Las mejores apostillas que rodearon el discurso de Pérez - Mendoza Post
Viernes 1 May 2015
porAna Montes de Oca
Periodista

La última exposición legislativa de Francisco Pérez no estuvo exenta de curiosidades. El Post estuvo allí y te las cuenta como nadie:

Sueltame pasado

La presencia de la división de Infantería de la Policía de Mendoza con fusiles FAL a la entrada de la Legislatura no cayó muy bien: algunas personas comentaban que no era necesario traer esos “recuerdos de otras épocas”.

¿Temor a Cornejo?

La llegada del gobernador Pérez se retrasó unos 25 minutos debido a que, a la hora en que estaba entrando su auto por calle España, Alfredo Cornejo y Laura Montero estaban dando una nota justo en la esquina de España y Peatonal. Paco Pérez tuvo que quedarse dentro del auto en la calle Montevideo para evitar cruzarse con el candidato radical, mientras el personal de prensa y de protocolo ardía de furia. 

Una vez que Cornejo terminó la entrevista, Pérez decidió caminar con su esposa y sus hijos (todos tomados de la mano como los stikers de los autos) lo que hizo que los periodistas, camarógrafos y fotógrafos se abalanzaron retrasando aún más la llegada. La gente de prensa del gobernador ya no sabía qué hacer para que Pérez dejara de responder preguntas y entonces empezó a rogar la colaboración de los periodistas.

A Pérez se le subió el azúcar

Cuando le consultaron por su salud y si había tenido alguna preocupación específica que detonara la internación, el gobernador enumeró varias: las paritarias de salud, la preparación del discurso, la convocatoria por el Atuel, entre otras fueron las razones de que “se me subiera el azúcar”, explicó. Se sonrió irónicamente ante la pregunta de si estaba medicado pero respondió su mujer Celina: aseguró que “no está tomando nada”.

Los curiosos “contratistas de viña de Ugarteche”

A la entrada de Peatonal esperaba al gobernador un grupo de unas 50 personas con pecheras amarillas sin ninguna leyenda. Había hombres, mujeres, niños, bebés y adolescentes. Al consultarles quiénes eran varias mujeres no sabían qué responder y le consultaron a un señor que dijo que eran “contratistas de viña de Ugarteche”. Gente de protocolo del gobernador le recordó que “fuera a saludar a los viñateros”. Luego de los saludos y las fotos, Mendoza Post escuchó a un par de “contratistas” hablar por teléfono y organizando al resto de la gente para encontrarse más tarde en la plaza “y ahí terminamos de arreglar todo”.

Bermejo, con banca propia

A diferencia de su primera asamblea en 2012 donde los distintos intendentes enviaron a sus “barras” para apoyar al nuevo gobernador, esta vez no se vio una gran cantidad de “muchachos peronistas”. Al contrario, hubo un grupo de jóvenes de “La Discépolo” con carteles de apoyo a Adolfo Bermejo que, en el momento en que comenzó el discurso de Pérez, se acercaron a la puerta de la legislatura y ensordecieron con sus gritos y bombos al sonido de la pantalla gigante que se apostó al frente de la legislatura. Era clarísimo que no les importaba nada de lo que decía Pérez.

¿Y dónde está la fecha?

Como todos los años, el gobierno presentó el libro de informe de gestión. Un total de 370 páginas en papel encerado que tiene un grave error: no queda claro en ningún lado si el informe es sobre el último año o engloba los casi 4 años de gobierno de Paco Pérez.