Policía bonaerense baleada por motochorros: "Me dispararon, me estoy muriendo" - Mendoza Post
Policía bonaerense baleada por motochorros: "Me dispararon, me estoy muriendo"

La víctima es madre de una nena y lucha por su vida. Su esposo, también policía, quiere dejar la fuerza.

Policía bonaerense baleada por motochorros: "Me dispararon, me estoy muriendo"

Por: Mendoza PostDomingo 29 Jul 2018

Una oficial de la Policía Bonaerense fue herida de gravedad en las últimas horas cuando dos "motochorros" le dispararon en el cuello para robarle su arma reglamentaria en la localidad bonaerense de Ituzaingó.

Este ataque fue el segundo ocurrido el sábado a personal femenino de la Policía Bonaerense, ya que la agente de la Policía Local de Almirante Brown Tamara Ramírez, de 26 años, falleció tras ser baleada en la cabeza luego de que un delincuente -luego detenido- ingresó a robar a su casa, en la localidad de Glew, y efectuó al menos dos disparos tras forcejear con el padre de la víctima fatal.

Durante ese episodio también resultó herido su esposo, Mariano Albornoz, integrante de la misma fuerza.

La pareja de policías que resultó herida.

Fuentes policiales informaron que la víctima es Lourdes Espíndola, quien se desempeña en el Comando de Patrullas de Moreno y al momento del asalto salía de cumplir un servicio de Policía Adicional (Polad). 

"Me dispararon, me estoy muriendo", alcanzó a escribir la oficial a su marido mediante su teléfono celular, según informó el canal Todo Noticias (TN).

El hecho se produjo en estación peaje Quintana (Autopista del Oeste), donde Espíndola fue abordada por ambos delincuentes cuando esperaba el colectivo para regresar a su casa.

El marido de la víctima dijo que ya no quiere estar en la fuerza.

Espíndola se trabó en lucha con los delincuentes, uno de los cuales le disparó en el cuello y le sustrajeron el arma reglamentaria, aunque no el dinero que llevaba encima, y luego se dieron a la fuga.

Los pesquisas estimaron que la intención de los "motochorros" era directamente atacarla para sustraerle el arma a la oficial, quien es mamá de un nene de 6 años.