Una mujer fingió su secuestro y el de su hija para sacarle plata a su pareja - Mendoza Post
Miércoles 8 Ago 2018
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Un comerciante de Mendoza tuvo que pagar $200 mil porque habían secuestrado a su esposa e hija de 3 años. Tras ser liberadas, la investigación continuó y arrestaron a los tres secuestradores. Éstos "batieron" todo y le contaron al juez que en realidad fue un autosecuestro organizado por la esposa del comerciante para sacarle dinero.

El supuesto secuestro ocurrió el 30 de mayo pasado. El hombre, que tienen un negocio en el centro de Mendoza, recibió llamados durante la mañana de ese día de un hombre que le dijo que tenían secuestradas a su hija y esposa. Incluso, le enviaron fotos y videos en el que tenían a la niña apuntada con un arma.

El comerciante denunció el hecho y terminó pagando el rescate para que liberaran a su hija y a su pareja. Sin embargo, tal secuestro nunca existió, fue un ardid organizado por su esposa en complicidad con una banda para sacarle dinero.

Marcelo Garnica, juez federal en Mendoza, y la fiscal Alejandra Obregón, iniciaron una investigación para dar con la banda. Los magistrados fueron en busca de los secuestradores, tal vez con alguna sospecha sobre la víctima. Las fotos mostraban a la nena apuntada con armas de alto calibre, era difícil pensar que una madre sometería a semejante aberración a su hija, pero lo cierto es que lo hizo.

Ver: Pagaron rescate por el secuestro de una mujer y su hija en Guaymallén

Primero, los pesquisas hallaron el lugar donde estuvieron supuestamente cautivas y con otras pruebas lograron dar con los autores: "El Moneda", de 27 años, arrestado en el Este; Hernán B, de 25, fue detenido en el barrio Escorihuela; y a Natacha J, de 19, aprehendida en el Asentamiento Buena Nueva. En los domicilios de los autores del secuestro encontraron armas de fuego, teléfonos y documentación que sirvió para esclarecer el caso.

Los tres fueron imputados por el delito de secuestro extorsivo pero decidieron "cantar" para obtener algún beneficio de una pena menor cuando sean condenados.

Le contaron al juez Garnica que para llevar adelante el hecho contaron con la colaboración de la madre de la niña y de una amiga de ella, identificada como Johana A., de 25 años, quienes fueron detenidas este martes.

Esta nota habla de: