Post: Mendoza PostMiércoles 11 Jul 2018Miércoles, 11/07/18 atrás

Los jóvenes futbolistas y el entrenador que estaban atrapados en una cueva en Tailandia, perdieron mucho peso durante los últimos 15 a 17 días en los que estuvieron atrapados. Especialmente porque los primeros 9 días no comieron nada y permanecieran en total oscuridad.

Durante las últimas horas, los chicos han sido internados en cuarentena en el hospital por lo que aún no han podido recibir un abrazo de sus padres, según informó diario Clarín.

Los primeros cuatro chicos rescatados el primer día ya pueden comer y caminar normalmente mientras que los que salieron después deben mantener una dieta blanda todavía a base de pollo y arroz. Uno de los chicos del último grupo tiene una infección en el pulmón y otros dos chicos del primer grupo también.

Los expertos hablan de la posibilidad de que en estas horas los acechen las pesadillas, la claustrofobia, la tristeza o los ataques de pánico tras una experiencia tan traumática. Esas amenazas fueron resumidas por el diario The Telegraph como el "Mal de la caverna".