El dólar alto favoreció la mayor venta externa de vino: creció 18% - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 8 Ago 2018Miércoles, 08/08/18 atrás

La devaluación de abril pasado perjudicó a unos pero favoreció a otros, y finalmente, las bodegas exportadoras comenzaron a sentir en julio el impacto ya que empezaron a apuntalar negocios en segmentos que no les eran rentable, por precio. 

Según  informó el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), la exportación de vinos fraccionados creció nada menos que un 18,2% en julio, frente a igual mes del año anterior, a 196.954 hectolitros.

Así, con el aumento del último mes, lograron reducir a la mitad la caída acumulada en todo el año, ya que hasta julio registró una baja de 2,1%, mientras que a junio esa reducción era de 5,7% interanual, según el INV.

 "Es una primera señal de lo rápido que puede reaccionar el sector vitivinícola con un tipo de cambio favorable; porque la Argentina es competitiva en cuanto a sus productos, pero no en sus costos", comentó Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola (UVA) a El Cronista

"Si bien un mes no alcanza para un cambio de tendencia, sí se nota un rebote y esperamos que en agosto se confirme ese cambio.  Algunas bodegas comentan que, gracias a eso, están volviendo a vender algunos productos que habían discontinuado. Otras de volumen, que venden vino fino de menor precio, pueden ahora volver al ruedo", agregó.

La exportación de vinos en botella creció 17,9% en julio, a 196.954 hl., y acumula una baja de 2,6% interanual en lo que va de 2018. 

En tanto, los tetra-brik crecieron 28,6% en el mes, a 13.305 hl, por la mejora de la competitividad (desde una base muy baja, ya que en los últimos años perdieron mercado por el escaso margen), y suman un alza de 5,1% hasta julio. 

A la devaluación se suma también otro factor a favor: la última cosecha europea fue afectada por heladas tardías, por lo cual fue escasa en muchos países del Viejo Continente. Y la cosecha de Sudáfrica fue afectada por sequía. 

La devaluación, junto a esa menor disponibilidad internacional de vino europeo, también incentivó otro negocio: el del vino a granel, que creció 150% interanual en julio, a 53.759 hl., si bien desde una base muy baja, porque se estaba vendía muy poco en 2017. En el año, el vino a granel acumula un alza de 29,4%, a 229.518 hl.