Post: Mendoza PostMiércoles 11 Jul 2018Miércoles, 11/07/18 atrás

La familia Fortunato se comunicó, a través de un escrito, con Diario San Rafael y explicó los motivos de la recusación al juez Hernández quien, luego de esta, tomó la determinación de abrirse del caso.

El magistrado decidió apartarse de la causa tras una presentación de Tíndaro Fernández que aseguró la existencia de un vínculo entre el magistrado y el abogado de la acusada, Alejandro Cazabán.

Luego de ser reemplazado por María Eugenia Laigle en el tribunal, Hernández emitió un comunicado asegurando no tener relación con la defensa de Julieta Silva. Ante esto, los Fortunato se expresaron a través de una carta.

El vínculo con Cazabán dejó afuera de la causa al juez Hernández.

"No tenemos sospecha de ningún integrante del Poder Judicial, ni estamos enfrentados con ningún magistrado", aseguraron.

"Hemos utilizado respetuosamente los mecanismos legales para lograr el apartamiento en la causa del juez Ariel Hernández, convencidos que su vinculación con el abogado defensor de la acusada implicaría su falta de imparcialidad al momento de dictar sentencia", continuaron.

"Sabemos y lo podemos acreditar, de su vinculación con el defensor de quien diera muerte a nuestro hijo y eso es más que suficiente para pedir su apartamiento de la causa", detalló la familia en la carta.

Finalmente dispararon contra el el otorgamiento de la prisión domiciliaria para Silva y remarcaron: "No queremos ser nuevamente sorprendidos. Aceptaremos el dictamen de la Justicia, siempre y cuando el fallo final sea dictado por un Tribunal donde ninguno de sus integrandes esté sospechado de parcialidad".

Laigle será quien reemplace al apartado Hernández.