los casos que encuadran en esas causales, la alternativa recomendada por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de la Nación, es la droga llamada misoprostol. Hay otras alternativas, como la aspiración manual endouterina y el legrado, pero son más cruentos y exigen internación".

"La ley coloca obstáculos a la posibilidad del uso ambulatorio del misoprostol".

La diputada explicó que "la ley del 2009 solo permite el uso del misoprostol en espacios institucionales sanitarios. Es decir que para acceder a la droga la mujer necesita ser internada, lo cual es una situación absurda porque el tratamiento es ambulatorio, y la ley impide que la droga sea comprada en la farmacia o entregada por la obra social".

"El mismo profesional que puede identificar si hay riesgo para la salud o la vida es quien lo puede indicar. En caso de violación, con una declaración jurada de la persona involucrada es suficiente, tal como lo dice con absoluta claridad la Corte Suprema de la Nación", agregó.

La diputada aseguró que la ley de 2009 es "restrictiva" y que "lo que ha generado es un crecimiento del mercado negro. La droga no se puede comprar en farmacias, pero se consigue, con precios desorbitantes. Llega de otras provincias, hay profesionales de la salud que los venden a precios muy por encima de los precios regulados de cualquier medicamento".

"Una caja cuesta entre 3.200 y 3.300 pesos". 

Andía explicó que "el misoprostol tiene varios usos, se usa como protector gástrico, para inducir el trabajo de parto, para controlar una hemorragia post parto, para la expulsión de un feto muerto, o para iniciar un aborto inducido. Se puede usar por vía oral o vaginal, o solo vaginal. Normalmente se usan dos dosis, a veces son necesaria tres".

"Lo que la mujer va a registrar es que se inicia una hemorragia, se utiliza en el primer trimestre de embarazo, si bien la Organización Mundial de Salud indica que en ciertas circunstancias se puede usar después de las 12 semanas, y lo que necesita la mujer es un control médico para garantizar que no es necesario completarlo de manera instrumental. Son pocos los casos que requieren internación pero es importante el control médico", agregó.

Por último, la diputada detalló que "las únicas provincias que tienen una legislación restrictiva sobre el Misoprostol son Mendoza y San Juan. Una caja cuesta entre 3.200 y 3.300 pesos, que tiene 16 comprimidos, y para cada dosis se utilizan cuatro comprimidos".